Noticias ambientales

El intento de exportar ejemplares del casi extinto perezoso pigmeo desencadena un incidente internacional en Panamá.

Tras la publicación de este artículo, el Dallas World Aquarium (DWA) se quejó de que su versión de la historia no se había representado de forma justa y de que los elementos de los que informamos contenían datos inexactos, y amenazó a Mongabay con emprender acciones legales. A causa de estas nuevas aportaciones, hemos añadido una serie de anotaciones, corrigiendo varios puntos y añadiendo el punto de vista del DWA. Cabe destacar que el DWA proporcionó una información muy limitada en el artículo original a pesar de las muchas consultas que se hicieron.




Cría de perezoso pigmeo. Foto de: Bryson Voirin
Cría de perezoso pigmeo. Foto de: Bryson Voirin



El lunes pasado (9 de septiembre de 2013), el policía que trabajaba en el turno de mañana en el Aeropuerto Internacional Isla Colón, en Panamá, vio a un grupo de extranjeros cargando cajas en un jet privado [1]. con lo que parecían ser animales. Esta actividad le pareció sospechosa, así que avisó a su supervisor. Unos minutos más tarde se informó sobre el incidente al jefe de la policía local, al alcalde de Bocas, al director de la oficina regional de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), a líderes de la comunidad y a directores de organizaciones locales para la conservación. Poco a poco, se reunió una multitud de ciudadanos de Bocas interesados en el asunto; estaban alrededor de lo que resultaron ser ocho ejemplares de perezoso pigmeo, uno de los mamíferos con menos ejemplares en la Tierra.





El jet privado en el Aeropuerto Internacional Isla Colón, Panamá, que iba a llevarse a los perezosos al extranjero. (Fotografía cortesía de Alianza Bocas)




El perezoso pigmeo de tres dedos (Bradypus pygmaeus) es una de las especies del mundo en mayor riesgo de extinción. En un estudio científico reciente se encontraron menos de 100 perezosos viviendo en su isla natal, Isla Escudo de Veraguas, Panamá. No se encuentran en ninguna otra parte del mundo. En los últimos 15 meses, Bryson Voirin, experto en perezosos pigmeos y miembro de la Comisión de Supervivencia de Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ha estado monitorizando a diez ejemplares con collares radiolocalizadores para averiguar en qué parte de la isla pasan el tiempo. Durante los últimos 10 años, Voirin ha trabajado junto con científicos de la Sociedad Zoológica de Londres, el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales y otras muchas organizaciones locales para la conservación de los perezosos en Panamá.



El lunes, a medida que se desarrollaba el drama en el aeropuerto, se demostró que los extranjeros que intentaban exportar perezosos pigmeos eran Luis Sigler y Daryl Richardson del Dallas World Aquarium, Jason y Julia Heckathorn – editores de libros infantiles y naturalistas amateur de los Estados Unidos de América− y Judy Arroyo y Rebecca Cliffe de un centro de recuperación de perezosos de Costa Rica [2].



Según el manifiesto de vuelo, el jet se dirigía a la Isla de Roatán, en Honduras, antes de viajar hacia su destino final: el aeropuerto de Addison, en Dallas. Ninguno de los pasajeros quiso hacer comentarios en cuanto al motivo por el que viajaban a este destino de forma intermedia [3].





Las cajas con los perezosos pigmeos que se dirigían al Dallas World Aquarium. (Fotografía cortesía de Jahir Amir Torres a través de The Bocas Breeze)





Según afirma Sigler, biólogo de conservación que trabaja en el Acuario de Dallas, este animal tan poco frecuente iba a ser trasladado para llevar a cabo la reproducción de una población de crías en cautividad en Texas. Sigler presentó a los oficiales en el aeropuerto un permiso de investigación, un permiso de exportación de animales y un certificado veterinario −todos los documentos necesarios para la exportación. La Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en Ciudad de Panamá ha confirmado su legitimidad.



El socio local del Acuario de Dallas en Panamá es Jacobo Lacs, director del Zoológico del Istmo en Colón, que es también un centro de animales privado y cerrado al público en el que se crían pájaros y otros animales para su exportación. Según el permiso de investigación, Lacs tenía que llevar a dos de los ocho perezosos pigmeos a sus instalaciones.



