Noticias ambientales

Preservan en Guatemala paraíso de reptiles

Giant Palm Footed Salamander (Bolitoglossa dofleini). Photo by Robin Moore/robindmoore.com
Salamandra gigante de pies palmeados (Bolitoglossa dofleini). Photo by Robin Moore/robindmoore.com.


Quince grupos conservacinistas se han agrupado para salvar alrededor de 2,400 hectáreas (6,000 acres) de bosque lluvioso primario en Guatemala, hogar de una docena de especies anfibias amenazadas y de la recientemente descubierta víbora de pestañas del Merendón (Bothriechis thalassinus). El nuevo parque, llamado Reserva Anfibiana de la Sierra Caral, yace en las montañas guatemaltecas cerca de la frontera con Honduras en una región prioritaria para la conservación en Guatemala.



«Esta gran adquisición levanta la última barrera que impedía al gobierno de Guatemala declarar a toda el área como Santuario Nacional de Vida Salvaje, algo que las comunidades locales y conservacionstas esperan desde el año 2,000,» dijo Marco Cerezo, director de FUNDAECO, un grupo conservacionista dedicado a evitar que los entornos silvestres sean convertidos en zonas de pastoreo para ganado.


En asociación con la Global Wildlife Conservation (GWC), FUNDAECO ha sido capaz de reclutar la ayuda de más de una docena de grupos para recaudar el dinero necesario para salvar estos bosques. El gobierno de Guatemala prometió proteger el bosque pero sus esfuerzos han sido insuficientes debido a la falta de fondos.




Hocofaisán (Crax rubra). Photo by Greg Homel.

«Esta historia de éxito demuestra que alianzas internacionales con liderazgos conservacionistas locales y nacionales pueden conjugarse para la protección de especies únicas y sus hábitats, para el goce de generaciones futuras,» dijo Claude Gascon, miembro del IUCN/SSC Amphibian Specialist Group.



Una de las especies más fascinantes de este bosque es la muy elusiva y poco conocida serpiente «víbora de pestañas del Merendón.» Una serpiente color verde azulado que había sido descrita apenas en el año 2,000. Adicionalmente, la reserva es el hogar de tres especies de salamandra conocidas solo en la cordillera montañosa Sierra Caral. Resulta alarmante que casi la mitad de especies de anfibios de la reserva (5 de 12) se encuentran actualmente en la Lista Roja IUCN como «críticamente amenazadas.»



El parque no solo es hábitat vital de amfibios y reptiles, también lo es para especies amenazadas de aves. La Sierra Caral se conoce por auspiciar poblaciones de chachalaca negra (Penelopina nigra), hocofaisán (Crax rubra) y momoto carenado (Electron carinatum), todas catalogadas como «vulnerables» por la IUCN. Adicionalmente, la región es un importante lugar de paso para cientos de especies de aves migratorias.



«La reserva de la Sierra Caral es importante no sólo para especies raras y amenazadas endémicas de la región, también es el corredor de animales que transitan a lo largo del continente,» explica Brian Sheth, ejecutivo de GWC.



Como tal, la reserva también es una pieza vital del ‘Proyecto Corredor del Jaguar,’ que se propone preservar el hábitat del jaguar y otras especies que viajan desde México hasta Argentina. Los grupos conservacionistas señalan que estos bosques han sido escasamente explorados por lo que podrían contener especies desconocidas aun para la ciencia. En décadas recientes, nuevas especies de insectos y anfibios han sido descubiertas en las montañas, además de la serpiente Merendón



«Es es un verdadero triunfo para la conservación del planeta que grupos conservacionistas a lo largo de Norte y Centroamérica se hayan reunido para rescatar las últimas reservas de estos bosques extraordinarios,» dijo Paul Salaman, jefe del Fideicomiso Mundial para la Tierra en los Estados Unidos.



Apoyo adicional para la creación de esta reserva vino del Decreto para las Aves Migratorias Neotropicales de los Estados Unidos (USFWS), el Fondo para la Conservación Internacional de Canadá (ICFC), la American Bird Conservancy, Conservation International y otras organizaciones.




Víbora de pestañas del Merendón (Bothriechis thalassinus). Photo by Robin Moore/robindmoore.com.







Un hábitat de humedal arroyo abajo de la Sierra Caral. Photo by Robin Moore/robindmoore.com.







Rana de arroyo de ojos rojos, críticamente amenazada (Duellmanohyla uranochroa). Photo by Robin Moore/robindmoore.com.







Vista aérea de una porción de la nueva Reserva Anfibiana Sierra Caral Photo by Robin Moore/robindmoore.com.






Jóven ejemplar de la vívora de pestañas del Merendón (Bothriechis thalassinus). Photo by Don Church, Global Wildlife Conservation..







Más sobre los esfuerzos para salvar la biodiversidad en la región de la Sierra Caral en Guatemala.