Noticias ambientales

La certificación de la madera no es suficiente para salvar las selvas

Los activistas de Rainforest Action Network expresaron su apoyo al esquema de certificación Forest Stewardship Council (FSC) pero dicen que se necesitan medidas políticas más fuertes para controlar la deforestación..


Durante las décadas de los 80 y 90, las presiones de grupos activistas llevaron a que algunas de las empresas madereras y minoristas más grandes del mundo aunaran fuerzas con ambientalistas para formar el Forest Stewardship Council (FSC), un estándar de certificación que busca reducir el impacto ambiental de la producción de pulpa y papel de los bosques naturales. A pesar del escepticismo inicial sobre si los compradores pagarían una prima por productos forestales más verdes, FSC creció rápidamente y para el año 2000 se convirtió en un estándar en muchos mercados, incluyendo Europa y Estados Unidos. Compañías como Home Depot, Lowe´s e Ikea son hoy firmes partidarios de FSC.



Pero FSC no ha estado exento de controversia. En años recientes, algunos activistas han expresado su preocupación sobre los estándares de FSC y al mismo tiempo, la credibilidad de los auditores que certifican las operaciones forestales. Algunos defensores de los bosques cuestionan la certificación de productos de “fuentes mixtas” donde se permite que la fibra que no es certificada FSC, sea etiquetada como certificada FSC. Otros — incluyendo a Ecological Internet, The World Rainforest Movement, y Rainforest Foundation del Reino Unido, entre otros — se oponen a la idea que la tala industrial de bosques primarios pueda ser considerada “sustentable”. Estos grupos argumentan que el primer corte de bosques añosos degrada su capacidad ecológica, reduce su resiliencia al fuego y a las enfermedades, y los vuelven vulnerables a futuras deforestaciones.






Deforestación en Sumatra. Imágenes cortesía de Rainforest Action Network.

Pero la demanda de productos forestales continúa en aumento. Vastas áreas de bosques continúan siendo convertidas a plantaciones y consumidas para madera y pulpa. Es así que, la necesidad de productos forestales producidos responsablemente nunca ha sido mayor y muchos grupos mantienen su apoyo a FSC a pesar de sus deficiencias. Entre los partidarios de la iniciativa está Rainforest Action Network (RAN), un grupo mejor conocido por sus tácticas de protesta agresiva, que en 2006 incitaron a The Wall Street Journal a apodar al grupo (con sede en San Francisco) como “los agitadores ambientalistas más inteligentes en el negocio”.



RAN dice que el compromiso con FSC es mejor que la alternativa: dejar que la industria de la madera conciba sus propios estándares de sustentabilidad, como han tratado de hacer varios esquemas—incluyendo a Sustainable Forestry Iniciative (SFI) de Estados Unidos, Canadian Standards Association (CSA) y Pan European Forestry Certification (PEFC)—cuentan con protecciones ambientales débiles. A diferencia de estos otros organismos, las decisiones de FSC son hechas democráticamente por sus tres cámaras miembro: económica, social y ambiental. RAN cree que ahora es un momento crítico para trabajar con FSC: desde la primera vez desde su creación en 1993, el FSC está examinando y revisando sus diez “Principios y Criterios para un manejo forestal responsable” el cual son la base para su estándar de certificación.



El Director de la Campaña Forestal de RAN, Lafcadio Cortesi y director de políticas de RAN, Bill Barclay, hablando con mongabay.com en mayo de 2010, discutieron por qué el grupo aún sigue trabajando con el proceso FSC. Cortesi y Barclay argumentaron que la certificación no puede ser un sustituto para las medidas políticas más duras como las regulaciones gubernamentales y el hacer cumplir las leyes.



Lafcadio Corteesi


Bill Barclay. Imágenes cortesía de Rainforest Action Network.

