Noticias ambientales

Desde la Pradera volcánica del Serengueti hasta el Lago Natron: ¿Será posible que el gobierno de Tanzania se proponga a destruir la vida salvaje y la tierra que poseen?

 Thousands of lesser flamingoes (Phoenicopterus minor) crowd in Lake Bogoria in Kenya. Nearly all of these flamingoes will breed in Tanzania's Lake Natron, now a proposed site for soda ash mining.  Photo by: Steve Garvie.
Multitud de miles de flamencos enanos (Phoenicopterus minor) en el Lago Bogoria, Kenia. Casi todos ellos se reproducen en el Lago Natron de Tanzania, ahora un sitio propuesto para la extracción de carbonato de sodio. Foto por: Steve Garvie.


¿Qué está pasando en Tanzania? Esta es una pregunta que ronda en los círculos de grupos en pro de la conservación y el medio ambiental. ¿Por qué esta nación, que ha invertido tanto en sus tierras vírgenes y animales salvajes, está dispuesta a llevar a cabo proyectos que parecen destinados no sólo a causar estragos en la fauna de África Oriental, país que cuenta con un ecosistema tan rico en vida salvaje a nivel mundial; sino también llegar a paralizar la industria turística, la cual es de gran importancia económica? El ejemplo más conocido es el plan propuesto sobre la construcción de una carretera en el Parque Nacional de Serengueti, el cual por su doble propósito ha provocado que científicos, conservacionistas, las Naciones Unidas y gobiernos extranjeros lo hayan condenado. Sin embargo, hay otros asuntos que preocupan a los conservacionistas, entre ellos el rápido seguimiento que se le está dando a la minería del carbonato de sodio en África Oriental, el país más importante que cría millones de flamencos enanos; y la reciente noticia de anular una solicitud de la UNESCO para preservar una porción de Tanzania, el Arco Montañoso Oriental como Patrimonio de la Humanidad, un bosque rico en especies que están en peligro de extinción y que no se encuentran en ningún otro lugar. Según el presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete, el país está simplemente tratando de proporcionar lo que tiene a sus ciudadanos más pobres (como a las comunidades cerca del Serengueti y del Arco Montañoso Oriental), mientras busca conseguir el desarrollo industrial al estilo occidental.


«Tenemos que desarrollar a un país industrializado y para llegar allí hay que pensar, planificar y establecer estrategias en su lugar. A diferencia de otros países que se ven obligados a importar materias primas, nuestro país tiene todas las necesarias para el desarrollo de nuestras industrias», Kikwete dijo recientemente en respuesta a la presión que presenta la minería de carbonato de sodio en el Lago Natron.



Cuarto presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete (centro), con el presidente de los EE.UU Barack Obama y la primera dama Michelle Obama. Foto por: gobierno de los EE.UU.

Pero los detractores de Kikwete, sostienen que el está comercializando el patrimonio natural más preciado de Tanzania y algunos de los mayores espectáculos de vida silvestre sobre la Tierra; todo por una cenagal industrial que enriquecerán a unos cuantos y la mayoría extranjeros, pero dejar a Tanzania y sus ciudadanos despojados.


«La actitud rencorosa de Kikwete hacia el Programa Patrimonio de la Humanidad y su extraña determinación de hacer funcionar una carretera por Serengueti, lo hace ver cada vez más anticuado y vengativo», comento Andrew Dobson, catedrático de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Princeton, a mongabay.com. Dobson ha llevado a cabo diferentes estudios en el Serengeti, incluyendo los más recientes que se realizaron sobre el impacto de las nuevas carreteras que se han propuesto.


Hay informes sobre los chinos, en los que se muestra que estos están involucrados en los planes de Tanzania, presionando para la construcción de la carretera en Serengueti y dispuestos a su financiación, con el fin de crear una vía masiva para que los minerales extraídos se transporten a un bajo costo desde el interior de la mina a la costa, para así enviarlos a China y continuar con su crecimiento desenfrenado. Sin embargo, hasta cierto punto, estos rumores no tiene un fundamento, y los únicos que pueden responder a estas preguntas son aquellos que están en lo más alto del gobierno de Tanzania.



