Noticias ambientales

Un año después de un ataque devastador, regresa la seguridad a la Reserva de Fauna de Okapi (Fotos)

John Lukas dará una charla en la Expo por la Conservación de la Fauna el 12 de octubre de 2013 en San Francisco.



El 24 de junio del año pasado, Los rebeldes MaiMai Simba, liderados por un cazador furtivo de elefantes conocido como Morgan, lideró un ataque devastador en la sede de la Reserva de Fauna de Okapi en Epulu, República Democrática del Congo (RDC). El ataque, que supuestamente fue una respuesta a las estrictas medidas llevadas a cabo en lo referido a caza furtiva y minería ilegal en el parque, dejó tras de sí edificios quemados, equipo destruido y seis personas fallecidas incluyendo dos guardabosques. La milicia además se retiró con 28 mujeres como rehenes, muchas de ellas menores. La milicia no abandonó el lugar hasta haber fusilado a todos los 14 prisioneros en la sede de Okapi, que ejercían de embajadores de la vida animal en la comunidad local.



Aproximadamente un año después, vuelven a Epulu la seguridad y la paz con el abandono de la Reserva de Fauna de Okapi de la milicia armada, de acuerdo con el famoso conservacionista John Lukas. Trabajando en la protección del okapi durante 25 años, Lukas es el líder del Proyecto por la Conservación del Okapi (PCO), que fue clave en la fundación del parque y ayuda a gestionar el área protegida junto con el Instituto Congoleño de Conservación de la Naturaleza (ICCN). Sin embargo, la milicia que dirigió la trágica expedición militar, incluyendo su líder Morgan, continúan en búsqueda y captura.



Un lugar de Patrimonio Mundial, la Reserva de Fauna Okapi fue creada en 1992 para proteger una de las concentraciones más importantes del mundo de okapis (Okapia johnstoni) lamentablemente intimidados. Los 13700 kilómetros cuadrados de reserve es también el hogar de una gran población de elefantes y búfalos de los bosques, y más de 300 especies de aves.



El okapi, que principalmente está estrechamente relacionado con las jirafas, fue descubierto por los científicos en 1901 y aún sigue siendo un misterioso y bello animal. Figura actualmente como especie casi amenazada en la lista roja de la UICN. El okapi solo se encuentra en la República Democrática del Congo.



Lukas presentará en la próxima Expo por la Expo por la Conservación de la Fauna el 12 de octubre de 2013 en San Francisco, un evento que será dirigido por Jane Goodall.




ENTREVISTA CON JOHN LUKAS




John Lukas (en el centro) con guardabosques en la sede en Epulu. Foto cortesía del Proyecto por la Conservación del Okapi.






Mongabay: ¿Nos dará un anticipo de la situación en la Reserva de Fauna Okapi y su sede?



John Lukas: La situación se ha estabilizado mediante el control de la seguridad del Instituto Congoleño de Conservación de la Naturaleza (ICCN) por guardabosques rearmados y soldados de la armada del Congo. Hemos podido reparar todas las instalaciones dañadas y restablecer la conexión a Internet. El generador y el sistema solar están funcionando y proveen de electricidad a mecánicos y carpinteros. La pista de aterrizaje se ha abierto y está siendo mantenida por los trabajadores del Proyecto por la Conservación del Okapi (PCO). La sede de la Reserva del ICCN que fue ocupada durante el ataque ha sido demolida y los escombros se han eliminado. Los trabajadores del PCO han estabilizado la base y han fabricado cientos de bloques de cemento para comenzar la edificación de una sede que está actualmente en construcción. Los guardabosques patrullan con los soldados los puestos y se han estado llevando a cabo operaciones especiales relacionadas con los cazadores furtivos de elefantes y la minería ilegal. Ha habido progreso pero aún hay mucho que hacer para recuperar el control total de la Reserva de todas las actividades y elementos involucrados en el comercio lucrativo de marfil y oro. Los guardabosques están centrándose en eliminar trampas y cepos y arrestar a aquellos que las planten puesto que esta es la primera causa de muerte del okapi. Limitar el número de trampas reduce las posibilidades de que el okapi sea atrapado mientras buscan comida en el bosque. Desde principios de Septiembre no ha habido indicios de milicia armada operando dentro de la Reserva de Fauna Okapi (RFO).



Mongabay: ¿Cuánto ha podido recuperarse de los ataques la comunidad de Epulu?





Okapi en la RDC. Foto cortesía del Proyecto por la Conservación del Okapi.