“La certificación es un instrumento de política blanda pero también necesitamos mirar a la política dura – las tan esperadas reformas políticas gubernamentales- y los cambios que son necesarios para reducir la deforestación en los países tropicales” dice Barclay. “Es importante distinguir entre lo que FSC puede y no puede hacer. El FSC tiene políticas, por ejemplo, relacionados a una compañía y a la corta ilegal de bosques pero es una iniciativa voluntaria con diversos grados y calidades”.



“El FSC no provee la base para el cumplimiento de las leyes o para reforzar los requerimientos legales. El FSC no puede hacer cumplir, implementar, o mejorar los derechos de los pueblos indígenas en el mismo modo que los gobiernos pueden hacer con las reformas de tenencia de los bosques u otras medidas,” asevera. “Es importante asegurar que FSC no se encuentre en el camino de las oportunidades de medidas políticas duras que existen ahora mismo.”



Cortesi añadió que la certificación FSC no debería ser utilizada para justificar el apoyo de la tala bajo el mecanismo de REDD, un programa propuesto de mitigación de cambio climático que compensaría a los países tropicales por proteger sus bosques.



“Algunos de las preocupaciones mayores son que los intereses creados ya existentes en la industria de la tala industrial irán –y lo están intentando- a asegurar todo tipo de dinero de REDD para la tala industrial de bosques tropicales primarios” le ha dicho a mongabay.com. “Eso sería un gran error”.



Cortesi además dijo que RAN está alentando activamente a las empresas a reducir el consumo de productos forestales cuando sea posible y a implementar salvaguardas más allá de las estipuladas por la certificación FSC.



“Nosotros también advertimos que si bien FSC no es perfecto… ellos necesitan crear salvaguardas adicionales relacionadas a los derechos de las comunidades, la debida diligencia, y el conflicto social.”




UNA ENTREVISTA CON LAFCADIO CORTESI Y BILL BARCLAY DE RAN



mongabay: ¿Cuál es su evaluación de la actual política ambiental por las selvas?¿Cuál es la posición de RAN sobre el FSC?



Bill Barclay:
Este es un tiempo verdaderamente importante para los bosques. Hay billones de dólares que vendrán a la mesa a considerar la deforestación y la protección de los bosques que simplemente no existían hace un año atrás.



Plantación de árboles para uso industrial. Imágen cortesía de Rainforest Action Network.

La certificación es un instrumento de política blanda pero también necesitamos mirar a la política dura – las tan esperadas reformas políticas gubernamentales y los cambios que son necesarios para reducir la deforestación en los países tropicales



Entonces éste es un cambio real del juego. Y es importante asegurar que FSC no se interponga en el medio de estos tipos de oportunidades de políticas duras que actualmente existen.



Es importante distinguir entre que puede y no puede hacer FSC. El FSC tiene políticas, por ejemplo, relacionadas con una compañía y con tala ilegal, pero es una iniciativa voluntaria con diversos grados y calidades.



Pero FSC no provee la base para aplicar las leyes o para fortalecer los requerimientos legales. El FSC no puede imponer, implementar o mejorar los derechos de los pueblos indígenas de la misma manera que los gobiernos lo pueden hacer con las reformas de tenencia de los bosques u otras medidas.



El salvar los bosques del mundo requiere grandes inversiones en conservación. La conservación es una de las prioridades globales más grandes que ha sido sub financiada por décadas y décadas. Las ganancias que llegan al sector forestal, sin embargo, son a través de la industria de la tala, típicamente, no para la conservación.



La Convención sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas y varios esfuerzos bilaterales realmente necesitan clarificar y centrarse en abordar esta brecha de conservación para todos los trabajos que impactan las áreas forestales. En caso contrario, el sector maderero saltará, diciendo “Nosotros podemos talar en estos bosques y atraer financiación de cambio climático”, aunque ellos estén agotando las reservas de carbono. Eso sería un error.



No queremos ver dinero “nuevo” que busca frenar el cambio climático, que sea puesto a cortar la selva tropical, por primera vez, y para uso industrial. En realidad no importa mucho si es certificado o no. El dinero realmente necesita priorizar y abordar brechas de políticas más fundamentales y oportunidades para concentrarse en conservación.



