Noticias ambientales

Lecciones sobre la crisis en Madagascar.

Entrevista con Erik Patel


En marzo 17 del presente año el presidente de Madagascar, Marc Ravalomanana, renunció a su cargo. Esto despejó el camino para que Andry Rajoelina, alcalde de la capital de Madagascar, con ayuda militar, se posicionara como presidente.



El descontento y la confusión, que usualmente acompañan el mencionado golpe de estado, trajeron el desastre para muchos de los tesoros biológicos de Madagascar. En los días de la renuncia de Ravalomanana, pandillas armadas, supuestamente financiadas por comerciantes chinos, ingresaron a dos de los famosos parques nacionales, Marojejy y Masoala y comenzaron a talar la madera de palo de rosa y ébano, al igual que otras maderas de parque.



Erik Patel con Néstor el mejor rastreador de Silky Sifaka. Fotografía de Erik Patel.

El saqueo duró varios meses. Los guardabosques fueron forzados a dejar sus puestos de trabajo y los parques fueron oficialmente cerrados. El turismo se frenó completamente en un país donde la mitad de los niños menores de cinco años está desnutrida, esto es trágico para las economías locales. Adicionalmente los países occidentales suspendieron muchas de sus ayudas financieras al país, en el momento preciso cuando la gente más las necesitaba.



La situación comenzó a calmarse al terminar el verano. Una muestra de ésto es la acción reciente de las autoridades de Madagascar al bloquear un embarque de madera, hasta tanto no sea pagada la multa al gobierno.



Sin embargo ahora, la crisis se ha calmado –al menos por ahora- es tiempo de hacer un balance. Con el fin de hacer eso, Mongabay habló con Erik Patel, un experto y asiduo visitante de Madagascar, sobre la grave amenaza de los orangutanes Silky Sifaka , para conocer de primera mano cuál es el daño aparente y ver que lecciones se pueden aprender.






Mongabay.com: Recientemente estuvo en Madagascar ¿Qué observó? ¿Qué tan grave es el daño?




Erik Patel: Fue un alivio ver que Marojejy N.P., el cuestionado parque de Madagascar, con el área de diversidad biológica más protegida, fue finalmente reabierto después de haber sido cerrado (debido al caos asociado con la tala masiva ilegal) por primera vez en su historia. Cuando estuve allá en el pasado mes de Mayo, una relativa calma había retornado a la zona turística, la cual estaba protegida por media docena de policías de Sambaya , una cercana ciudad costera . Mañana voy a ingresar al parque para comenzar, por seis meses, un nuevo estudio sobre los orangutanes Silky Sifaka. Creo que nuestra presencia allá detendrá la tala en la pequeña región que estaremos ocupando.



Tala ilegal en Madagascar . La foto fue tomada anónimamente.

Se sabe que la tala selectiva de madera preciosa en Madagascar, como es la rosada, está acompañada del incremento de incendios y caza. Durante las cinco semanas, cuando miles de personas entraron a Marojejy informaron que la caza aumentó, especialmente la de anguilas, cangrejos y pequeños mamíferos, al igual que la de orangutanes.



Mongabay.com: Existe algún progreso sobre el terreno?




Erik Patel: Aunque la pequeña zona turística ahora está en calma, existe información que la tala de madera rosada esta ocurriendo en una alejada zona al norte del parque, donde hay una vía con acceso directo a Sambaya. Aún más preocupante es el hecho que egoístas delincuentes están próximos a recibir una enorme paga, pues 35 Millones de dólares de madera rosada está en el puerto de vohemar, en cerca de 170 grandes contenedores.



Mongabay.com: Porqué se refiere a tala en el Parque Nacional de Marojejy como a una “tragedia con maleantes “



Transporte ilegal de madera en Madagascar . Fotografía tomada por un anónimo.




Erik Patel: La tala de madera ha contrariado a las comunidades locales, al atropellar las creencias y preceptos de sus pobladores. En la tradición de la cultura sakalava, el ébano es una madera sagrada que solamente puede ser cortada por los sacerdotes, quienes dirigen las ceremonias tradicionales con bastones fabricados de esa madera.



El jefe de policía de Ankalontany, sakalava, una villa al norte de Madagascar, explica que en el 2005 algunos desconocidos vinieron a nuestra aldea. Comenzaron a cortar ébano y no tenían permiso. Pedimos su autorización, pero contestaron que no tenían porqué mostrar documentos .Dijeron que tenían autorización policial y que no podíamos detenerlos “.



Tala en Madagascar . Fotografía de Erik Patel.

Laurent Tutu, presidente de the forest association of Ankalontany, comentó:”Nos duele ver la forma como cortan nuestros árboles.El bosque pierde su personalidad “



El valor de tales reservas es asombroso. En Vohemar y Antalaha, la Madera rosada, de alta calidad, es comprada por los exportadores chinos por un valor de $5 a $6 dólares por kilogramo y en algunos casos por valor de $10 a $11 dólares. Al comparar , el pago a los pobladores locales es solamente de 3.000AR a 5.000AR, diarios por encontrar, cortar y arrastrar las enormes piezas de madera. Una pieza de tres metros o “bola bola” con peso de aproximado de 150 Kilogramos es avaluado en cerca de $300 USD (ver gráfico No.4) que es mayor que el promedio de ingreso anual per cápita en Madagascar, fijado en $255 USD (US AID 2005). Un solo árbol de madera rosada de 25 metros de altura puede tener de 400 a 500 años de edad, con un precio al detal de aproximadamente $3750 USD.



Mongabay.com: Cómo podría la tala afectar a los Silky Sifaka?




Erik Patel: Generalmente, el negativo impacto ecológico de la tala selectiva de madera rosada incluye la violación de los preceptos locales, al igual que consecuencias ecológicas, tales como el aumento de la probalidad de incendio, invasión de especies, hábitat dañado y pérdida de diversidad genética.



Madre de un Silky Sifaka con uno de sus hijos y el bebé de otra madre. Fotografía de Jeff Gibbs.

En el caso particular de Marojejy, la insostenible y selectiva tala manual ha tenido severos efectos adicionales que incluyen la pérdida de turismo, la creación de nuevos y grandes experimentos, aumento de la caza y la probable destrucción de especies alimenticias para los Silky Sifaka (Propitecus candidus), uno de los más raros primates del mundo. Pocos árboles de madera rosada (Dalbergia louveli) han sido encontrados dentro del hábitat de mi principal grupo de estudio de Silky Sifaka, en el campo 2 (Marojejy) de Marojejy, que ocasionalmente comen hojas de palisandro (Dalbergia louveli) en el Parque Nacional Ranomafana y los Sifacas de Diademed que también consumen hojas de esta variedad.



Mongabay.com: Muchas de las especies de árboles que están siendo taladas se consideran amenazadas (es decir, vulnerables o amenazadas de acuerdo con concepto de la IUCN (International Union for Conservation of Nature) que en Madagascar protege estas especies.




Erik Patel: Es vergonzoso e intolerable que nada de la preciosa madera que se está agotando rápidamente , tal como la madera rosada y el ébano, no reciban protección alguna por parte de Convention on International Trade in Endangered Species (CITES). La madera rosada Dalbergia nigra, de Brasil, clasificada como vulnerable por la IUCN, es el único tipo de madera rosada que se encuentra protegida en el mundo por la institución. Aunque la Dalbergia louveli encontrada en el Parque Nacional de Marojejy, se encuentra aún más amenazada, ésta no ha sido todavía incluída en las listas de CITES.



Niños en Akavandra. Fotografía de Rhett A. Buttler.

Al extender la regulación de Dalbergia louveli, se requiría que los países importadores y exportadores verificaran que las compras de madera se hicieron legalmente y que la tala no perjudica las especies sobrevivientes. Al igual que las grandes hojas del caobo, la principal especie maderable latinoamericana, CITES podría ser la única vía para reducir la explotación insostenible de la madera preciosa de Madagascar. Sin embargo, al igual que las grandes hojas de caobo, hacer cumplir las regulaciones internacionales será difícil y requiere de un nuevo y efectivo sistema multilateral de costos para determinar si las exportaciones de madera han cumplido o no con el criterio de no perjudicial y legal.



Mongabay.com: Cómo recomendaría abordar la pobreza en Madagascar al mismo tiempo que salvaguardar sus tesoros ecológicos?




Erik Patel: La tala de Madera rosada esta menos ligada a la pobreza local que otras formas de alteración del hábitat, porque sus residentes reciben poco dinero de los barones en Antalaha.



Los esfuerzos crecientes de la aldea para ayudar a la planeación familiar, es decir el control de la natalidad, se necesitan en la región de Majorehy/Andapa , la cual tiene una de las más altas densidades de población en Madagascar.



Hembra adulta con bebé de seis meses. Fotografía de Jeff Gibbs.

El incremento del turismo a Marojejy y al sudeste de Anjanaharibe puede ayudar a mitigar la pobreza local así como a proteger estos tesoros ecológicos.



Mongabay.com: Qué lecciones sugeriría usted que la gente podría aprender de esta crisis.




Erik Patel: Dada la corrupción existente a todo nivel, es difícil para nosotros hacer mucho, pues cerca de 35 millones de dólares de madera rosada, talada ilegalmente, (desde Marojejy and Masoala) está lista para ser exportada desde Vohemar.



Los medios de comunicación son nuestra única arma. La tala extensiva, selectiva e ilegal que está ocurriendo en Marojejy y Masoala cambia el antiguo concepto sobre que la tala comercial, a gran escala, realmente no ha ocurrido en los bosques de Madagascar. En razón a la caza silvestre, la recolección de otros productos forestales, las nuevas vías dentro del parque y los cierres del mismo, son ahora conocidos como aliados de la tala de madera en Marojejy y Masoala, valdría la pena revaluar si ”una elevada y selectiva tala de madera preciosa, a pequeña escala, como es la rosada y el ébano, no tenga serios impactos ecológicos totales…” (IUCN, 2007, p.6).



Documentary video on silky sifakas, featuring Erik Patel:


Angels of the Forest: Silky Sifaka Lemurs of Madagascar from Sharon Pieczenik on Vimeo.







To learn more about the silky sifaka: http://erikpatel.com/index.html