Sin embargo, dado que la oficina regional de la ANAM no tenía constancia sobre el proyecto de conservación extranjero, las autoridades locales, con la ayuda de entre 75 y 100 detractores espontáneos, insistieron vehementemente en que los perezosos se devolvieran a su hábitat natural en Isla Escudo de Veraguas.



El lunes por la noche, los oficiales del Acuario de Dallas ya habían renunciado a la posesión de los ocho perezosos. Los animales se devolvieron a su isla el martes por la mañana y fueron liberados en los manglares [4].





Perezoso pigmeo devuelto a Isla Escudo de Veraguas el martes pasado. Fotografía de Shannon Thomas / the Sea Turtle Conservancy.






A pesar de todo, los detractores locales se sentían recelosos y se llegó a un acuerdo por el cual dos ciudadanos de la localidad pasarían la noche acampados cerca del recinto en el que se iba a mantener a los perezosos de forma temporal. De este modo, podían asegurarse de que nadie se llevara a los perezosos del país antes de que fueran devueltos a Isla Escudo de Veraguas a la mañana siguiente.



Aunque los ocho perezosos pigmeos ya están de vuelta en casa, el conflicto está lejos de haberse acabado.



“Estamos muy preocupados”, afirma un habitante local que ha pedido a mongabay.com que se mantenga su anonimato. “Dijeron que volverían y que entonces no podríamos detenerlos. Creemos que quieren enviarlos por la ciudad de David, en el lado de Panamá que da al Pacífico.”





IZQUIERDA: Perezoso pigmeo en una caja de vuelta a Isla Escudo de Veraguas. Fotografía de: Shannon Thomas / the Sea Turtle Conservancy. DERECHA: Monitorizando con radiolocalizador a los perezosos de la isla. Fotografía de: @CraighTurner/ZSL





Cría en cautividad potencial



Los programas de cría en cautividad de algunas especies amenazadas han tenido éxito. Sin embargo, es muy difícil mantener a los perezosos de tres dedos en cautividad. Lo habitual es que no sobrevivan ni se reproduzcan. Durante años, han sido muchos los que han intentado mantenerlos de forma artificial fuera de los Trópicos, y casi todos ellos han fracasado. Según Jutta Heuer, del Halle Zoo de Alemania, una de las expertas mundiales sobre la cría de perezosos en Europa, hay muy poca, o ninguna, experiencia en cuanto a mantener, criar y alimentar a perezosos de tres dedos en cautividad.



Heuer afirma que: “Un zoo serio y moderno nunca debería introducir animales sin conocer su información básica. Como conservadora del registro genealógico de los perezosos de dos dedos en Europa, puedo afirmar que muchos perezosos han pagado con su vida la ignorancia y la falta de experiencia por parte de los zoos”.



Recientemente, el Dallas World Aquarium ha podido conservar una pequeña población de tres perezosos bayos de tres dedos (Bradypus variegatus) – otra especie de perezoso que no está en peligro de extinción. Lo han hecho introduciendo hojas fresca de Cecropia desde Hawái. Estos tres animales son los únicos supervivientes de los nueve perezosos que el Acuario de Dallas ha importado desde Venezuela y Costa Rica en los últimos 15 años. La única cría de perezoso nacida en cautividad murió 7 meses después y había sido concebida en la naturaleza.


Para empeorar las cosas, los perezosos pigmeos que están bajo un riesgo crítico de extinción nunca se han mantenido ni criado en cautividad. Ni siquiera se conoce su dieta. Se cree que se alimentan principalmente del mangle rojo en la costa, pero el estudio con collares radiolocalizadores mostró que había perezosos pigmeos en el interior de la isla, en el boscaje profundo, lo cual sugiere que hay otros árboles que completan al menos una porción de su dieta.



Según declaraciones de Voirin: “La idea de crear un programa de cría externo para aumentar el número de perezosos pigmeos suena lógica y noble en un principio, pero cuando se tiene en cuenta lo difícil que es el simple hecho de mantener a los perezosos de tres dedos vivos en cautividad, por no hablar de hacer que se reproduzcan, parece muy improbable que criando una población satélite en Dallas se fuera a conseguir algo más que hacer que, en el mejor de los casos, unos pocos perezosos sobrevivieran en cautividad en un zoo extranjero. Lo más probable es que el resultado fuera que hubiera ocho perezosos pigmeos menos que sobreviven en la naturaleza. Los riesgos potenciales en estos momentos no justifican los medios. Prometer a la comunidad local que llevarse unos cuantos perezosos de la isla acabará por ser beneficioso porque se van a reemplazar con muchas crías nacidas en cautividad, ahora mismo no es más que una ilusión.”





El recinto temporal en el que los perezosos pigmeos de la disputa pasaron la noche. Fotografía de: Jahir Amir Torees a través de The Bocas Breeze.





La polémica



Todos los profesionales de la comunidad internacional para la conservación de los perezosos con los que contactó mongabay.com se sorprendieron de las acciones drásticas que había llevado a cabo el Acuario de Dallas [5].



“Yo trabajaba con el Servicio de Vida Silvestre de Nueva Zelanda con algunas de las especies más amenazadas del mundo. A menudo el trabajo requería la captura de animales para llevarlos a otras reservas o criarlos en cautividad. Ningún tipo de programa de cautividad para los perezosos se debería haber establecido o ideado, bajo ningún concepto, sin consultar previamente a los expertos sobre la especie y a todos los interesados. Una organización para la conservación seria nunca habría llevado a cabo este tipo de proyecto sin un trabajo de investigación y consulta con expertos independientes”, declaró el doctor George Angehr del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.



Por su parte, la doctora Mariella Superina, presidenta del Grupo de Especialistas en osos hormigueros, perezosos y armadillos de la UICN/SSC, afirmó: “No consigo entender por qué el Dallas World Aquarium no lo consultó con los investigadores especializados antes de exportar estos animales. Además, no llego a entender cómo puede ser que la ANAM aprobara la exportación de aproximadamente el 10% de la población salvaje de este animal, si esta especie nunca ha vivido en condiciones de cautividad.”



Sigler explica que “un documento llamado Escudo de Veraguas: una Visión para el Futuro, en la página 16, Sección 6.1 Ficha del Proyecto, mostraba la participación propuesta de los agentes.”





Un perezoso pigmeo libre de nuevo en la Isla Escudo de Veraguas. Fotografía de: the Sea Turtle Conservancy.





Se supone que este documento se había hecho público para que se discutiera y se había enviado electrónicamente a todos los interesados hacía más de un año. Sin embargo, no está disponible en la red y al parecer la única organización para la conservación que lo recibió (en enero de 2013) fue la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL por sus siglas en inglés), que respondió rápidamente que “el borrador actual da origen a diversas preguntas y preocupaciones [6].»



El documento que explicaba el plan de conservación no fue escrito por ninguna organización para la conservación (tampoco por el Acuario de Dallas). En lugar de eso, fueron Jason y Julia Heckathorn −los escritores de libros infantiles y naturalistas amateur que también estaban en el aeropuerto el lunes pasado durante el intento de exportación de los perezosos pigmeos− quienes lo redactaron y enviaron a través de correo electrónico.



El Acuario de Dallas se negó a dar explicaciones sobre el tipo de relación laboral que mantiene con esta pareja amante de los animales [7].





Momento en que se liberó a los perezosos pigmeos en Isla Escudo de Veraguas. Fotografía de: the Sea Turtle Conservancy.





Entre tanto, Silvano Vergara, el presidente de la ANAM en Ciudad de Panamá, ofreció una entrevista a una televisión local en la que declaró: “El acuerdo con el Acuario de Dallas preveía desde 2007 que se podían llevar a cabo investigaciones, y que tras estudiar el comportamiento y la reproducción de cada uno de estos ejemplares, pensarían qué hacer para que se reprodujeran en cautividad. Precisamente, iban a exportar tres parejas para que se reprodujeran en cautividad, para después traerlos de vuelta e introducirlos en la naturaleza.”