Lafcadio Cortesi:
Me gustaría enfocarme en por qué RAN está interesado e incentiva a consumidores e inversores el FSC. En realidad es porque llevamos a cabo campañas de mercado, que significa, en adición a los instrumentos de política e instrumentos legales, buscamos un conjunto de estrategias para crear puntos de influencia que puedan ser ejercidas a través del poder de compra y los inversores.



Corta de rolos en Indonesia. Imágen cortesía de Rainforest Action Network.

La historia de RAN ha sido el buscar formas para utilizar el mercado para conservar bosques, proteger comunidades forestales y los derechos de los pueblos indígenas, y mejora la sustentabilidad en nuestras vidas.



Cuando vamos y hablamos con inversores – y particularmente compradores como Home Depot y Office Depot- les decimos “No queremos que su compra dañe los bosques o dañe a los pueblos indígenas.” Pero ellos usualmente responden, “Bueno, ¿QUE podemos comprar?”



En esa discusión, es importante tener algo para recomendar. Una opción donde haya un tercero que está mirando las prácticas y actuaciones de las empresas forestales, y tratando de hacer eso desde una perspectiva de integridad ecológica y valores ecológicos; valores sociales; transparencia; conservación y representación adecuada. Esos son un conjunto de cosas que se toman en cuenta en este estándar. Es una manera de incentivar a las personas y a las empresas que compren productos que hagan menos daño. De hecho, lo que realmente queremos es que no dañen a los bosques más valiosos o a las comunidades que viven en los bosques.



Este es básicamente el contexto en el que seguimos el sistema de certificación FSC. Lo que hemos encontrado es que, mientras que el FSC no es perfecto en sí mismo, sí ofrece cierta garantía en algunas de estas cuestiones.



Deforestación en Sumatra. Imágen cortesía de Rainforest Action Network.

Entonces lo que recomendamos a los compradores, además de FSC, es mirar de qué manera se puede reducir la huella ecológica. Los alentamos a que tengan políticas de compra. Les decimos “Lo primero que tienen que hacer es mirar la huella ecológica en términos de cuánta cantidad están comprando- deben minimizar el consumo de estos productos”.



Es bastante diferente hablar con Home Depot u Office Depot ya que su negocio central se relaciona con la venta de productos forestales, que hablar con Gucci, donde le hablas sobre el empaquetado de productos u otra compañía donde su negocio central no es vender productos forestales.



En cualquiera de los casos les decimos a las empresas: “Minimicen su consume. Maximicen su eficiencia”.



También hablamos de maximizar –particularmente en el campo del papel – el uso de fibras recicladas o fibras alternativas de agricultura sustentable –les llamamos “residuos de agricultura”- como paja de trigo, paja de arroz, etc.



Finalmente, les decimos básicamente que “no hagan daño”. Les decimos que deben retirarse de bosques de alto valor de conservación y que el FSC puede ayudar en términos de saber que bosques deben ser evitados. Pero también les advertimos que al FSC no ser perfecto, ellos deben crear salvaguardas adicionales relacionadas a los derechos de las comunidades, la debida diligencia y el conflicto social.



Corta de bosques en una turbera rica en carbono, en Sumatra. Imágen cortesía de Rainforest Action Network.

Las empresas deben tener una diligencia adicional relacionada a los bosques de alto valor de conservación. Esto es particularmente cierto en el sector papel donde los estándares para el control de la madera son muy débiles, se hace cumplir de manera débil, y el reporte es débil.


En el último año o dos, también empezamos a tomar en cuenta la necesidad de las empresas de contabilizar la huella ecológica asociada al consumo de productos forestales. Estamos poniendo las piezas en su lugar para lograr que las empresas de productos forestales reporten su huella ecológica y sus sistemas de verificación independiente. Queremos llevar a las empresas a mantener o restaurar los stocks de carbono en los ecosistemas forestales.



Finalmente, pedimos a las empresas que sean transparentes en cuanto a cuáles son sus fuentes de productos forestales para asegurar que ellos están forzando la transparencia a través de su cadena de suministro. El reportar abiertamente les posibilita establecer objetivos y comparar con otras empresas el lograr esas metas.



mongabay: Para RAN, ¿cuáles son las áreas de interés sobre FSC? ¿Y qué está haciendo RAN para abordar esto?



Lafcadio Cortesi:
El FSC requiere gran atención de sus miembros. Nosotros somos miembros de FSC para poder involucrarnos en el desarrollo de políticas y estándares. Si no estás claramente vinculado a FSC entonces creo que es una situación peligrosa.



Tomamos nuestra membrecía muy seriamente y mientras nos involucramos en una variedad de cosas que están sucediendo en FSC ahora, yo diría que la más importante –y realmente es muy significativo- es que por primera vez desde 1993 el FSC está en proceso de revisión de sus Principios y Criterios.



Tala de bosque en Sumatra. Imágen cortesía de Rainforest Action Network.

Estos Principios y Criterios son los documentos fundacionales de toda la organización. Lo que significa que esta es la oportunidad para que la cámara ambiental, que ha tenido serios problemas con el desempeño de FSC durante años, empuje a FSC a realmente mejorar las salvaguardas ambientales y sociales embebidas en sus Principios y Criterios.



Desafortunadamente, lo que estamos viendo en el proceso de borrador no es muy positivo en este sentido. Entonces tenemos que redoblar nuestros esfuerzos y comunicar a la secretaría de FSC de manera clara, como una cámara, la importancia de realmente reforzar las salvaguardas ambientales.



Para nosotros, este es el momento donde quieres tener miembros muy involucrados, prestando atención y trabajando duro para que FSC corrija algunas de las deficiencias que se han identificado a través de este proceso.



mongabay:
Tradicionalmente RAN ha operado, al menos en el ojo público, como un espectador, pero en el caso de FSC, RAN está operando más como un integrante – ¿Puedes explicar esta decisión de trabajar “dentro del sistema”?





Bill Barclay:

Bueno sí, el FSC siempre ha sido un poco el desvalido al menos en contraste con los esquemas promocionados por la industria como Sustainable Forestry Initiative de la Asociación de la Pulpa y Papel de EEUU, o el PEFC.



El FSC es más inclusivo y tiene mejores procedimientos. Tiene un sistema de cámaras con voto ponderado, de esta manera hay un enfoque equilibrado. Entonces en términos de “dentro del sistema” pienso que podría decir, sí estamos involucrados en el sistema de certificación. No estamos involucrados en todos los esquemas de certificación- estamos trabajando con FSC ya que creemos que ofrece oportunidades más progresistas.



Lafcadio Cortesi:

Y la parte más difícil de eso es que nosotros somos una de las tres cámaras. El sistema es una democracia entonces no tenemos todo lo que queremos. Hemos escuchado de varios miles de personas durante los últimos meses, que dicen, “No queremos que FSC certifique la corta industrial de bosques añosos”. RAN está de acuerdo con eso y pensamos que este es el momento no sólo para personas que son miembros o no – pero para personas que se preocupan por los bosques y la integridad ecológica así como también el clima- para articular ambos al FSC y a los consumidores.


mongabay:
¿Entonces qué cambios específicos están incentivando dentro del FSC?



Bill Barclay:
Uno de los temas es reconocer los valores y servicios que los bosques proveen. Los Principios y Criterios del FSC (P&C) actuales reflejan una gran parte lo que pensaban algunas personas cuando se escribieron 17 años atrás: biodiversidad. Como resultado, se ve una gran cantidad de criterios específicos que abordan la biodiversidad- especies y protección de hábitat.



Un punto muy importante que no está reflejado en los Principios y Criterios fundamentales del FSC es la regulación climática que los bosques proveen.



No estoy hablando que FSC vaya y certifique reservas de carbono para que conforme a un mercado. Estoy hablando de establecer –de la misma manera que hay salvaguardas ambientales aunque no haya un mercado para temas de biodiversidad- debería haber un mínimo de salvaguardas que se relacionen con las funciones de regulación climática que los ecosistemas proveen.



Un ejemplo de esto es que el FSC tiene salvaguardas para bosques de alto valor de conservación. Uno de los valores de conservación que se tiene que agregar es el de “bosques con reservas de carbono sobresalientes”, como bosques de turberas y bosques primarios.



Lafcadio Cortesi:
En términos de en que es lo que realmente estamos trabajando duro para que FSC ponga en los Principios y Criterios, o no, es requerir el mantenimiento y la restauración de las reservas de carbono, por ejemplo, para que ellos no estén certificando la merma de reservas de carbono.


Tala de bosque en Sumatra. Imágen cortesía de Rainforest Action Network.

Otra área clave en la que estamos trabajando en FSC es para que mejore y clarifique el control de Estándares de Madera y hacer que el registro de riesgo sea más robusto.



Debería haber mucho más claridad también en umbrales, reportes y transparencia al reportar. Ahora es bastante confuso para los distintos clientes así como para algunos certificadores.



Otra área es la necesidad de mejorar la recolección de datos, particularmente los relacionados a los impactos de la certificación en bosques de alto valor de conservación.



La última área donde nos estamos concentrando es la responsabilidad de los certificadores. Necesitamos asegurarnos que si FSC tiene certificadores que no enfatizan adecuadamente los Principios y Criterios y los Estándares Regionales, sean responsables de eso-primero con sanciones y después potencialmente sacándolos de la lista de organismos certificadores que estén acreditados para otorgar certificaciones FSC.


mongabay:
¿Cuál es la historia de RAN con FSC?



Bill Barclay:

RAN estuvo muy activa en los últimos años de la década de los 80-asi como otros grupos- en temas de madera tropical, incluyendo importaciones y manejo de bosques.



Lo que escuchamos de nuestros compañeros en países tropicales, incluyendo a las comunidades que dependen de los bosques y a pueblos indígenas, es que ellos quieren algo que les posibilite tener oportunidades de ingreso económico en áreas de bosques. Ellos estaban interesados en eso, y nosotros apoyamos a la certificación forestal como un modelo para eso.



En los estados iniciales de FSC, no creo que las personas hayan soñado que este se volviera tan grande como se volvió. Una parte importante en la evolución de FSC vino como resultado de la campaña de RAN en contra de Home Depot y después como RAN aseguro el compromiso de Home Depot sobre los tipos de productos que tendría en stock, incluyendo la preferencia por productos certificados FSC.



Recuerdo en la Asamblea General de FSC-fue la segunda- y en el último minuto los ejecutivos de las más grandes empresas forestales de EEUU que eran proveedoras de Home Depot – y ellos nunca quisieron tener nada que ver con FSC – se mostraron en sus jets privados en Oaxaca, Méjico. Ellos vinieron y quisieron ver de qué se trataba el FSC y como se desarrollaban las Asambleas Generales e incluso si ellos podrían trabajar con FSC. Creo que ese fue el primer paso en una nueva fase. Los ejecutivos vinieron esperando ver a todo el sistema del FSC colapsar, pero no colapsó. Fue una Asamblea General muy exitosa.



Por otro lado, uno de los retos que enfrenta FSC es que al ser activistas nosotros en nuestras campañas, típicamente nos enfocamos en las corta de bosques más atroces – las situaciones más difíciles y desafiantes donde la extracción realmente tiene que ser fundamentalmente reformada o completamente suspendida.



El FSC es un instrumento de política blanda y donde estén los objetivos de los que cortan árboles -justificablemente- paren de cortar en ciertas situaciones, el FSC solo puede negarse a certificar la tala en esas situaciones.



Entonces esa es una limitación de su abordaje. Muchas veces pienso que varios activistas se han encontrado a ellos mismos teniendo que luchar en contra de una potencial certificación FSC en áreas y situaciones donde la certificación FSC sería completamente inapropiada. Y lo que logras es esas victorias donde parece que nada ha pasado. La empresa no logra alcanzar los estándares de certificación FSC, pero no quedan registros públicos de ello.



Entonces el fracaso de certificar FSC en algunas situaciones ha sido otro tipo de resultado positivo. Pero nuevamente, el FSC como instrumento de política no puede dar el siguiente paso y después asegurar la conservación a largo plazo en estas áreas.



Lafcadio Cortesi:

El ejemplo más reciente es con APRIL en Indonesia, donde tenía un Certificado interino de Madera Controlada Certificada que ha sido revocado. Otro caso es el de FSC otorgando la Certificación de Madera Controlada a Boise Cascade que estaba comprando a Abitibi, el cual estaba cortando bosques en el territorio tradicional de Grassy Narrows First Nation, en Ontario, Canadá, sin su consentimiento. Y después también encontramos que el estatus de Madera Controlada fue otorgado a Gunn por astillas que provenían de bosques añosos de Tasmania, y estaban siendo importadas por Oji y Nippon Paper en Japón.



Papel para copia hecho por Asia Pulp & Paper. Imágen cortesía de Rainforest Action Network.

En todas estas circunstancias, al tener un tercero que dice “Las cosas no están yendo bien” y después tener ese certificado suspendido –el cual fue el caso de APRIL o en el caso de Boise Cascade y Gunn- y cuestionar el estándar de Madera Controlada- mueve la pelota hacia adelante. Porque lo que observamos con Gunn fue que una gran cantidad de la madera cortada no lograban el estándar de Madera Controlada y al final, las astillas de Gunn Tasmania fueron excluidas de las cadenas de suministro de madera controlada hacia Japón.



Varias compañías, incluyendo a Fuji y Xerox, usan fibras que provienen de Nippon y Oji. Y después en el caso de Grassy Narrows y Boise Cascade, facilito el que Abitibi (debería ser Bowater- en ese momento Abitibi) se desvinculara de la tala de Grassy Narrows First Nation.



mongabay:
¿Y que pueden decir acerca de la subcontratación, donde compañías certificadas FSC pueden encubrir operaciones destructivas?



Bill Barclay:

El que eso se pueda dar es un tema conflictivo en FSC. Asia Pulp and Paper (APP) es un actor lo suficientemente malo como para que FSC haya adoptado una política formal de desasociación con APP.



Lafcadio Cortesi:

Pero para ser claros, creo que es importante involucrarse de manera de poder mejorar la transparencia y la responsabilidad de los organismos acreditados para certificar y lo que ellos reportan. Por ejemplo, algunos certificadores son notorios en cuanto a aplicar las reglas de manera laxa y su renuencia a compartir información con las partes involucradas.



Hay un riesgo fundamental en el cual los certificadores no realizan la debida diligencia para encontrar situaciones específicas “Esta compañía, que me ha solicitado evaluarla para la certificación, ¿tiene relación con actores malos como APP?”



Y creo que es como una cortina de humo, en términos de volumen, pero ciertamente no es imposible que suceda.



mongabay:
¿Qué sucede en las situaciones donde una compañía asevera tener la certificación FSC pero vende productos que contienen fibras que en su mayoría no están certificadas FSC?



Lafcadio Cortesi:

En el sector de la pulpa y papel es bastante difícil separar las fibras. En papel, hay recetas para diferentes atributos, si es voluminoso, lustroso, fuerte y delgado, etc. Con los diferentes atributos, necesitas mezclar diferentes conjuntos de fibras.



Tala rasa de bosque en una turbera rica en carbono, Sumatra.



Bosque saludable en una turbera, Sumatra. Imágen cortesía de Rainforest Action Network.

Es muy difícil probar que todas estas fibras provienen de operaciones de manejo forestal certificadas por FSC. Esa es la lógica en la industria de la pulpa y papel-incluyendo a Domtar y Tembec, los cuales están llevando la totalidad de sus operaciones al estándar FSC- para decir “no podemos hacer esto si ustedes quieren usar FSC”. Finalmente, ellos acordaron que lo que necesitamos es asegurarnos que la fibra que va a la mezcla no sea escandalosa en términos de nuestros principios básicos.



Entonces surgió el estándar de Madera Controlada. Pero el estándar de madera controlada ha sido vago en términos de umbrales y en términos de qué constituye una violación, y pobremente hacerlas cumplir. De esta manera estamos empujando bastante fuerte para mejorar el estándar, si es que se utiliza.



Nosotros preferimos que no sea utilizado, pero reconocemos que con ciertos productos, en particular ciertos productos de madera y papel, y algo de plywood, por ejemplo, o productos de la madera industrializados, puede funcionar.



Esta es la razón por la cual les decimos a los compradores, “FSC no es la panacea. Necesitamos incorporar salvaguardas adicionales y asegurarnos que realizamos la correcta diligencia si queremos ser ambiental y socialmente responsables.”



Bill Barclay:
Los estándares de madera controlada son interesantes porque al tiempo que la Secretaría de FSC estaba seguro que quería tener los porcentajes basados en etiquetas de fuentes mixtas, estaba preparado para no tener el estándar de madera controlada. Solo se ha implementado puesto que la cámara ambiental se reunió y trabajó duro por esa propuesta, e insistió en que hubiera un estándar mínimo para el estándar.



Sin embargo, la implementación del estándar de madera controlada ha sido una tarea abismal. Tu sabes, nosotros trabajamos para que sea implementado y pienso que necesita mucho más trabajo para que sea realmente creíble.



RAN’s El reporte de RAN, Turning the Page on Rainforest Destruction: Children’s Books and the Future of Indonesia’s Rainforest encontró que la mayoría de los 10 mayores editores de libros para niños en EEUU, han distribuido al menos un libro para niños que ha dado positivo en fibra de papel ligada a la destrucción de las selvas de Indonesia, incluyendo algunos libros que describen los beneficios de la conservación de las selvas.

Pero, como lo explica Lafcadio, cuando la certificación FSC define bosques de alto valor de conservación de una manera que perjudica a los bosques añosos de Tasmania cuando Gunns los talaba, nosotros fuimos capaces de decir “¿Bueno, que diablos está pasando aquí?” y los forzamos a que tomen las medidas correctas para el beneficio de esa campaña de protección de los bosques.



Yo quisiera enfatizar que FSC se encuentra en un verdadero cruce de caminos, con el borrador de sus Principios y Criterios, y pienso que si ellos realmente no refuerzan las salvaguardas ambientales y sociales, veremos una cantidad de miembros de la cámara ambiental cuestionando su relacionamiento, su membrecía y el futuro apoyo a FSC.



Es un tiempo verdaderamente critico, y, nuevamente, nosotros pensamos que es muy importante que FSC se involucre ahora, para tratar de asegurar un resultado positivo del proceso de revisión de los Principios y Criterios. Pero no es seguro que sucederá.



mongabay:
¿podemos extendernos más en las medidas de política dura que han mencionado anteriormente?



Lafcadio Cortesi:
Claro, creo que es muy importante entender algunos de los debates que están circulando. Las posibilidades en regulación gubernamental, y la voluntad política para empezar a abordar esto ha cambiado completamente ahora que hay disponibles billones de dólares en la mesa para abordar la deforestación. Algunos gobiernos ahora están interesados en la función de regulación climática de los bosques, entonces este es un verdadero cambio de juego. Pero nuevamente, como hemos dicho antes, algunas de las mayores preocupaciones es que los intereses actuales de la industria forestal traen -y lo está haciendo- de asegurar todo tipo de dinero de REDD para talar bosques tropicales primarios. Creo que eso sería un error muy grande.



El gobierno realmente debería priorizar a las comunidades que desean apoyar, y no, de ninguna manera, realizar la tala industrial en esos bosques.



Bill Barclay:

Entonces hay gran preocupación que FSC sea utilizado para justificar el apoyo de REDD para la tala de bosques, que se perdería esta tremenda oportunidad de priorizar y abordar el déficit global de fondos para los esfuerzos de conservación.



Lafcadio Cortesi:

Estamos temerosos de ver estándares que sean peores para el clima, -particularmente si miramos a lo que será una mejora potencial a nivel de proyecto. La mejora de proyectos sin reformas de política dura en el sector forestal y gobernabilidad significan nada para reducir la deforestación. Vamos a tener fugas- especialmente si no logramos abordar los aspectos del lado de la demanda, que es la clave subyacente de la deforestación y la degradación.



mongabay:
Entonces para ustedes, ¿que se necesita para que el mecanismo REDD sea efectivo?



Lafcadio Cortesi:

Es verdaderamente injusto pedirle a los países en vías de desarrollo que aborden las causas de la deforestación cuando el consumo en los países desarrollados es el mayor conductor de deforestación.



Hay una gran cantidad de políticas que impactan a los bosques y deberíamos prestarle atención, incluyendo políticas de biocombustibles para evitar el cambio indirecto del uso de la tierra y la deforestación.



Además hay una gran cantidad de trabajo que se puede hacer para asegurar que los países están siendo muy estrictos y demostrando que son transparentes en las importaciones del sector forestal; que aborda ilegalidades, e identifica a estos notorios proveedores que conducen a la deforestación.



Finalmente, es muy importante que se aborden de manera frontal los temas para restaurar los derechos de las comunidades forestales y pueblos indígenas sobre los bosques tradicionales. Estos derechos deben ser reconocidos como una contribución esencial para abordar la deforestación como un objetivo esencial.



Un corredor para la tala, cuestionable legalmente, construido por Asia Pulp & Paper dentro del área de Orang Rimba, una de las últimas culturas nómades de Indonesia. Provincia de Jambi, Sumatra, Indonesia. Foto: David Gilbert/RAN.




mongabay:
¿Qué hay de los servicios ecosistémicos más allá de REDD, ve esto usted como potencialmente beneficioso ya que hay salvaguardas más robustas?



Bill Barclay:

Bueno se necesita mucho para abordar todas estas cuestiones en esta pregunta. Pero nuevamente, yo pienso que uno de los temas fundamentales es que los derechos están adecuadamente reconocidos en este terreno. Y de nuevo, de vuelta en temas de pueblos indígenas y comunidades forestales; si sus derechos no son reconocidos como una prioridad, entonces los pagos por los servicios tampoco funcionaran. Las comunidades forestales no se beneficiarían apropiadamente de los pagos por estos servicios.



Hay diferentes maneras de organizar estos pagos. Pueden ser pagos directos, o pueden ser compensaciones para actividades que contaminan en otras aéreas. Cada uno tendrá diferentes implicancias para, por ejemplo, sistemas climáticos y los bosques. Entonces no es solo si se harán pagos sino de que manera están estructurados.



Lafcadio Cortesi:

No he escuchado mucho esto, pero pienso, y al haber estado tanto tiempo en Nueva Guinea, yo prefiero los paquetes de incentivos a los pagos directos porque he visto que los pagos directos han creado grandes conflictos en Melanesia.



Pero también estoy muy interesado en el valor de los servicios ecosistémicos – el agua es obvio, pero la biodiversidad y la diversidad cultural también proveen resiliencia frente al cambio climático. Entonces en esencia se podría ver a estas inversiones en estos servicios como inversiones en mecanismos de adaptación.



Y –es algo oscuro- pero pienso que es importante que empecemos a reconocer que para que la vida continúe y la cultura continúe, y para diferentes formas de vida, ambos, humanos y la evolución, están contenidos en la diversidad biológica y cultural.



Entonces tengo un cariño por el pago a estos sistemas, siempre que sean realizados con el tipo de salvaguardas que hemos discutido.



Rainforest Action Network