Al final, los proyectos pueden apegarse más a las políticas locales que a cualquier otra cosa.


“El tema es complejo y está estrechamente vinculado a la actual política nacional, sobre todo por las presiones que el mismo presidente tiene por parte de algunos elementos dentro de su propio partido, por parte de un grupo que se opone al desarrollo del país, y por parte del sector del medio ambiental nacional e internacional», fue lo que dijo una fuente que trabaja para la conservación de Tanzania a mongabay.com. «También se han hecho muchas promesas políticas sobre las carreteras, la minería y la energía hidroeléctrica. Si bien existen preocupaciones ambientales muy justificadas entorno a todos ellas, y que además se han encontrado alternativas económicamente viables para la construcción de la carretera para Serengueti; a su vez, para algunos al retractarse el Presidente podría considerarse como un signo de debilidad. Y esto hace que su estrategia para deslindarse de ello sea complicada.»






Los flamencos y la mina de carbonato de sodio




Panorama aéreo de los flamencos vistos como pequeños puntos, que anidan en las islas del Lago Natrón.
Foto cortesía de Neil Baker.



Un asunto que no requería, hasta hace poco, de una estrategia de salida, era la minería de carbonato de sodio en el Lago Natron. Esta labor fue abandonada en el 2008, después que el Consejo de Gestión Ambiental Nacional de Tanzania (NEMC) planteó dudas acerca de que el proceso se destruye el único hábitat para la cría del flamenco enano en África Oriental. Pero ahora, en un intento por cumplir con su promesa de prácticamente duplicar el sector industrial para el 2025, el gobierno no sólo ha puesto a la minería sobre la mesa, sino también espera acelerarlo.


«No hay necesidad de más demora, porque los estudio demuestra que la excavación se puede realizar sin ningún tipo de perturbación hacia los ecosistemas que se encuentran ahí, los ambientalistas quieren que la gente crea que este proceso acabará con la población de flamencos, lo cual no es cierto», dijo el presidente Kikwete.


Para salvaguardar los 2.5 millones de flamencos que se reproducen en el Lago Natron, Kikwete propone trasladar la planta de carbonato de sodio fuera del sitio, a unos 70 km de la ciudad de Loliondo. Según el Presidente, 300 millones de toneladas de carbonato de sodio se trasladarían desde el Lago a través de oleoductos, y que este sodio no será explotado por una empresa local, sino por la empresa TATA Chemicals, localizada en la India.



Neil Baker, experto en aves de Tanzania, dijo a mongabay.com, que el Lago Natron es el ‘único lugar importante’ de África Oriental para la crianza de los flamencos. El Lago les ofrece un gran espacio de reproducción a los millones de flamencos enanos, además de mantenerlos libres de los depredadores.



Los conservacionistas comentaron a la revista eTurboNews que aun la tubería no salvaría a los flamencos de una alteración. La construcción masiva y la infraestructura en el Lago perturbarían las poblaciones de aves, ya que la tubería tendría que ser movida constantemente para poder sacar los productos químicos que entren al Lago.



El Lago Natron, vista satelital. Imagen proporcionada por la NASA.

La disminución en la población del flamenco enano no sólo sería una pérdida ecológica, sino también económica, ya que las aves son importantes para el turismo en Tanzania y toda África Oriental.


Según Wolfgang Thome, eTurboNews corresponsal en África Oriental, la planta de carbonato de sodio está realmente vinculada a la carretera de Serenguetti.


«La polémica carretera de Serengeti es claramente el vínculo de transporte principal para dichos intereses. Así como la crianza de los flamencos, también la
migración de las grandes manadas de ñus y cebras tienen que dar paso a los poderosos grupos de intereses industriales y financieros para mantener contento al Presidente Kikwete”, describe Thome.


