Noticias ambientales

Descubriendo los secretos de uno de los grandes felinos más misteriosos del mundo

La pantera nebulosa de Sunda siempre estuvo rodeada de misterio. Fue declarada recién en 2006 una especie diferente de la de su primo de Indochina, la pantera nebulosa de Borneo, y se encuentra en la categoría “En Peligro” en la lista roja de la UICN. La distinción entre la pantera nebulosa de Borneo (Neofelis nebulas) y la pantera nebulosa de Sunda (Neofelis diardi) fue hecha por las innovadoras tecnologías de codificación molecular y estudios de la anatomía de las dos especies. Aunque es el depredador más grande de Borneo, se conoce muy poco sobre la pantera de Sunda. Como un animal de tamaño medio, bien camuflado y de hábitos principalmente nocturnos, la pantera ha evadido a los investigadores desde su descubrimiento hace ocho años.



Recientemente, dos ambiciosos estudios buscaron cambiar eso. El objetivo de ambos fue proteger mejor a la pantera aprendiendo más sobre sus movimientos a lo largo de su hábitat. Ambos estudios se publicaron rápidamente en las páginas web de las organizaciones como comunicados de prensa de suma importancia. Un estudio, liderado por el Proyecto Orangután de la Turbera Tropical (OuTrop por sus siglas en inglés) realizó un estudio intensivo sobre las poblaciones que viven en pantanos. Otro, con el Departamento de Vida Silvestre de Sabah, WildCRU (un grupo de investigación de la universidad de Oxford) y el Centro de Investigación Danau Girang, le colocó un collar satelital a una pantera nebulosa de Sunda salvaje para rastrear sus movimientos, siendo esta la primera vez que se le colocó un collar a la especie.



El equipo del proyecto del collar capturó una pantera nebulosa de Sunda macho en el bosque Kinabatangan en Borneo. Hasta entonces, los investigadores dependían de cámaras trampas o de su mera suerte para ver fugazmente al felino. Después de que el equipo pesó y fotografió a la pantera, se le colocó un sofisticado collar satelital que informará sus movimientos cada 20 minutos durante los siguientes cuatro o seis meses.



“Una
Una foto tomada por una cámara trampa de la escurridiza pantera nebulosa. Foto: cortesía de The Orangutan Tropical Peatland Trust.

“El collar colocado a este macho es parte de un programa intensivo de rastreo satelital para estudiar la ecología espacial y las asociaciones de hábitat de la pantera nebulosa de Sunda…en el paisaje fragmentado del Kinabatangan bajo, dominado por las plantaciones de palma aceitera y un bosque muy degradado”, escribió Benoit Goosens, quien dirigió el estudio.



El proyecto OuTrop tenía motivaciones similares en mente. En un estudio realizado entre 2008 y 2012, investigadores de OuTrop, WildCRU, la Facultad de Biociencias de la Universidad de Cardiff y el Centro para la Cooperación Internacional para el Manejo Sustentable de las Turberas Tropicales utilizaron 54 cámaras trampa en 27 lugares diferentes. Durante los cuatro años que duró el estudio, los investigadores capturaron 90 imágenes de seis panteras nebulosas de Sunda diferentes. Aunque el número pueda parecer pequeño, sorprendió a los investigadores.



“La densidad es mayor de la que estábamos esperando”, dijo a mongabay.com la investigadora a cargo Susan Cheyne. “Elaborando conclusiones apresuradas a partir de estas estimaciones, podría haber hasta 247 panteras nebulosas en los 5600 kilómetros cuadrados del bosque Sabangau.”



El estudio de OuTrop tuvo lugar en los bosques pantanosos de turbas, que están inundados hasta nueve meses al año.




El veterinario Fernando Nájera preparándose para colocar un collar a una pantera nebulosa de Sunda anestesiada y recolectar muestras de su cuerpo como parte de un proyecto de investigación conservacionista. Foto del Centro de Investigación Danau Girang.



Una pantera nebulosa de Sunda capturada por una de las cámaras trampa. Foto del Centro de Investigación Danau Girang.


“No se tenía ninguna información sobre panteras nebulosas en este hábitat así que queríamos investigar la ecología del comportamiento y la población de este bosque”, dijo Cheyne.



“Debido al gran área del bosque de turbera en el Borneo indonesio, grandes poblaciones de panteras nebulosas podrían existir en este hábitat”, dijo Cheyne. “Sin embargo la turbera también está en la mira de empresas de plantación y madereras, así que las amenazas a la conservación junto con la importancia potencial de estos bosques para las panteras nebulosas significa que este hábitat es crucial.”



El convertirse en un hábitat crucial para la pantera nebulosa, una especie en peligro de extinción, significa mayor proyección para el hábitat de la turbera, algo vital para la supervivencia de la especie.



El conocimiento es poder y ambos estudios tienen implicancias emocionantes sobre la conservación para el futuro.





Pantera nebulosa de Sunda anestesiada. Minutos después el animal fue reanimado utilizando un fármaco inhibidor de la anestesia y liberado de vuelta al bosque. Foto del Centro de Investigación Danau Girang.


“Al entender mejor la ecología y el hábitat de la pantera nebulosa, seremos capaces de descifrar uno de los secretos mejor guardados de Sabah (un estado del Borneo Malayo) sobre su comportamiento y cómo la pérdida y la fragmentación del hábitat han impactado sobre el gato salvaje más grande de Sabah”, dijo Sen Nathan, del programa del collar satelital. “También esperamos que, con la recolección de datos más precisos sobre su área de distribución vía collares satelitales, podamos proveer un mejor manejo de este hermoso gato en un paisaje tan modificado.”



Más de la mitad de los productos de madera tropical del mundo provienen de Borneo y franjas enormes de bosque se queman para dejar lugar a plantaciones de palmeras aceiteras. Como están escasamente distribuidos y se los considera improductivos, los bosques de turberas son normalmente la primera opción para la deforestación. Los resultados de estos estudios ofrecen esperanza y al mismo tiempo encienden una alarma ya que las actividades industriales en Borneo aumentan.





Como parte de un estudio de investigación conservacionista, una pantera nebulosa de Sunda macho se pesa mientras está químicamente anestesiada. Foto del Centro de Investigación de Danau Girang.


Citas: