Noticias ambientales

Lagartijas compiten en inteligencia con las aves

Durante mucho tiempo se ha pensado que los reptiles eran animales tontos, sin embargo, un nuevo estudio publicado en Biology Letters develó que los anolis de Puerto Rico, una clase de lagartija, pueden igualar a las aves en inteligencia. Mediante tests cognitivos previamente utilizados con aves, los investigadores junto con la Universidad de Duke descubrieron que las lagartijas eran capaces de resolver un problema al que nunca habían sido expuestas antes, recordaban las respuestas en pruebas posteriores e incluso cambiaban de técnica cuando se les presentaban nuevos desafíos. De hecho, las pequeñas lagartijas necesitaron menos intentos que las aves para resolver el test. Teniendo en cuenta la fama de lentos de los reptiles, el autor principal, Manuel Leal dijo que los resultados fueron «completamente inesperados».



Para testear a los anolis de Puerto Rico, Anolis evermanni, se utilizaron los mismos pequeños discos que se utilizan para testear a la aves. Las lagartijas demostraron que podían resolver un problema, recordar las soluciones e, incluso, «olvidar» aquellas incorrectas. Creditos: Manuel Leal, Duke University

Para probar a los anolis de Puerto Rico se colocaron dos discos, uno contenía una lombriz y el otro estaba vacío, ambos estaban tapados. Para poder llegar a la lombriz las anolis debían empujar o morder la tapa del pequeño disco. Las lagartijas necesitaron tres intentos menos que las aves para resolver el problema.



“Ponían su hocico debajo del pequeño disco y luego lo empujaban rápidamente” contó Leal en un comunicado de prensa. “Cuando están en la selva no tienen este comportamiento»



Las lagartijas sólo podían intentar una vez por día, mientras que las aves lo hacían varias veces. Si la lagartija no tenía éxito, debía esperar 24 horas para intentar obtener su comida.



Otros investigadores colocaron dos tapas, una brillante y otra opaca, sobre los discos y las lagartijas enseguida aprendieron a asociar la tapa brillante con la lombriz, e ignoraron la tapa opaca. Luego de esto, los investigadores intentaron engañar a las lagartijas: movieron la lombriz debajo de la tapa opaca. Esto parecía más difícil. Pero, luego de un par de intentos, dos de las cuatro lagartijas comenzaron a empujar la tapa opaca en lugar de la brillante.



“A estas dos lagartijas las llamamos Plato and Socrates” dijo Leal.



Otra especie de anolis, estas no fueron utilizadas en la investigacion

Mientras que el estudio demostró habilidades cognitivas inesperadas en lagartijas, Louis Lefebvre ,un experto en aves, junto con la universidad de McGill, dice que dicho estudio no necesariamente revela que las lagartijas son más inteligentes que las aves ya que estas ultimas poseen un cerebro mas grande en proporción al su cuerpo. Sin embargo, podemos decir que los anolis son unos de los reptiles más inteligentes.



“Sabemos que el cerebro de las aves y de los mamíferos en más grande, y dentro de las especies de las aves y de los mamíferos cuanto más grande es el cerebro más grande es la posibilidad de que esa especie sobreviva a un nuevo ambiente», Lefebvre dijo en un comunicado de prensa. “Lo mismo debe suceder con las lagartijas”.



Los anolis han demostrado ser exitosos para sobrevivir en nuevos hábitats. Existen más de 400 especies de anolis, esto los convierte en el género más grande dentro de los reptiles.



Por su parte, Leal planea estudiar otras lagartijas este año y comparar el tamaño del cuerpo y el cerebro.



Durante décadas, los investigadores han descubierto que los animales del mundo pueden ser mucho más inteligentes que una sociedad entera. Simios, cuervos y pulpos han sabido descifrar problemas. Las abejas son capaces de contar. Las gallinas muestran empatía por sus pollitos. La avispas vespa (o avispas de papel) pueden reconocer avispas de otra especie. Cuanto más aprendemos sobre inteligencia animal más comunes nos volvemos como ser humanos.