Sin embargo, el presidente Kikwete dice que Tanzania debe lograr el desarrollo industrial: «no podemos seguir lamentándonos de nuestro país por ser pobre, ya que los minerales con los que cuenta permanecen sin explotar y al cosechar al Lago Natron, no seremos los primeros en hacerlo, porque nuestros vecinos, Kenia, están haciendo lo mismo al otro lado del Lago”, añade esto último al referirse a la empresa Magadi Soda Ash, situada en Kenia.


La situación del Lago Natron ha dado lugar en solicitar ayuda a La Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, conocida en forma abreviada como Convenio de Ramsar, lo que significa que cualquier cambio realizado en el Lago, especialmente aquellos que podrían afectar el medio ambiente, deben ser comunicados a las autoridades de Ramsar.






Anulación del Titulo de Patrimonio de la Humanidad que la UNESCO otorgó al Arco Montañoso Oriental


Tanzania no sólo debe tener en cuenta el tratado con Ramsar, sino también, considerar la relación que cuenta con las Naciones Unidas. Ya que después que la planeación de la carretera en Serengeti llegó a ser pública la ONU los condenenó. Organismo que tenía todo el derecho de hacerlo, ya que el Parque Nacional de Serengeti fue considerado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. A raíz de las críticas, el Presidente de Tanzania anunció que estaba pensando en dejar sin efecto una solicitud para agregar las montañas de Udzungwa y Uluguru como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sin embargo, si tal decisión se basa en el conflicto con Serengeti, aún se desconoce. Lo que se sabe es que el Presidente Kikwete dijo que se tomó dicha determinación porque la gente local requería el hábitat de la montaña por razones económicas.



Bosque tropical montañoso en Tanzania. Foto por: Rhett A. Butler.

«No se le puede pedir permiso a la UNESCO por todo lo que hacemos. Hay cosas que podemos decidir nosotros mismos», declaró el presidente sobre dicho movimiento.


Hay cuatro criterios para que a un entorno natural la UNESCO lo nombre Patrimonio de la Humanidad y tan sólo es necesario que el lugar cumpla con uno de los cuatro. No obstante, la conservacionista Nowak Katarzyna junto a la Universidad de Princeton, dicen que las montañas de Udzungwa Uluguru, las cuales forman parte del Arco Montañoso Oriental, cumplen los cuatro criterios: un área de excepcional belleza natural, una significativa importancia geológica, un ejemplo de importantes procesos evolutivos, y el contar con importantes especies en peligro de extinción y tierras vírgenes. Y Nowak sabe más que nadie porque ha estudiado a los elefantes en las montañas de Udzungwa.


Nowak explica que la diversidad del Arco Montañoso Oriental ayuda a Tanzania a ser el país con mayor biodiversidad en África, incluso superando a los países de la Cuenca del Congo.


El Arco Montañoso Oriental «es uno de los sitios con mayor biodiversidad en el mundo, que cuenta con un gran número de géneros y especies endémicas amenazadas», Nowak argumenta que, “alrededor de las 3,500 especies de plantas que existen, al menos 450 especies y 40 géneros son endémicas, y quiere decir que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo; y que más de las 70 especies de anfibios, 50 son endémicas; y de los más de 50 especies de reptiles, 30 especies son endémicas, muchos de las cuales son camaleones; y más de las 120 especies de aves, 21 especies son endémicas y dos géneros endémicos como la perdiz de Udzungwa y el pájaro sol rojizo; y más de las 100 especies de mamíferos, 12 son endémicas”.


Algunos mamíferos especiales de la región incluye a tres monos que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo, como lo son el colobo rojo de Udzungwa (Procolobus gordonorum) y el Mangabey de Sanje (Cercocebus sanjei), los dos clasificados en Peligro de Extinción por La Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN (también denominada en algunas ocasiones como el Libro Rojo); y el kipunji (Rungwecebus kipunji), el cual esta denominado como la especie en Peligro Crítico. El kipunji es especialmente extraño, ya que fue descubierto por unos investigadores en el 2003, convirtiéndose en el primer mono que se descubría en 20 años en el África. También es el primer nuevo género de mono en el mundo desde 1923.


Luego fue el descubrimiento del Sengi de cara gris o musaraña elefante, en el 2006, que pasó a ser la musaraña elefante más grande del mundo.



