Noticias ambientales

Las represas están represando rápidamente al Amazonas


Construcción de un canal para el proyecto Represa de Belo Monte, cerca de Altamira tomado por Daniel Beltrá para Greenpeace. Una vez completada, la Represa Belo Monte será la tercera más grande del mundo. Sumergirá hasta 400.000 hectáreas y desplazará a 20.000 personas. Imagen de Daniel Beltrá/ Greenpeace.



Según una nueva evaluación que valora la rápida expansión de las represas en la región amazónica, los constructores de represas que buscan liberar el potencial hidroeléctrico del Amazonas están poniendo en peligro al río más caudaloso del mundo y a su selva lluviosa.



El reporte, publicado como un atlas, producido por 11 ONG e instituciones de investigación que forman la Red Amazónica de Información Social y Ambiental Georeferenciada (RAISG), muestra que los países amazónicos han construido o planean desarrollar más de 400 represas en la cuenca del Amazonas. 171 represas ya han sido construidas, mientras que 246 están en proceso de construcción o en etapa de planificación. De las 246 nuevas represas, 67 tendrán una capacidad que excede los 30 mega watts.



Brasil, con 231, tiene la mayor cantidad de represas en el mundo. El gigante sudamericano estima que el potencial hidroeléctrico de la porción del Amazonas brasilero asciende a 260.000 Mega Watts, o lo suficiente para brindar electricidad a un cuarto de billón de hogares norteamericanos.



Las empresas de ingeniería brasileras también están construyendo muchas de las represas en países vecinos con el Amazonas. Según el reporte, Perú ha planificado 11 represas, mientras que Bolivia tiene 4.



Las regiones bajas y medias del Amazonas son las más buscadas para construir represas, y se planifican 79. 16 de las represas serán más grandes que 30 Mega Watts. Las regiones bajas y medias del Amazonas ya tienen 34 represas. Se planifica el desarrollo de grandes hidroeléctricas en el Río Tocantins en el sur del Amazonas brasilero, donde 20 presas de gran capacidad ya están siendo construidas. Las regiones altas del Amazonas pueden presenciar 13 grandes represas.



Número de hidroeléctricas por país en el Amazonas, por tipo y fase


Planned Current
Country > 30MW Total > 30MW Total Total
Brasil 176 55 231 87 22 109 340
Perú 2 9 11 31 2 33 44
Bolivia 1 3 4 1 9 10 14
Ecuador 10 10 10
Venezuela 6 6 6
Colombia 1 1 1
Guyane Française 1 1 1
Suriname 1 1 1
total 179 67 246 120 51 171 417




Los ecólogos dicen que hay una miríada de problemas con grandes represas en los ecosistemas tropicales, especialmente con la escala que se planifica en el Amazonas. Las grandes represas interfieren con los ciclos hidrológicos y los flujos de nutrientes en los ecosistemas, mientras que restringen o bloquean el acceso a los lugares de cría y alimentación de especies de peces migratorios. Además, las áreas inundadas con agua pueden generar gran cantidad de emisiones de gases invernadero. Errores de diseño en las represas en los trópicos, los que pueden liberar metano desde la base de los reservorios, pueden exacerbar los impactos climáticos. Finalmente, la inundación del reservorio de agua puede desplazar a las comunidades que tradicionalmente dependen de los ríos, mientras que también pueden crear penurias aguas abajo al reducir la abundancia de peces.



Pero el atlas dice que varios de los problemas son típicos en el diálogo en proyectos hidroeléctricos. De hecho, el conocimiento de los impactos de una represa muchas veces es bastante pobre. Por ejemplo, los políticos han dicho que la controversial represa Belo Monte, de 11.233 MW en el sur del Amazonas, no es parte del Amazonas y no inundará la selva tropical; mientras que de hecho, el proyecto inundará cientos de miles de hectáreas. Según los analistas, para que el proyecto sea financieramente viable, dos represas más deben ser construidas aguas arriba de Belo Monte, un tema que ha sido muy poco considerado en el debate público acerca de la represa. Aún así, las personas a favor de la represa aseveran que las represas gigantes en el Amazonas son una forma de “energía limpia”.



“Las represas son una parte central del greenwashing aquí en el Amazonas,” dijo Philip Fearnside del Instituto Nacional de Investigación del Amazonas en Manaos durante un simposio en Junio de 2012 en Bonito, Brasil. “Las represas emiten metano, un gas con mucho más impacto en el calentamiento global por tonelada que el dióxido de carbono, especialmente durante la primera década luego de la construcción.”



Aparte de las represas, el atlas investiga otras amenazas potenciales al Amazonas, incluyendo deforestación, un boom minero, expansión de la exploración y extracción de petróleo y gas natural, una proliferación de proyectos hidroeléctricos, una expansión de la red de caminos, y una mayor incidencia del fuego.



Cita: RAISG 2012. Amazonía bajo presión [PDF-Spanish}