Noticias ambientales

Especies poco comunes de animales y monjes budistas [se encuentran] en peligro de perder su hogar debido a cantera de cemento

La empresa internacional cementera Lafarge, ganadora de un premio Iniciativa Ecológica, está considerando la explotación de canteras en una cueva en Malasia, la cual es el único hogar de especies en peligro de extinción. Las operaciones propuestas también amenazan un monasterio budista [ubicado] cerca de la cueva, donde los monjes se encuentran enfrentando el desalojo.



cueva Kanthan en Malasia Peninsular se encuentra en una colina de piedra caliza ya exhaustivamente explotada para la producción de cemento [producido] por Lafarge. La cueva, al igual que la mayoría de las cuevas kársticas en el sudeste de Asia, alberga un ecosistema único. Uno de los organismos endémicos poco comunes es la araña Trampilla de la Cueva Kanthan (Liphistius kanthan), que acaba de ser designada en peligro de extinción en la Lista Roja de la UICN [Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza]. [Dichas arañas] no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.



Lafarge Malayan Cement ha colocado señales de advertencia en la entrada de la cueva Kanthan y alrededor de la colina. Foto de Liz Price.
Lafarge Malayan Cement ha colocado señales de advertencia en la entrada de la cueva Kanthan y alrededor de la colina. Foto de Liz Price.

Una de las razones por las que pocas personas prestan atención ante las amenazas a los animales cavernícolas es porque la mayoría de ellos no son exactamente adorables: Arañas, caracoles, serpientes, ciempiés. Según Liz Price, [una] experta en las cuevas de Malasia, [sólo] pocas personas se preocupan por la fauna endémica de la colina.


«¡En Malasia resulta casi imposible poner a salvo algo! Incluso los grandes mamíferos sufren por la caza furtiva, así que, por supuesto, a nadie le importan los ‘bichos horripilantes'», comenta Price.



Otros posibles perjudicados debido a esta cantera serían los monjes de un monasterio budista ubicado en la base de la colina, cerca de la entrada de la cueva. Si el proyecto se mantiene en pie, [tanto] el monasterio como [los] templos taoísta e hindú cercanos, serán completamente destruídos. Los monjes y los fieles serán dejados en la calle.



«Los monjes han renunciado a sus vidas, así que resulta un poco difícil marcharse», dijo a mongabay.com un representante del comité del templo, quien pidió permanecer en el anonimato.



Recientemente, Lafarge ha colocado numerosas señales alrededor de la colina tratando de disuadir a los visitantes y advirtiéndo[les] acerca de los próximos trabajos. «Esto resulta muy desagradable», dijo el representante del comité del templo. «La gente tiene miedo de venir al templo para la adoración».



El representante añadió que Lafarge se encontraba en negociaciones directas con los monjes, habiéndose comprometido a elaborar una «propuesta» con vistas al futuro del monasterio. No se disponía de más detalles acerca de lo que la propuesta podría contener.




La colina Kanthan, [situada] al norte de Malasia penínsular, ya es objeto de una amplia extracción de sus canteras. Excavaciones adicionales destruirían tanto la cueva Kanthan como el monasterio y los templos de la colina.



A los habitantes locales, [o sea] a la gente del templo, agricultores y operadores de estanques, se les ha dado información contradictoria acerca del futuro de la colina. A principios de este año, se les dijo que las operaciones con explosivos comenzarían el 1ro. de junio del 2013 y que deberían salir [de allí]. Pero al parecer, Lafarge declaró en abril que ellos no se trasladarían a esa área sino hasta el 2015.



Mongabay.com habló por teléfono con un representante de Lafarge en Kuala Lumpur, quien se negó a responder cualquier pregunta acerca del proyecto. [Nota del editor: Lafarge respondió después de que este artículo fuese publicado]



Ninguna de las explosiones ha tenido lugar aún dentro de la cueva o el monasterio. Según los últimos informes de la zona, el gobierno local ha puesto el proyecto en espera actualmente hasta que se haya concluido una Evaluación del Impacto Ambiental. No obstante, Lafarge ya posee el contrato de arrendamiento sobre todo el territorio de la colina.




Terreno cultivado en la base de la colina Kanthan con un señal de advertencia acerca de las próximas explosiones [a realizar] por Lafarge. Foto: Liz Price.

Un informe del Banco Mundial acerca de la gestión de recursos de piedra caliza, [el cual data] del 1999, sugiere que los sitios elegidos para las canteras de cemento deban estar en áreas que ya hayan sido alteradas o degradadas. Deben evitarse las cuevas debido a las especies endémicas que probablemente habiten allí. Tales criterios deben ser aún adoptados explícitamente en la política empresarial.