Estos bosques fueron nombrados recientemente con el rango número 10 en la lista de los Top 10 Most Threatened Forest Hotspots, por la organización de Conservación Internacional, ya que sólo sobrevive el 11% de los bosques montañosos del África Oriental, y los restos se encuentran actualmente amenazados por la agricultura y la caza de animales salvajes.


Por lo tanto, no cabe duda que el Arco Montañoso Oriental merezca el estatus de Patrimonio de la Humanidad, pero ¿qué pasa con el punto de vista que comparte Kikwete, de que esa condición sólo contribuirá a empobrecer a las comunidades locales?


«¿Hay alguna prueba que la UNESCO al nombrar algún sitio Patrimonio de la Humanidad haya perjudicado los medios de vida local, (o mantener a los cazadores furtivos fuera del lugar) de otros sitios que ya han sido nombrados Patrimonio en Tanzania, como lo es la Reserva de caza Selous y el Parque Nacional Serengeti?», pregunta Nowak, «[…] Las decisiones de gestión a nivel de sitio (por ejemplo, la prohibición por parte de TANAPA de prohibir la recolección de leña por las mujeres en el Parque Nacional de las montañas de Udzungwa) tendrán más influencia en las comunidades locales y sus actitudes hacia el Parque de lo que sería al estatus de Patrimonio de la Humanidad!”.


Andrew Dobson dice que el Estatus de Patrimonio a la Humanidad que otorga la UNESCO realmente ayuda económicamente a las comunidades locales.


«El aumento en el turismo […] puede tener grandes beneficios para las personas que viven en los alrededores. Si la UNESCO otorgó el estatus de Patrimonio de la Humanidad a estos sitios, ayudará a elevar el estatus de Tanzania como uno de los mejores ejemplos del mundo de un país que valora su capital natural «, además Dobson agrega que» el presidente Kikwete podría reafirmar su presencia como uno de los líderes más progresista y con miras hacia el futuro de África. Alguien en quien otros países africanos lo podrían ver como un buen gobernador y un modelo a seguir. »


Sin embargo, otro conservacionista, sobre la fuente citada anteriormente, dijo que Kikwete, podría tener buenas razones para anular la solicitud.


«Dos de los principales Patrimonios de la Humanidad del país de África, Serengeti y Selous se enfrentan a serios desafíos en su gestión. Y también el Lago Natron, sitio protegido por Ramsar», dijo el conservacionista. «Ya sea o no designado como Patrimonio de la Humanidad su verdadero valor es un punto discutible. En este caso, es comprensible que el Presidente haya eludido de ello; por lo que ya está bajo una considerable presión internacional sobre la gestión de dos Patrimonios con los que cuenta. Y agregando más de lo que se comenta sobre él, ante sus ojos, simplemente pide mas prensa negativa.






La Carretera del Serengeti


Este tipo de noticias negativas, por lo menos a nivel internacional, tiene mucho que ver con la creación de la carretera del Serengeti. No es de extrañarse tampoco que ni el lago Natron, ni el Arco Montañoso Oriental hayan ganado tanta atención como la carretera propuesta para el Parque Nacional Serengeti. Hogar de la mayor emigración del mundo de animales salvajes, como los dos millones de ñus, antílopes y cebras que cada año atraviesan estos amplios pastizales; muchas de las llanuras del Serengeti lo hacen ser una de las áreas naturales más importantes sobre la Tierra, y es sin duda uno de los más famosos.


El gobierno de Tanzania planea construir una carretera a través de todo el norte del parque. Y ha dicho que una parte de esta seguirá siendo de tierra y también ha garantizado que el camino no va a disminuir la fauna del parque.



Elefantes africanos en la savana del Serengeti. Foto por: Rhett. A. Butler.

«The Serengeti is a jewel of our nation as well as for the international community. […] We will do nothing to hurt the Serengeti and we would like the international community to know this,» Kikwete recently said.


Sin embargo, los científicos, e incluso los estudios del gobierno, no están de acuerdo. Ellos opinan que durante el tiempo que esté la carretera, efectivamente disminuirá e incluso tal vez destruirá la emigración de los animales al Serengeti.


«La carretera es devastadora, ya que no seguirá siendo un solo camino, su presencia dará lugar a un aumento del tráfico, bloqueará las zonas de ambos lados de la carretera y así incrementar la caza furtiva y provocará colisiones entre los animales y los vehículos que conducirán el cercado para la carretera. Eventualmente, esto detendrá la emigración, y la población del ñu y la cebra se reducirán de un 40% a un 70% «, explica Dobson, quien recientemente trabajó en un estudio que analiza la forma que la carretera impactará la emigración anual.


«Esto tendrá un impacto significativo en el turismo, la frecuencia de incendios se incrementará, y el Serengeti se convertirá de ser uno de los más significativos sumideros de carbono del mundo, en una fuente de carbono. Esto anulará completamente las posibilidades de Tanzania de beneficiarse de los planes futuros que brindará el carbón. »


Un estudio filtrado por el gobierno de Tanzania, fundamentalmente está de acuerdo con Dobson y las preocupaciones de muchos otros».



«La emigración puede verse limitada por el alto nivel de tráfico que interrumpirán a los animales. […] Esta es una de las principales preocupaciones que ha causado una gran publicidad al proyecto de la carretera de Serengeti», dice el estudio. «Se argumenta que tan sólo si el ñu se ve afectado, por igual lo estarán los animales que se alimentan de ellos si la emigración de ellos se interrumpe».


En otras palabras, no sólo los ñus, cebras y antílopes sufrirán con el proyecto de la carretera, sino también los depredadores que dependen de ellos, como los leones, los leopardos, las hienas, los guepardos y los cocodrilos del Nilo también enfrentarán una disminución.


Se ha identificado una ruta alternativa que puede eludir toda la parte del sur de Serengeti y así la conservación del ecosistema. Aunque dicha ruta beneficiará más a las comunidades de Tanzania que al propio Serengeti, el gobierno de Tanzania dice que no moverá un dedo, ya que Kikwete argumenta que la ruta del sur no beneficiará a las comunidades que se encuentran al norte del Serengeti y ellos son quienes requieren mejores opciones de transporte. Entra el Banco Mundial y el gobierno alemán: el Banco Mundial ha ofrecido financiar la ruta alternativa, mientras que el gobierno alemán ha ofrecido construir caminos para las comunidades locales del norte del Serengeti.



Cebras y ñus en el Serengeti. Foto por: David Dennis.

Estas propuestas han ejercido presión sobre el gobierno de Tanzania para cambiar sus planes, desde que el Banco Mundial y el gobierno alemán parecen haber resuelto sus inquietudes. Sin embargo, hasta la fecha Kikwete y el gobierno de Tanzania no han dado marcha atrás, dejando a muchos perplejos con esta decisión, incluso, dice Dobson, a la propia gente de Tanzania.


«Muchas personas en Tanzania prefieren los planes alternativos, y están orgullosos del papel que su país ha ejercido como líder en la conservación de grandes áreas naturales. Cada vez más se preocupan de que el presidente Kikwete no está comportándose en mantener los valores que proyectaba, por los cuales su gente votó para ser elegido como Presidente. La población está muy preocupada que las personas del gobierno que deberían hablar, guarden silencio y quienes tal vez ellos mismos se encuentran preocupados por ser amenazados. Y esto no es una buena dirección para que otro gobierno africano lo tome. »


Como dice una fuente, ¿podría Kikwete tener miedo, y el hecho que él cambie de opinión ahora significaría un signo de debilidad? Sin embargo, ¿por qué un líder pondría en peligro al Parque Nacional más grande de su país, tanto en términos de turismo y publicidad, simplemente para guardar su imagen? Además, si se retracta, ni siquiera ahora sería elogiado por el mundo.


