Noticias ambientales

Los aldeanos de Borneo se oponen masivamente a la deforestación




Casi dos tercios de los aldeanos encuestados en los bosques tropicales del Borneo indonesio y malayo están en contra de la deforestación a gran escala por las consecuencias adversas que genera en el medio de vida y el entorno, según un nuevo y exhaustivo estudio llevado a cabo en 185 comunidades. La investigación llevada a cabo durante un año por un grupo internacional de científicos ha sido publicada en el ejemplar de esta semana de la revista PLOS ONE.



Según el estudio, lo que más valoran las personas que viven cerca de los bosques son aquellas cosas de las que se benefician, como son las plantas medicinales, la carne de caza, el agua limpia y la fibra.



“Descubrimos que el 65% de los aldeanos entrevistados en Borneo estaban en contra de la tala forestal a gran escala debido a las consecuencias negativas que origina sobre su comunidad, salario, medioambiente y acceso a productos forestales”, afirmó en una declaración Erik Meijaard, autor principal de la iniciativa Borneo Futures, un nuevo proyecto colaborativo de investigación. “Además de las plantas medicinales, la mayoría de comunidades en Borneo tienen que utilizar y continúan utilizando el bosque para la obtención de una gran variedad de productos, desde la caza y pesca de subsistencia hasta la madera, minería, gaharu, y nueces de Illipe”.




Localización y contexto geográfico de las aldeas incluidas en la muestra en las encuestas de primaria y secundaria en Borneo indonesio y malayo.




Las opiniones sobre la deforestación del estudio basado en las respuestas de 1837 bornéanos variaron en general en relación a su escala. La deforestación a pequeña escala para la agricultura de subsistencia fue valorada favorablemente en su mayoría, mientras que la deforestación a gran escala para plantaciones de madera de uso industrial y fincas para el cultivo de aceite de palma se percibieron como generadoras de consecuencias negativas. Solo una pequeña proporción –menos del 20%- apoyaron la conversión a gran escala del bosque, que se suele llevar a cabo para el cultivo de aceite de palma.



El estudio puso de manifiesto la existencia de una “alta concienciación” sobre las consecuencias de la deforestación, incluyendo “un gran nivel de preocupación sobre las altas temperaturas, la polución del aire y la pérdida de las fuentes de agua potable”.



Las percepciones sobre la importancia de la Selva para la Salud y de Beneficios Culturales y Espirituales expresan como porcentajes del total de respuestas de los encuestados.

Según los autores del estudio los resultados podrían ser útiles para la toma de decisiones sobre normativas orientadas a la reducción del conflicto social existente en muchas áreas de Borneo donde se está llevando la conversión, incluyendo Sarawak en el Borneo malayo y Kalimantan en el Borneo indonesio. También podrían reforzar el reconocimiento y apoyo a los métodos tradicionales comunitarios de aprovechamiento de las tierras.



“Realizamos este estudio con la intención de proporcionar ideas útiles al gobierno nacional y local a la hora de planificar proyectos de desarrollo como plantaciones a gran escala y minería porque algunas aldeas están más abiertas a este tipo de desarrollo que otras”, afirma el coautor Dr. Marc Ancrenaz de HUTAN, grupo conservacionista de base en Sabah. “La búsqueda de tierras en donde las comunidades son más receptivas a este tipo de plantaciones podría reducir de manera significativa los conflictos sociales”.



El estudio llega poco después de la declaración que tuvo lugar hace dos años por parte del gobierno indonesio el cual afirmó que “reconocería, respetaría y protegería” los derechos de los usuarios tradicionales de los bosques, incluyendo a los indígenas, mientras trabaja en la aplicación de un programa para frenar la deforestación. Mientras tanto en mayo, el tribunal constitucional indonesio invalidó el derecho del gobierno sobre millones de hectáreas de tierra forestal, forzándole potencialmente a conceder a las comunidades indígenas y locales el derecho a gestionar sus bosques tradicionales.



Los problemas de tenencia de tierras han plagado desde hace mucho tiempo el sector forestal en Indonesia y Malasia. La mayor parte de los bosques de Borneo son propiedad del estado, que históricamente ha otorgado grandes concesiones -con frecuencia decenas de miles de hectáreas de extensión- a empresas madereras. Las comunidades locales salen perdiendo en su mayoría, provocando que algunos individuos busquen oportunidades en la recolección ilegal de madera. Sin unos derechos sobre la propiedad bien definidos, las comunidades carecen del incentivo suficiente para rechazar la tala ilegal o gestionar los bosques a largo plazo. El modelo –que ha contribuido al abandono en muchas áreas del método tradicional de administración de la tierra- ha llevado a la devastación a gran escala de los ecosistemas forestales más ricos. De acuerdo con el estudio realizado en 2011 por Jukka Miettinen, Borneo perdió 5 millones de hectáreas, o el 12 por ciento, de su cubierta forestal entre 2000 y 2010. El número de turberas de la isla descendió un cuarto en dicho periodo.



La iniciativa Borneo Futures tiene por objetivo invertir dicha tendencia mediante “el cambio de la mentalidad de las personas con mayor influencia sobre las decisiones del uso de la tierra y gestión forestal” en Borneo, según los organizadores. La iniciativa es una red, más que una organización.



Fuentes: