Noticias ambientales

6 lecciones para detener la deforestación en la frontera

Mongabay.com ha colaborado con la Fundación Skoll antes del Foro Mundial Skoll sobre el Empresariado Social para promover una serie de perspectivas que tienen como objetivo responder a la pregunta:¿cómo podemos alimentar el planeta y al mismo tiempo tratar de combatir los agentes de la deforestación?


CÓMO PODEMOS ALIMENTAR EL PLANETA Y AL MISMO TIEMPO TRATAR DE COMBATIR LOS AGENTES DE LA DEFORESTACIÓN?
Soja, ganado, arroz, aceite de palma y explotación forestal son las causas principales de la deforestación. Se prevé que para el año 2040 la población mundial aumente de 7 a 9 mil millones, así como que cada vez más gente en el mundo escape de las garras de la pobreza provocando un aumento de la clase media. En consecuencia, la demanda de estos productos y prácticas seguirá creciendo.
Para tratar estos problemas, y con antelación a la Cumbre Mundial sobre los Bosques organizada por The Economist en el mes de Marzo, el Foro Mundial Skoll sobre el Empresariado Social ha colaborado con el Stanford Institute for the Environment y con Mongabay News para evidenciar las últimas conclusiones y innovaciones en la intersección entre deforestación y sostenibilidad. El debate será el escenario para una discusión mas amplia sobre deforestación en el Foro Mundial Skoll de este año en Oxford, UK.


En el 1984, al final de la dictatura en Brasil, me instalé en una ciudad de frontera llamada Paragominas en el Amazonas oriental. Fui allí para estudiar las selvas y la restauración de los pastos, pero pronto me cautivó también el drama de la frontera misma. Los bosques se disputaban enérgicamente entre ganaderos, comunidades de pequeños agricultores, especuladores de tierras y más de un centenar de empresas madereras, a veces con resultados catastróficos. Si queremos satisfacer una demanda de alimentos creciente, proteger las selvas tropicales, y mitigar el cambio climático a la velocidad necesaria, tenemos que controlar de manera más eficaz las hostiles y anárquicas fronteras de la selva tropical donde la población gana ingentes sumas de dinero con la deforestación.



Las experiencias de los últimos nueve años, intentando disminuir la deforestación y apoyar la agricultura sostenible, han demonstrado que las estrategias unilaterales no son suficientes. En cambio, se pueden crear eficaces sinergias combinando estrategias que hagan hincapié en la innovación política, la transformación del mercado y el apoyo directo al sector agrario. Por último, se alcanzará el éxito cuando una frontera tropical tras otra empezará a cambiar hacia un nuevo modelo de desarrollo rural que preserve (o recupere) los bosques, aumentando la productividad agrícola, y sacando a la humilde población rural de la pobreza. Si hay beneficios ampliamente percibidos gracias al desarrollo forestal sostenible, incluyendo mayor acceso al mercado, mayores flujos financieros, beneficios más altos, aumento de los ingresos tributarios (para los gobiernos), mejora de los medios de subsistencia rural, y disminución de la violencia rural, entonces los líderes políticos, los agricultores, las organizaciones financieras, la industria agraria, los compradores de productos básicos, y los vendedores al por menor pueden gradualmente apoyar la transición.




Daniel Nepstad

Director Ejecutivo e Investigador Principal, IPAM Programa Internacional




Daniel Nepstad es Director Ejecutivo e Investigador Principal en el Programa Internacional IPAM (Amazon Environmental Research Institute). Es el cofundador de IPAM y Aliança da Terra, y además es un experto en política forestal y climática.