En Bocas no había nadie (incluido el encargado local de la ANAM) que supiera de este acuerdo hasta el momento del incidente el lunes pasado. La gente estaba enfadada porque nadie les pidió su opinión en un asunto tan importante como el destino de los pocos perezosos pigmeos que quedan en la naturaleza.



Voirin opina que: “Si queremos proteger esta gran especie con éxito, tenemos que trabajar juntos abiertamente. No tendríamos que conocer la existencia de un trabajo para la conservación de los perezosos pigmeos en mitad de la noche y desencadenando un conflicto social exacerbado.”





Fotografía de: Jahir Amir Torres a través de The Bocas Breeze





Situación jurídica protegida



Aunque la Lista Roja de la UICN clasifica a los perezosos pigmeos como Críticamente Amenazados, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies (CITES por sus siglas en inglés) todavía no ha sido actualizada con las especies que se han descrito recientemente. La ciencia solo conoce a los perezosos pigmeos desde 2001 cuando se describieron formalmente como una especie distinta que solo se encuentra en Isla Escudo de Veraguas. Por ese motivo, el Acuario (o cualquier otra persona) no necesita un permiso de importación del gobierno federal de los Estados Unidos de América. Tan sólo hacen falta los permisos de exportación de Panamá, que normalmente son fáciles de conseguir [8].



“Los líderes de este plan han abusado de la falta de supervisión: nadie había anticipado nunca que se pudiera traficar con perezosos pigmeos fuera del país”, declara Voirin.



Según afirma, desde la semana pasada, se están llevando a cabo esfuerzos para que Panamá solicite de inmediato que los perezosos pigmeos sean incluidos en la lista de especies protegidas de la CITES [9].



Todos los aspectos del incidente se están investigando aún de forma activa en Panamá.



Videos de las escenas en las que los perezosos son liberados cortesía de the Sea Turtle Conservancy.








Anotaciones del 29 de Septiembre de 2013




[1]: Según afirma el acuario de Dallas, los perezosos nunca estuvieron en proceso de ser cargados en un avión. Nunca abandonaron la zona de aduanas del aeropuerto, donde las autoridades policiales podían observarlos fácilmente.



[2]: El único exportador era el Dallas World Aquarium. El resto de personas en el vuelo era ayudantes de investigación o asesores, según declara el Dallas World Aquarium.



[3]: Los pasajeros no podían hacer declaraciones puesto que no estaban involucrados en la planificación del vuelo. Descubrieron más tarde que los pilotos habían planeado una parada en Roatán con el único fin de recargar combustible, y que ningún pasajero abandonaría el aeropuerto allí.



[4]: Una vez se sacó a los perezosos pigmeos de la isla, los investigadores supervisaron su salud y su bienestar exhaustivamente, según afirma el Dallas World Aquarium.



[5]: El Dallas World Aquarium afirma que contaba con la aprobación previa de la ANAM y del alcalde Archibold de Kusapin, bajo cuya jurisdicción está la isla.



[6]: El Dallas World Aquarium mantiene que envió el plan a diversos conservacionistas y ONG y que recibió múltiples comentarios al respecto. Sin embargo, mongabay.com no ha podido verificar quién recibió la propuesta por adelantado. Todos los conservacionistas con los que ha contactado mongabay.com afirmaron no conocer los planes inmediatos de exportación de los perezosos pigmeos de su hábitat natural.



[7]: Según el Dallas World Aquarium, no hay fundamentos para dar mayores explicaciones puesto que el DWA no tiene ninguna relación formal con los Heckathorn.



[8]: Formalmente, los perezosos exportados habrían seguido siendo propiedad de Panamá y se habrían devuelto en cualquier momento si el gobierno lo pidiera.



[9]: Sin embargo, incluso si los perezosos pigmeos formaran parte de la lista de especies protegidas de la CITES III, todavía se podrían exportar con un permiso adecuado proporcionado por las autoridades panameñas.



El DWA también proporcionó dos documentos: una carta de Judy Avey Arroy del Santuario de los Perezosos en Costa Rica dirigida a Kristin L. Vhers, Directora Ejecutiva de la Asociación de Zoos y Acuarios y un informe de campo redactado por Marcelo Espinoza y Rebecca Cliffe.