Noticias ambientales

Jaguares, tapires, ¡madre mía!: Explorador del Amazonas filma una asombrosa bonanza de vida silvestre en un bosque amenazado



Un nuevo video de Paul Rosolie, explorador de la Amazonía, nos transporta a un mundo recóndito de jaguares al acecho, tapires de peso pesado y armadillos gigantes que deambulan de día. Esta es la Amazonía que nos imaginábamos en la niñez: colmado aún de lo salvaje. En sólo cuatro semanas en una sola colpa (o arcillar en donde se reúnen mamíferos y aves) en la parte baja del Río Las Piedras, Rosolie y su equipo captaron 30 especies amazónicas en video, inclusive siete que están en riesgo de extinción. Sin embargo, el propio sitio que filmaron Rosolie y su equipo está amenazado: leñadores, mineros y agricultores que siguen la ruta de la construcción de la carretera transamazónica han infiltrado la parte baja del Río Las Piedras.



«La mayoría de la gente piensa en el bosque tropical húmedo y se imagina animales en todas partes pero la verdad es que, aún en bosque saludable, se podría caminar todo el día y no ver cosa alguna,» Rosolie le dijo a mongabay.com en una entrevista reciente. «Pero las cámaras trampa nos ofrecen otra visión. La filmación no sólo nos muestra cuáles especies visitan la colpa y cuándo sino que nos permiten observar el comportamiento al natural: el tapir y el ciervo de visita con sus crías, aves y ciervos compartiendo la copla, el ocelote siguiendo las huellas de un agutí.»



Aun así, Rosolie nos dice que inclusive a él le sorprendió la cantidad de especies captadas en esta colpa.



«Jamás habíamos visto tan increíble abundancia y diversidad en un sólo sitio del bosque y en tan poco tiempo.»



Después de editar más de 2.000 de sus videos de cámaras trampa y de agregarles narración, Rosolie los convirtió en una breve película que nos habla de un sitio en el cual todavía hay exuberancia. Los videos de cámaras trampa suelen mostrarse en la pantalla sin contexto, o con muy poco, sobre la vida silvestre; para Rosolie ésta es una «oportunidad perdida» de llegar a una mayor audiencia.




El mapa muestra el Río Las Piedras y las áreas protegidas adyacentes. Si se conserva el Río Las Piedras se podría conectar los parques más biodiversos del mundo. Pulse en la imagen para agrandarla.

«La gente que no está tan familiarizada con los animales de un determinado ecosistema o que desconoce los desafíos que encaran o aquello que los hace únicos—necesita contexto y presentación—necesita ser incluida también,» nos dice.



Mas su lugar silvestre está amenazado. Aunque las cabeceras del Río Las Piedras están protegidas, la parte baja sigue descuidada, y la controversial carretera transamazónica acarrea «un ingente influjo de tala, caza, minería aurífera y drogas,» según Rosolie.



«El mes pasado le dispararon a un jaguar y a otro lo atropelló un auto. Es más, uno de los miembros de mi equipo vio a unos leñadores matar a una guacamaya—está mal. La gente no se da cuenta cuán delicada es la vida silvestre,» dice Rosolie y agrega que «para la vida silvestre en Las Piedras, el sujeto de los videos, la situación es urgente.»



Rosolie dice que, si se la protege, la parte baja del Río Las Piedras será «la última pieza del rompecabezas» en lo que podría considerarse la red de áreas protegidas más grande del mundo, que conecta el Parque Nacional del Manú y el Parque Nacional Alto Purús al Parque Nacional Bahuaja Sonene y el Parque Nacional Madidi en Bolivia.



«Contenida en estos parques está la mayor biodiversidad de la Tierra (incluyendo récords mundiales en especies de aves, mariposas y libélulas),» explica Rosolie, quien también grabó en video uno de los mamíferos menos conocidos de la Amazonía, el zorro tropical de orejas cortas (véase el video abajo).



Sin embargo, para proteger el área se requiere una coalición a gran escala que incluya al gobierno peruano, a la gente del lugar y a las ONG.



«Ahora necesitamos apoyo público y, para eso, tiene que haber una forma en que la gente sepa sobre este río y apoye el proceso de protegerlo,» dice Rosolie, quien actualmente se halla escribiendo un libro sobre la región (a publicarse el próximo año). «Estas cámaras trampa son apenas una porción del primer paso en el proceso de exponer aún más el Río Las Piedras y asegurar que sobreviva.»



Rosolie percibe instrumental su esfuerzo en la Amazonía por asegurar que la naturaleza silvestre—y animales como los jaguares, los gigantes osos hormigueros y los tapires—sean preservados en un mundo en el que la huella humana parece hollar sin fin.



«Nuestra generación tiene la oportunidad de hacer algo único en la historia: conservación preventiva —asegurar que los lugares vírgenes lo sigan siendo—así como ayudar a que las áreas habitadas por seres humanos se mantengan viables a nivel de ecosistemas,» dice Rosolie. «En cincuenta o cien años ya se habrá perdido esa oportunidad.»




Quien tenga interés en saber más sobre el Río Las Piedras o en apoyar los esfuerzos por su conservación puede comunicarse con Paul Rosolie: Adventure [at] tamanduajungle.com





ENTREVISTA CON PAUL ROSOLIE



Paul Rosolie revisando los videos de las cámaras trampa en una computadora portátil en la Amazonía. Foto por: Mohsin Kazmi.


Mongabay: ¿Nos podrías contar sobre tu trabajo en la Amazonía peruana?



Paul Rosolie: Hace siete años que trabajo en la región del Río Madre de Dios en Perú estudiando el ecosistema y la vida silvestre. He estado explorando las comunidades de vida silvestre que aún no sienten la interferencia humana; y la Amazonía occidental sigue siendo rica en estas áreas si sabes dónde buscar. En los últimos cuatro años mi equipo y yo también hemos estado estudiando la relación entre los seres humanos y las anacondas (un depredador alfa importante y amenazado), y los cambios que enfrenta la región a raíz de la carretera transamazónica.



Como conservacionista y escritor siento que es mi labor contar la historia de la región mientras todavía haya tiempo de actuar. Nuestra generación tiene la oportunidad de hacer algo único en la historia: conservación preventiva —asegurar que los lugares vírgenes lo sigan siendo—así como ayudar a que las áreas habitadas por seres humanos se mantengan viables a nivel de ecosistemas. En cincuenta o cien años ya se habrá perdido esa oportunidad.



Por esta razón es que actualmente mi trabajo se concentra en el Río Las Piedras; es el río más largo de la región y alberga una flora y una fauna impresionantes, así como tribus aisladas con las que no se ha tenido contacto. Soy el director de campo de una estación de investigación para las Expediciones de Tamandua, una de las pocas operaciones de ecoturismo en esta área, en donde tratamos de aplicar las lecciones que se aprendieron del Río Tambopata (otro río del Madre de Dios en el que el ecoturismo ha sido de gran acierto en promover conservación). En este momento, la parte baja del Río Las Piedras no está protegida oficialmente como parque o reserva natural y vemos un influjo masivo de tala, caza, minería aurífera y drogas—que está deteriorando aceleradamente el bosque antiguo y la increíble vida silvestre que alberga en muchos lugares.



CÁMARAS TRAMPA EN LAS PIEDRAS



Toma de un jaguar con una cámara trampa de Paul Rosolie en la parte baja del Río Las Piedras.


Mongabay: Mantuviste una cámara trampa por cuatro semanas en un salegar de la Amazonía peruana. ¿Cuáles especies registraste?



Paul Rosolie: Las cámaras grabaron más de dos mil videos de 30 especies: 25 mamíferos, 3 aves y 2 reptiles (la lista de especies está en la descripción del video en youtube). Numerosos individuos de muchas especies visitaron el sitio varias veces durante el estudio y en las filmaciones de la cámara trampa pudimos observar las interacciones en esta comunidad. Jamás habíamos visto tan increíble abundancia y diversidad en un sólo sitio del bosque y en tan poco tiempo.



Mongabay: ¿Cuál fue el animal más sorprendente que vieron en la cámara trampa?



Paul Rosolie: El armadillo gigante fue el que más me sorprendió; son animales muy sigilosos y jamás había visto uno a la luz del día. También observamos una tortuga Arraú pequeñísima que pasaba el tiempo en el charco de la colpa, lo cual fue interesante (¡se la podrían haber comido fácilmente los mamíferos más grandes!).



Sin embargo, ¡mi favorita fue la osa hormiguero gigante! Son animales tan hermosos. Es mi video favorito porque unos años antes yo mismo pasé cinco semanas rehabilitando una osa hormiguera gigante, huérfana y de dos meses de edad, a sólo unos cuantos kilómetros de la colpa. Quisiera pensar que, quizás, —sólo quizás, ¡era ella ya toda crecida! (El crédito por ésa va a Lucy Dablin en Fauna Forever)



Mongabay: ¿Captaste algo sobre el comportamiento de las especies amazónicas?



Navegando por un tributario del Río Las Piedras. Foto por: Gowri Varanashi.


Paul Rosolie: Definitivamente. La mayoría de la gente piensa en el bosque tropical húmedo y se imagina animales en todas partes pero la verdad es que, aún en bosque saludable, se podría caminar todo el día y no ver cosa alguna. En la jungla, en donde todo se caza, únicamente sobreviven los silenciosos y los sigilosos. Como seres humanos, estamos limitados en comparación a muchas especies que ven, olfatean y oyen mejor que nosotros y que son más sigilosos. Por esto, aunque uno vea un animal, es apenas por un instante antes de que desaparezca. Mas, las cámaras trampa nos dan otra visión. La filmación no sólo nos muestra cuáles especies visitan la colpa y cuándo sino que nos permiten observar el comportamiento al natural: el tapir y el ciervo de visita con sus crías, aves y ciervos compartiendo la copla, el ocelote siguiendo las huellas de un agutí. Inclusive hay un video grabado de noche de un puma echado entre el follaje que bordea el claro, acechando en la colpa a la espera de una presa. Después de mirar miles de videos se comienza a reconocer a los individuos y a ser testigo de la vida de estos animales y de cómo se desenvuelven en la sociedad silvícola—realmente fascinante.



Mongabay: Tus filmaciones de jaguares son impresionantes. ¿Tuviste algún encuentro personal con estos gigantes—aparte del que apenas pudo captar la cámara?



Paul Rosolie: Hubo muchos encuentros. Estuve acampando en áreas remotas y a veces en la mañana hallaba huellas de jaguares alrededor de mi carpa—una de estas huellas estaba a casi trece centímetros de la esquina de mi carpa. Luego, estando en mi hamaca una noche, me despertó una jaguar curiosa—estaba tan cerca que podía sentir su aliento. Son animales bastante inquisitivos.



Más de una vez, mientras revisaba los videos, tuve la sensación de estar siendo observado—y más de una vez las cámaras probaron que realmente había jaguares allí cerca mientras trabajaba. Aunque muchas veces estuve cerca de ellos, sigo a la espera del avistamiento perfecto: ¡sobre un tronco a orillas del río, con la neblina matinal de marco!



Mongabay: A diferencia de la mayoría de los videos de cámaras trampa, a tu video lo editaste bastante y le agregaste narración y contexto importante. ¿Esperas que esto ayude a que más gente vea y entienda la vida silvestre amazónica?



Paul Rosolie: Exactamente, por eso es que el video está hecho así. He visto muchos otros videos de cámaras trampa en los que simplemente se lista a las especies—y creo que en algunos casos son oportunidades que se pierden. Para ti, para mí y para otras personas en el área de conservación/biología/vida silvestre, ningún adorno o explicación es necesaria—se podría decir que, en la mayoría de los casos, conocemos las historias de estas especies. Sin embargo, hay quienes no están tan familiarizados con los animales de un determinado ecosistema o desconocen los desafíos que enfrentan o aquello que los hace únicos—se necesita algo de contexto y una presentación—hacer posible que se unan también.



Eso es lo que con tanto arte hizo Steve Irwin con los cocodrilos (y toda criatura concebible). Fue y se metió al agua con ellos y nos contó lo que estaban pensando y lo que los ocupa y por qué los ama—y la gente devoró el material. Pudo llegar a millones de personas con una historia. Creo que los conservacionistas hoy de deberían usar la era de los medios sociales de comunicación para realmente involucrar a la gente, para emocionarla.



LOS MÁS RAROS DE TODOS





Mongabay: También tuviste un encuentro con una rareza amazónica—al que se podría considerar el mamífero grande más raro de la región—, ¿nos podrías contar sobre este encuentro tuyo con el zorro tropical de orejas cortas? (Véase el video arriba)



Paul Rosolie: Estaba caminando por un sendero a la orilla del Río Tambopata por el que se recolecta castañas, andaba en pos de una morfo azul. Hay docenas de mariposas azules enormes en este sendero y, como intentaba sacar la foto perfecta, me quedé quieto por más de una hora tratando de hacer el menor ruido posible cuando algo me hizo mirar hacia arriba. Este animal, al que nunca había visto, estaba mirándome. Me sobresalté pero no me moví. Inclusive miré hacia otro lado para que no percibiese que estaba concentrado en ella—Fingí desinterés (¡nada fácil!). Como estaba tranquilo, ella estaba tranquila y con toda lentitud se puso a caminar sendero abajo, ahí fue cuando la seguí y comencé a filmar.