No hemos llegado todavía a este punto, pero los ultimos nueve años han estado llenos de experiencias aleccionadoras sobre cómo hacer progresar el programa forestal y alimentario de modo que sirva para mitigar el cambio climático. Paragominas ahora es el líder del desarrollo rural sostenible.
Mato Grosso, el gigante de la agricultura de Brasil en el sureste de Amazonas, ha reducido la deforestación más que otros estados (90%) mientras que sigue incrementando la producción de carne y soja. En Indonesia, Mexico, Perú, Colombia Vietnam, Nigeria, y muchas más naciones, va aumentando la posibilidad de desarrollar transiciones similares.
Aquí tenemos un resumen rápido y breve de algunas lecciones clave:



Lección 1. Descubrir lo que los agricultores necesitan para efectuar la transición.



Actualmente, muchos sectores agrícolas han empezado a desarrollar la transición a la sostenibilidad con ningún o escasos incentivos económicos y una asistencia técnica limitada. Además, muchos agricultores en las fronteras forestales son denigrados. Ellos podrían ser los poderosos defensores de un modelo de desarrollo con un bajo nivel de deforestación, pero sólo si se comprenden y satisfacen sus necesidades y aspiraciones.



“Debemos controlar las fronteras forestales tropicales, poniendo fin a la deforestación y mientras tanto incrementar la productividad agraria y sacar a la humilde población rural de la pobreza.”



Lección 2. Desarrollar mecanismos eficaces para financiar la transición de los agricultores.



La mayor fuente de financiación para la transición hacia el desarrollo de baja deforestación son los bancos nacionales, tanto públicos como privados. La mayoría de estos organismos saben que deberían apoyar la transición hacia la agricultura sostenible, pero no están seguros de cómo enfrentarse a ello.
Mecanismos innovadores de financiación podrían favorecer a los agricultores que están alcanzando discretos niveles de sostenibilidad, como aquellos desarrollados por mesas redondas sobre la explotación de materias primas.







Lección 3. Fundar sistemas eficaces para el soporte técnico de los agricultores.



Buenas semillas, fertilizantes, crianza del ganado, técnicas de gestión del territorio, gestión del agua, control de plagas y estrategias de comercialización son los elementos necesarios para llevar a cabo la transición por parte de agricultores y ganaderos hacia un tipo de producción de baja deforestación. Muchos de estos ingredientes de éxito faltan muy a menudo.



Lección 4. Acordar una única y simple definición para tener éxito en bajar el nivel de deforestación entre distritos, condados, gobiernos locales, estados, provincias y naciones.



Hoy en día en Mato Grosso hay diez diferentes procedimientos en marcha dirigidos a la deforestación, cada uno con su propia métrica y lenguaje, pero ninguno de ellos provee incentivos positivos para dismiuir el nivel de dicha deforestación. Es muy dificil enfrentarse a la deforestación desde una granja, un molino o a través de la explotación de una materia prima de manera aislada, especialmente en ausencia de una clara definición de éxito. Tenemos que avanzar a través de enteras jurisdicciones para facilitar la alineación con las políticas y la aplicación de la ley. Podemos empezar a definir el progreso en relación a los índices históricos de deforestación (como hace el programa jurisdiccional REDD).



Lección 5. Mesas redondas sobre materias primas (RSPO, RTRS, Bonsucro), empresas del Foro de Consumidores de Bienes y otras empresas, deben comprometerse para comprar preferentemente a condados/estados/naciones que estén reduciendo la tasa de deforestación y a agricultores que estén llevando a cabo una transición hacia la sostenibilidad.



A nivel jurisdiccional, las mesas redondas podrían añadir a sus principios y normas reducciones en la deforestación; además, el CFG podría adoptar estrategias incrementales en toda la jurisdicción para la “deforestación neta igual a cero”.



Lección 6. Las iniciativas de REDD deben ir más allá de sus actuales asociaciones con proyectos aislados para convertirse en una parte esencial de la transición del desarrollo rural, promoviendo flujos de beneficios que recompensen las jurisdicciones que estén reduciendo la tasa de deforestación.



Pocos estados o naciones han empezado a ejercitar el poder de REDD como estrategia política para apoyar la transición hacia el desarrollo rural con baja tasa de deforestación y aumento de la producción.