Noticias ambientales

La población del tigre malayo se hunde a sólo 250-340 individuos


Tigre Malayo. Foto por: Rhett A. Butler.

Tigre Malayo. Foto por: Rhett A. Butler.


Malasia está a punto de perder a sus tigres, y el mundo está un paso más cerca de perder otra subespecie de tigre: el tigre malayo (Panthera tigris jacksoni). Estudios de cámaras trampa del 2010-2013 han estimado que sólo quedan de 250 a 340 tigres malayos, potencialmente la mitad del estimado previo de 500 individuos.



En el 2008, Malasia se comprometió a duplicar su población de tigres a 1000 animales para el 2020. Pero una declaración del Departamento de Vida Salvaje y Parques Naturales (PERHILITAN) y de la Alianza de Conservación Malaya por el Tigre (MYCAT) admiten que ahora eso podría ser imposible.



“Con la nueva estimación en el 2014, el objetivo puede ser ahora inalcanzable en este marco de tiempo”, los grupos.



Biólogos de la vida salvaje estudiaron las poblaciones del tigre a través de siete sitios en tres hábitats conocidos en el país usando cámaras trampa, pero surgieron muchos menos tigres de los que esperaban. Aun así, se necesita de más estudios en otros sitios para dar con el número definitivo.



Actualmente, la subespecie de tigre malayo -la cual fue formalmente reconocida por primera vez en el 2004 luego de las pruebas genéticas- está enlistada como En Peligro por la Lista Roja de la IUCN. Pero la PERHILILITAN y MYCAT creen que el estatus podría tener que cambiarse a En Peligro Crítico dadas las estimaciones recientes.



De acuerdo a los grupos, el tigre malayo es en gran parte amenazado por el tráfico ilegal de fauna. Las partes de tigre son de alta demanda en muchos lugares de Asia para la medicina tradicional, y la cacería ha decimado las especies por siglos a través del mundo.







Pero el tigre malayo también es amenazado por la “pérdida y fragmentación de bosques”, de acuerdo a los grupos. De hecho, Malasia tiene el rango más alto de pérdida forestal en el mundo del 2000-2012, de acuerdo al Global Forest Change. Durante esos 12 años, el país perdió 14.4 por ciento de su cobertura forestal. En todo el país se perdió un área de bosque más grande que Dinamarca durante ese tiempo: 47,278 kilómetros cuadrados (18,244 millas cuadradas). Malasia es uno de las más grandes proveedores de aceite de palma, el cual ha sido culpado por décadas de reemplazar selvas por plantaciones de monocultivos.



Otra amenaza que enfrentan los tigres malayos, de acuerdo a un estudio del año pasado de MYCAT, es un declive en las presas de los mismos, obedeciendo especialmente a la pérdida del sambar por la caza y las trampas.



PERHILILITAN y MYCAT intentan fortalecer la conservación en el país mediante el establecimiento de Unidades de Patrullaje del Tigre en tres áreas clave y conduciendo un estudio más extensivo de los tigres.



Las declaraciones de los rangos del tigre han prometido duplicar la población global de éste para el 2022 -el próximo Año del Tigre- a al menos 6,000 animales. Pero no obstante este acuerdo internacional sin precedentes, compromisos ambiciosos, y millones en fondos, los tigres continúan batallando por mantener sus poblaciones actuales, por no hablar de recuperarse a lo ancho del mundo. Hoy día, se piensa que hay alredededor de 3,000-4,000 tigres en estado salvaje; menos que el número de ellos que se mantiene en cautiverio en los EU. Cerca de la mitad de esos tigres son encontrados en India.



Ya tres subespecies de tigres han sido perdidas en la extinción, el tigre de Bali (Panthera tigris balica), el tigre persa (Panthera tigris virgata), y el tigre de Java (Panthera tigris sondaica). De las seis subespecies que quedan, dos están actualmente listadas como En Peligro Crítico: el tigre de Sumatra (Panthera tigris sumatrae) y el tigre de Xiamei (Panthera tigris amoyensis). El último está probablemente extinto en estado salvaje y es represtando por tan sólo arriba de 70 animales en cautiverio, incluyendo un ambicioso proyecto en Sudáfrica que espera reinsertar a la subespecie de vuelta a su hábitat nativo.