Noticias ambientales

El extinguido pingüino “elegante” es reconstruido por paleontólogos

Two Kairuku penguins come ashore, passing a stranded Waipatia dolphin. Artwork by Chris Gaskin, owner and copyright owner: Geology Museum, University of Otago.
Dos pingüinos Kairuku llegan a tierra, pasando por el lado de un delfín Waipatia varado, Arte por Chris Gaskin, propietario y dueño de copyright: Museo de Geología, Universidad de Otago.


Hace aproximadamente 25 millones de años vivió un pingüino de pico largo y afilado y con enormes aletas en una Nueva Zelandia que estaba casi completamente bajo agua. El ave llamada Kairuku, es nombrada así por la palabra Maori que significa, “Clavadista que regresa con comida” y fue descubierta por primera vez in 1977 pero solo recientemente ha sido reconstruida por algunos científicos en un estudio del diario: Journal of vertebrate Palentology



“Kairuku era un ave elegante según los criterios de pingüino, de cuerpo delgado y aletas largas pero con piernas y pies cortos y gruesos,” explica Dan Ksepka el coautor con la universidad, North Carolina State en un comunicado de prensa. “Si hubiéramos hecho una reconstrucción extrapolando a partir de lo largo de las aletas, hubiera medido más de 6 pies de altura parado. En realidad Kairuku media alrededor de 4 pies y 2 pulgadas de altura.”



En aquel tiempo de las cinco especies conocidas que existían en Nueva Zelandia, Kairuku era el más grande.



“Por la seguridad y la comida, esta ubicación era ideal para pingüinos” dice Ksepka. “En aquel tiempo la mayoría de Nueva Zelanda se encontraba bajo agua, dejando algunas masas de tierra rocosa y aislada que mantenía a los pingüinos a salvo de sus posibles predadores y les proveía de abundantes reservas alimentarias.”



Hoy en día, Nueva Zelanda y las islas de su alrededor siguen siendo un punto clave para los pingüinos, disfrutando de seis especies. Desafortunadamente los pingüinos están en crisis a nivel mundial: más del 60% de los pingüinos del mundo (18 especies) están amenazados de extinción según la Lista Roja del UICN. Los científicos creen que la sobrepesca ha aniquilado las poblaciones de presa para pingüinos, causando el descenso de muchas de estas aves no voladoras. Para encimar, los investigadores están preocupados de que el cambio climático este poniendo una presión de más sobre los pingüinos.