Recientemente la oposición local ha ido en aumento en contra de la carretera en Tanzania. El mes pasado la Asociación de Operadores Turísticos de Tanzania (Tato) se opuso al proyecto. La organización TATO, caracterizada por los medios informativos de Tanzania como un grupo poderoso local, afirmó que la carretera no presentaría un impacto negativo al turismo. Después una coalición de organizaciones no gubernamentales locales que trabajan en pro de la fauna silvestre, la silvicultura y la pesca denominada MANET envió una declaración y un comunicado de prensa que expresaba que ellos también estaban en contra de la carretera en Serengeti.


«En última instancia, es esencial que la población de Tanzania tome decisiones acerca de la carretera”, dice Dobson, «sin embargo el gobierno y los medios son responsables de asegurar que todo el mundo tenga la información correcta sobre los que basar esta decisión. El aumento de la acción local contra la carretera, simplemente refleja que más personas de Tanzania comprenden la situación y expresan su preocupación al saber que el gobierno los había engañado sobre dicha situación. »





¿Con qué propósito?


Nadie puede creer, incluso sus detractores, que el trabajo de Kikwete sea fácil o sencillo. Él tiene que equilibrar las altas expectativas con la realidad de las tierras, poder manejar problemas actuales, como los precios de las materias primas y la escasez de energía, y además tratar de construir una infraestructura para una nación que todavía tiene muchas comunidades sumamente pobres. Y esto no es todo: Tanzania, al igual que muchas otras naciones de África Oriental, se ha enfrentado a terribles sequías en los últimos años, las cuales han paralizado su sector agrícola. También sigue batallando con la crisis que provoca el SIDA y luchando por proporcionar educación a todos sus ciudadanos. En cuanto a las áreas de conservación, Kikwete se enfrenta a un surgimiento imprudente de cazadores furtivos y a serios problemas de gestión. La caza furtiva se ha vuelto tan grave que ha anunciado recientemente que se enviará al ejército a rondar ciertos parques.



Leona vigila un ñu muerto en Tanzania. Un estudio gubernamental filtrado – CHECK THIS WORD MEANS LEAKED!, advierte que el proyecto vial propuesto perjudicaría grandes especies de depredadores del Serengeti.

Katarzyna Nowak describió a Kikwete como una persona en «pro-desarrollo», y no es ningún secreto que este ha sido presionado de manera agresiva por parte de empresas extranjeras para que se lleve a cabo una expansión masiva de minas y perforaciones en sus tierras. Bajo su punto de vista, la explotación de estos recursos podría ser un cambio de juego para Tanzania. Sin embargo, para los críticos, Kikwete solamente está poniendo en peligro los ecosistemas de renombre mundial que tiene Tanzania al arriesgarse con las empresas. Tales acuerdos podrían dar lugar a una «maldición de recursos», por el que Tanzania perdería gran parte de sus recursos naturales a cambio de un enriquecimiento muy poco para su pueblo. Esta es una historia que África y otros lugares del mundo ya han presentado varias veces: en el que los recursos naturales se venden y solo unos pocos se enriquecieron; sin embargo, al final el ambiente se deteriora y las personas que dependían de él quedan más pobres que nunca.


Cualquiera que sea el resultado de estos debates locales e internacionales, uno tiene que preguntarse sobre el futuro de los ecosistemas de todo el mundo, como el caso del Serengeti, si en lo más mínimo, ya no lo pueden seguir protegiendo. Así como la población se reproduce por todo el mundo y los recursos naturales llegan a escasearse; o en muchos casos, simplemente la humanidad los contamina en su proceso de demanda al necesitar más y más de ellos (y muy a menudo por menos): ¿en realidad qué áreas protegidas, permanecerán protegidas? Si la carretera, que según los científicos será devastadora, hará su recorrido a través del emblemático y mundialmente famoso Parque Nacional Serengeti y al mismo tiempo albergara a elefantes y leones, ¿qué posibilidades tendrá el Parque Nacional Virachey de Camboya contra las plantaciones de caucho o el Parque Nacional Yasuní en Ecuador en contra de la extracción de petróleo?


En contra de toda la humanidad y en contra del alboroto para un desarrollo industrial y de consumo, es muy probable que la naturaleza se tenga como un plan alternativo. Pero debemos preguntarnos: ¿llegaremos a ser la persona más rica o más pobre por medio de ella?