Mongabay: ¿Supiste al instante qué era lo que estabas viendo?



Paul Rosolie: Es un poco embarazoso admitirlo pero realmente pensé en un principio que se trataba de un perro de matorral. Muy raras veces se puede encontrar al zorro tropical de orejas cortas y al perro de matorral porque son especies crípticas. Ninguno aparece en libros de fotografías o documentales sobre la Amazonía porque son demasiado subrepticios para filmarlos o fotografiarlos y, como nunca había visto uno en la naturaleza, me pescó un tanto desprevenido. La mayor parte de mi entrenamiento viene de cazadores indígenas—pero inclusive ellos rara vez mencionan a estas especies—y, cuando lo hacen, los juntan en la misma categoría/especie y los llaman ‘perro de monte’.



Lo único que sé con certeza es que fue muy importante filmar a este animal.



Mongabay: ¿Qué saben los científicos sobre esta especie?



Paul Rosolie: Esta especie no es común por la zona en la que está distribuida. Sabemos que viven en las tierras bajas de la Amazonía occidental y que pueden prosperar en tierra firme, llanuras aluviales y en los hábitats del bambú. Su área de mayor densidad parece ser la del Madre de Dios, aunque parecería que solamente moran en las zonas más inaccesibles y remotas de la región. Se sabe virtualmente nada de su reproducción y estructura social; de hecho, son tan raros que no sabemos cómo clasificarlos. Hasta hace poco, su estado de conservación según UICN era de Datos Insuficientes. Hoy se los lista como Casi Amenazados a raíz de su sensibilidad a perturbaciones en su hábitat.



Aparentemente, no sólo prefieren sino que necesitan hábitats a los que no lleguen los seres humanos. Los perros domésticos suponen varias amenazas, como enfermedades y daño físico, a los zorros tropicales de orejas cortas.



CONSERVACIÓN DE LA PARTE BAJA DEL RÍO LAS PIEDRAS



Camión maderero cerca a la parte baja del Río Las Piedras. Foto cortesía de Paul Rosolie.


Mongabay: ¿Está protegida el área en la que trabajas?



Paul Rosolie: En este momento, no. La región del Río Madre de Dios del Perú alberga un increíble sistema de áreas protegidas de leviatán, como el Parque Nacional del Manú, el Parque Nacional Bahuaja Sonene, el Parque Nacional Alto Purús y, justo atravesando la frontera con Bolivia, el Parque Nacional Madidi. Contenida en estos parques está la mayor biodiversidad de la Tierra (incluyendo récords mundiales en especies de aves, mariposas y luciérnagas). Aunque las cabeceras del Río Las Piedras están incluidas en el Parque Nacional Alto Purús y en una reserva de indígenas con los que no se ha tenido contacto, la parte baja del Río Las Piedras actualmente carece de protección y está experimentando tasas crecientes e insólitas de tala y deforestación.



Mongabay: ¿Cuáles son las mayores amenazas a la región?



Paul Rosolie: Hace poco se pavimentó y completó la carretera transamazónica, lo cual llevó a despejar bosque virgen y antiguo para que lo atravesasen varios caminos de tala. Ahora que se han abierto paso los caminos hemos estado viendo influjos masivos de colonizadores de los Andes. Casas y granjas aparecen a diario y cada vez se despeja más bosque. Los leñadores usan los caminos para llegar a sitios de palo fierro o casuarina, cedro y otras maderas de crecimiento añejo que ahora están expuestas.



Con toda la actividad humana se multiplica la caza. En los últimos meses le dispararon a un jaguar y a otro lo atropelló un auto; es más, uno de los miembros de mi equipo vio leñadores matar a una guacamaya—está mal. La gente no se da cuenta de lo delicada que es la vida silvestre. Yo mismo vi a un solo cazador causar la extinción local de toda una especie. De modo que para la vida silvestre en Las Piedras, el sujeto de los videos, la situación es urgente.



Mongabay: ¿Qué es lo que esperas lograr con estos videos?