En el 2001 le fue entregado el Premio del Gobierno Empresarial por la Iniciativa Ecológica a Lafarge Malayan Cement por parte del Empresariado malayo y el Instituto de Contadores Públicos para la Gestión Administrativa [Chartered Institute of Management Accountants]. En el 2012, en un ambicioso Informe de Sostenibilidad, Lafarge afirma que está trabajando para «proteger y promover la biodiversidad en sus terrenos», entre otras promesas de sostenibilidad y responsabilidad empresarial.



Con la construcción de nuevas viviendas y carreteras, existe una demanda cada vez mayor de materiales de construcción a través de Asia. Los materiales de construcción innovadores, fabricados con componentes reciclados, podrían ayudar a reducir la presión sobre los recursos naturales ya degradados y extraídos en exceso. En el 2010, Lafarge recibió [una] Certificación de Etiqueta Ecológica por dos [de sus] productos de cemento inocuos para el medio ambiente, fabricados a base de ceniza de combustible pulverizado, también conocida como cenizas volantes, un subproducto de las centrales eléctricas de carbón.







Un pequeño templo hindú en el lado norte de la colina Kanthan. Foto: Liz Price.







Espeleólogos exploran la biodiversidad en la cueva Kanthan mientras aún puedan. Foto: Bjorn Olesen.







Un letrero de «Prohibido el paso», colocado por Lafarge en el camino hacia el templo chino en la base de la colina Kanthan. Foto de: Liz Price.



[Para] más información sobre un proyecto similar en la región: Espeleología en Desarrollo por Tan Cheng Li para The Star, Malasia (16 de julio del 2013).





Respuestas a la investigación de Mongabay.com acerca de la Planta Kanthan/23 de julio del 2013
  • La planta Kanthan ha mantenido los contratos de arrendamientos operativos necesarios desde que comenzaron las operaciones en 1964 (el último contrato de arrendamiento y autorización de explotación fueron otorgados en 1990 por los ministerios gubernamentales y estatales competentes).
  • Lafarge, a través de su [filial] Associated Pan Malasia Cement (APMC), es el titular inscrito de los terrenos en cuestión.
  • A fin de que la planta mantenga el funcionamiento, está previsto el acceder a las materias primas necesarias desde otras dos partes de la cantera designada. Estas son identificadas como la zona ‘C’ y la zona ‘D’, las cuales se encuentran en la parte sur de la colina Kanthan.
  • Conforme a los sistemas de gestión ambiental de la planta, una serie de estudios, incluyendo la biodiversidad y el impacto cultural, están siendo llevados a cabo antes de la exploración de estas áreas. El estudio de la biodiversidad, realizado por el profesor y Dr. Hashim Rosli, director del Instituto de Ciencias Biológicas de la Universidad de Malasia, [ya] se ha iniciado y será completado antes de que finalice el año.
  • Estudios preliminares realizados por la Universidad han identificado las áreas de biodiversidad vulnerable en la zona ‘D’, lo cual exige un estudio adicional acerca del manejo de la biodiversidad. Ello continuará involucrando a la Universidad así como al Panel Internacional de la Biodiversidad de Lafarge. Las mejores prácticas de gestión, basadas en los resultados del estudio, serán puestas en marcha para garantizar la protección adecuada de las especies en peligro de extinción, antes de que comience cualquier [tipo de] desarrollo en esta área.
  • Basado en estudios iniciales, se cree que la zona ‘C’ no contiene [áreas de] biodiversidad vulnerable, aunque una serie de cuevas en dicha área han sido utilizadas sin permiso en los últimos años.
  • La señalización ha sido erigida por razones de seguridad, debido a la ubicación actual de las operaciones de explotación de canteras, así como al acceso no autorizado de terceras partes a terrenos localizados en la zona ‘C’. La planta mantiene un estrecho vínculo con el gobierno estatal para acordar el uso de estas cuevas, puesto que la seguridad se convertirá en un tema cada vez más importante según las operaciones progresen en esta área. Serán necesarios dieciocho [18] meses de trabajo preparatorio antes del acceso a las materias primas de la zona ‘C’.
  • En Malasia, Lafarge Malasia fue galardonado con la Etiqueta ecológica SIRIM por sus productos de cemento Phoenix y Mascrete Low Heat, y en Singapur recibió tanto la Etiqueta Ecológica como el reconocimiento a [su] Producto de Construcción Ecológica.