John Lukas: La comunidad se ha recuperado extremadamente bien, la mayoría de residentes han vuelto a sus casas y los niños a sus vacaciones escolares de verano. El PCO ha suministrado uniformes y equipo para formar equipos de fútbol de niños y niñas que han estado compitiendo contra equipos de otras ciudades y pueblos. Esto ha subido la moral y ha traído consigo una sensación de normalidad en la comunidad. Las tiendas están abiertas y el tránsito de camiones es estable distribuyendo bienes a los dueños de los establecimientos. La gente trabaja en sus jardines pues no ha habido intrusiones armadas desde el ataque en Junio de 2012. La presencia de la armada y un largo contingente de guardabosques en la estación evocan una sensación de seguridad en la zona y suponen un disuasorio para aquellos que puedan querer intentar causar una infracción de la ley y el orden para su propio beneficio.



Mongabay: ¿Ha mejorado la situación de seguridad desde el ataque?



John Lukas: La seguridad general ha mejorado puesto que las milicias armadas están operando bastante fuera de la Reserva y centrándose en las minas de oro como objetivo principal de su avaricia. Las nuevas fuerzas de la ONU han mandado realizar una ofensiva e indican que irán tras el grupo de Morgan en un futuro próximo. La caza furtiva del elefante es todavía un problema pero los cazadores se desplazan constantemente ya que guardabosques y soldados siguen las instrucciones facilitadas por informantes. El gobernador de la Provincia Oriental ha motivado a los líderes de la comunidad para ayudar al ICCN y está suministrando recursos militares para mantener la seguridad.



Mongabay: Numerosas mujeres fueron capturadas por los cazadores furtivos que llevaron a cabo el ataque. ¿Nos contará qué ha ocurrido con ellas?



John Lukas: Todos los rehenes capturados por el grupo de Morgan incluyendo a las mujeres han sido liberados, estas últimas fueron liberadas cerca de Mambasa en Enero de 2013. El PCO está administrando los fondos facilitados por la Fundación Nancy Abraham para proveer de asistencia a los rehenes y víctimas de violación durante los ataques en Epulu. Encontrar la manera de ayudar a las mujeres es difícil puesto que significa viajar en duras circunstancias lejos de sus casas y familias. Estamos intentando organizar una mejor forma de ayudarlas sin que ello afecte a su vida familiar.



Mongabay: Los oficiales están al tanto de quien llevó a cabo los ataques. ¿Están actualmente intentando capturar al grupo?




Lugareños tocando el tambor en Epulu. Foto cortesía del Proyecto por la Conservación del Okapi.

John Lukas: Sí, ha habido muchos intentos para capturar a los rebeldes Maimai responsables del ataque a la estación de Epulu. Muchos MaiMai y algunos soldados fueron abatidos durante estos encuentros. Morgan ha sido debilitado y fue atacado recientemente por la armada en Kivu del Norte bastante lejos de Epulu. La ONU y la armada quieren incrementar sus esfuerzos para atraparle pero la situación con los rebeldes M23 cerca de Goma es una prioridad en estos momentos.



Mongabay: ¿Se encuentran entre sus planes reemplazar alguno de los okapis que se perdieron durante el ataque?



John Lukas: No por ahora. Mientras los responsables de la muerte de los 14 okapis en la estación sigan sueltos sería una irresponsabilidad poner en riesgo a ningún otro okapi. Estamos centrando nuestros esfuerzos en ayudar a la protección de los 3000 okapis que viven en la Reserva y además traer la paz y seguridad a la región, lo que beneficiará tanto a la fauna como a las personas.



Mongabay: ¿Cómo puede ayudar la gente a la reserve y población de Epulu?



John Lukas: La gente puede ayudar al PCO mediante el apoyo a los guardabosques del ICCN en sus esfuerzos para controlar el tráfico ilegal de la vida salvaje ya sea carne de caza o marfil y desahuciando a los mineros ilegales que dependen de la carne de caza y que viven en el bosque. Además nuestros programas comunitarios mejoran la calidad de vida de la gente que comparte su país natal con los okapis, primates y elefantes. La mayor manera de conserva la fauna en el Bosque de Ituri es proteger a los bosques de la deforestación y la gente que se preocupa del futuro de sus niños son auxiliares más responsables del medio ambiente. Dependemos de las donaciones para trabajar en el Proyecto Okapi y el 100% de todas las donaciones se utiliza en la RDC para coordinar nuestros programas comunitarios y apoyar el ICCN.







Gente saludándose en un puesto fronterizo en Epulu. Foto cortesía del Proyecto por la Conservación del Okapi.







Pangolín en la Reserva de Fauna Okapi. Foto por: Reto Kuster.







Repartiendo suministros escolares. Foto cortesía del Proyecto por la Conservación del Okapi.







Nuevo pozo en Epulu. Foto cortesía del Proyecto por la Conservación del Okapi.







Reparación de la oficina del ICCN. Foto cortesía del Proyecto por la Conservación del Okapi.







Guardabosques quemando trampas. Foto cortesía del Proyecto por la Conservación del Okapi.







Sendero hacia Epulu dentro de la Reserva de Fauna Okapi. Foto cortesía del Proyecto por la Conservación del Okapi.