Mono aullador colorado en la región de Las Piedras. Foto por: Mohsin Kazmi.


Paul Rosolie: El objetivo es lograr que se proteja la parte baja del Río Las Piedras. La región del Madre de Dios tiene una rica historia de conservación y, a los ojos de más y más gente, la cabecera del Río Las Piedras es la pieza final del rompecabezas. Si se protege este río se conectan los ecosistemas de grandes áreas protegidas bien conocidas, como Manú y Bahuaja Sonene, Alto Purús y Madidi.



Sin embargo, las especies en estos videos representan a todo el occidente amazónico, una parte del mundo que nos reserva una increíble oportunidad como sociedad mundial. Como mucha de esta zona está intacta, tenemos la oportunidad de asegurarnos que sobreviva. La interfaz Andes/Amazonía es el motor que da energía al resto de la Amazonía, un sistema de incalculable influencia, no únicamente sobre Sudamérica sino sobre todo el planeta.



Creo que estos videos tienen el poder de contar una historia, de ofrecerle a la gente un vistazo a un mundo que no se podía ver antes de las cámaras trampa. Quiero usarlos para ayudar a proteger la región.



Mongabay: Dada la importancia de la parte baja del Río Las Piedras para la conservación de la Amazonía, ¿qué piensas que lograría convencer al Perú de reservar este trecho de tierra?



Paul Rosolie: No es poca la labor de crear un parque nacional pero, como lo mencioné, el elemento verdaderamente único del plan de Las Piedras es una oportunidad única en la historia de proteger el área antes de que se la degrade y de que esté tan llena de gente que haga inviable un parque.



Necesitamos atraer atención hacia Las Piedras e identificarla como prioridad de conservación a una escala mayor. Necesitamos atraer la atención de DGFFS o la Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre, del gobierno peruano, de algunas de las grandes ONG que ya han tenido aciertos en el Madre de Dios, como Wildlife Conservation Society [Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre], WWF [Fondo Mundial para la Naturaleza] y Conservación Internacional, y de otras operaciones más pequeñas.



La creación de un parque nacional exige catalogar datos biológicos y etnográficos del área y hacer estudios económicos exhaustivos. Luego vienen las reuniones a nivel local, regional y nacional para acordar términos, linderos y otros elementos del plan. Es un proceso monumental pero, dada la historia de conservación en la región y dados los parques circundantes, tenemos todas las de ganar. El Madre de Dios ya es parangón de conservación y creo que la conexión de parques que ya existen para crear una megareserva sería algo que enorgullecería al Perú, un ejemplo importante para el resto del mundo.



Por el momento necesitamos apoyo público y, para eso, tiene que haber una forma de aprender sobre este río y apoyar el proceso de protegerlo. Ésta estrategia ya tuvo un tremendo acierto (la creación del Parque Nacional de Bahuaja Sonene recibió la ayuda del interés internacional que generó el documental CANDAMO: La última selva sin hombres). Por esta razón es que empleé los últimos años escribiendo un libro sobre mis aventuras en Las Piedras (y en otras partes del Madre de Dios), titulado Mother of God [Madre de Dios] (en proceso de ser publicado por Harper Collins en unos dieciocho meses). Asimismo, estos videos de cámaras trampa son apenas una pequeña porción del proceso de exponer más a Las Piedras y asegurar que este río sobreviva.



Mongabay: ¿Cómo puede ayudar la gente?



Montañas del occidente amazónico; foto cortesía de Paul Rosolie.


Paul Rosolie: ¡Involucrándose! Se está trabajando mucho por el Río Las Piedras con turismo e investigación para promover la preservación del área. Las Expediciones Tamandua (www.tamanduajungle.com) y Fauna Forever (www.faunaforever.org) usan investigación/ turismo para proteger la vida silvestre que muestran estos videos y la parte baja del Río Las Piedras. La conservación que parte del ecoturismo depende de quienes viajan pero lo que aquí es único es que las operaciones en Las Piedras son tan pequeñas y tan cruciales que quien visita Las Piedras no sólo se une a una gira—se une al esfuerzo por proteger el bosque, la vida silvestre y a la gente local.



Además de viajar, hoy quedan ilimitadas maneras de involucrarse. Por los medios sociales de comunicación, la gente puede mantenerse vinculada a nuestro trabajo de campo y ayudar a promover, a concienciar, a recaudar dinero y a compartir recursos. Para citar un caso, fue así que hace poco se rescató mi estación de investigación. Estábamos en estado de emergencia porque nuestro techo cedió y la lluvia estaba destrozando nuestra estación pero, mediante una campaña de Indiegogo, pudimos ligarnos a gente alrededor del mundo que contribuyó con lo suyo. La gente nos ayudó con equipo; con la edición del video; con promoción, comunicación y diseño gráfico; y con otras destrezas que necesitábamos. Al final, pudimos reparar nuestro techo y salvar la estación— ¡lo que a su vez nos permite seguir protegiendo la tierra y la vida silvestre!



Mongabay: ¿Qué se viene ahora para ti? ¿Cuándo vuelves a Perú?



Paul Rosolie: Quiero seguir trabajando con cámaras trampa durante la próxima estación seca (alrededor de mayo) pero esta vez con filmación de alta definición–me imagino que eso va a ser realmente emocionante. También vamos a continuar un estudio en curso sobre las anacondas.



Actualmente estoy por acabar de escribir un libro llamado Mother of God para Harper Collins. Es sobre el Madre de Dios y toda la región occidental amazónica, a través de mis experiencias de los últimos siete años en conservación/exploración en la jungla. Anacondas, conservación, tribus, cazadores furtivos, jaguares, osos hormigueros gigantes y bosques flotantes— ¡es una aventura! Tal como con los videos, quiero que este libro lleve la belleza y la aventura de la Amazonía a la gente, ¡que la incluya!



Se está planificando una caminata por un megatransecto de toda la interfaz Andes/Amazonía, de sur a norte—nunca se lo ha hecho y creo que nos llevaría a aprender sobre el estado de la región y a crear conciencia.





Video que presenta a Rosolie y su trabajo en la Amazonía peruana y que expone las oportunidades de hacer trabajo voluntario.




Villorrio a cierta distancia de Las Piedras; foto cortesía de Paul Rosolie.




Lancha maderera por el Río Las Piedras; foto por: Mohsin Kazmi.




Guacamaya; foto por: Gowri Varanashi.


Colpa de Las Piedras – Especies en el video de las cámaras trampa



1. Corzuela colorada o guazú pitá (Mazama americana), Datos insuficientes

2. Venado cenizo (Mazama gouzoubira), Preocupación Menor

3. Pecarí barbiblanco (Tayassu pecari), Casi Amenazado

4. Pecarí tajacu o de collar (Tayassu tajacu), Preocupación Menor

5. Tapir de llanura o chaqueño (Tapirus terrestris), Vulnerable

6. Ocelote (Leopardus pardalis), Preocupación Menor

7. Puma (Puma concolor), Preocupación Menor

8. Oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla), Vulnerable

9. Armadillo gigante (Priodontes maximus), Vulnerable

10. Armadillo narizón (Dasypus kappleri), Preocupación Menor

11. Ardilla roja norteña (Sciurus igniventris), Preocupación Menor

12. Mono capuchino (Cebus albifrons), Preocupación Menor

13. Mono aullador colorado boliviano (Alouatta sara), Preocupación Menor

14. Paca de llanura o conejo pintado (Cuniculus paca), Preocupación Menor

15. Agutí centroamericano (Dasyprocta punctata), Preocupación Menor

16. Acuchí verde (Myoprocta pratti), Preocupación Menor

17. Puercoespín de espina bicolor (Coendou bicolor), Preocupación Menor

18. Jaguar (Panthera onca), Casi Amenazado

19. Tayra o hurón mayor (Eira Barbara), Preocupación Menor

20. Cuatí amazónico o de cola anillada (Nasua nasua), Preocupación Menor

21. Tapetí o conejo brasileño (Sylvilagus brasiliensis), Preocupación Menor

22. Mono araña (Ateles chamek), En Peligro

23. Mono ardilla boliviano (Saimiri boliviensis), Preocupación Menor

24. Colicorto de flancos rojos o zarigüeya amazónica (Monodelphis glirina), Preocupación Menor

25. Zarigüeya ratón (Marmosa murina), Preocupación Menor

26. Pava amazónica (Penelope jacquacu), Preocupación Menor

27. Paujil o pavón pico de ají (Mitu tuberosum), Preocupación Menor

28. Trompetero aliblanca (Psophia leucoptera), Preocupación Menor

29. Tortuga de pies amarillos o morrocoy amazónico (Chelonoidis denticulata), Vulnerable

30. Tortuga Arraú (Platemys platycephala), Preocupación Menor