Noticias ambientales

Científicos descubren nueva especie de primate en medio de la Amazonía

  • El nuevo tití se llama Callicebus urubambensis o el mono titi marrón de Urubamba.
  • En el 2013, Vermeer y su equipo con la ONG local, Proyecto Mono Tocón, salieron en una expedición de seis semanas para descifrar la taxonomía del mono tití en el área.
  • Mientras que el hábitat del mono tití marrón de Urubamba no está en peligro en este instante, tanto la minería de oro ilegal como la tala excesiva son comunes al sureste del hogar de esta nueva especie.

Los ríos crean especies. Para aquellos animales que no son capaces de nadar o de volar por encima de ellos — como la mayoría de los primates — los ríos más grandes pueden ser barreras imposibles de cruzar. Uno de los ejemplos más famosos de este fenómeno evolutivo es el de los chimpancés y los bonobos, los cuales están solamente separados por el Río Congo. Y ahora, científicos han descubierto una nueva especie de primate que también parece seguir esta regla; una especie que ha estado separada de sus primos por una confluencia de ríos en la Amazonía peruana.

“Tantos ríos…[han] restringido el contacto entre subpoblaciones, así permitiendo el desarrollo de nuevas especies”, le dijo a Mongabay Jan Vermeer, el descubridor del nuevo mono titi.

Vermeer y su colega, Julio C. Tello-Alvarado, publicaron recientemente un artículo describiendo la nueva especie en Primate Conservation.

Photograph of the Urubamba brown titi monkey, © Proyecto Mono Tocón

El nuevo tití, llamado Callicebus urubambensis o el mono titi marrón de Urubamba, inicialmente llamó la atención de Vermeer en el Museo Americano de Historia Natural (American Museum of Natural History).

Un espécimen del animal del año 1927 había sido identificado como otra especie de tití, Callicebus brunneus. Pero Vermeer tenía sus dudas sobre esta identificación, así que se fue a buscar más información al mismo lugar donde buscamos respuestas rápidas.

“Mientras que los primeros investigadores enfocaron sus estudios en información basada en la literatura o en colecciones de museos, yo pude utilizar un recurso más moderno, el Internet», dijo Vermeer. “El Internet está repleto de fotos de monos tití, a menudo tomadas por turistas que han estado en alguna selva y que quieren compartir sus experiencias con el mundo. [El Internet es] una gran e inesperada fuente de información para los científicos.»

Mientras veía fotos de monos tití en el Internet, Vermeer se dió cuenta de que los tití del lugar donde se descubrió el espécimen de 1927 se veían muy distintos a los Callicebus brunneus.

“Sólo quedaba una manera de resolver aquella duda, y eso significaba que había que hacer una expedición al área en el Perú donde los especímenes [del Museo Americano de Historia Natural] fueron encontrados”, dijo.

La Expedición

En el 2013, Vermeer y su equipo con la ONG local, Proyecto Mono Tocón, salieron en una expedición de seis semanas para descifrar la taxonomía del mono tití en el área. No solo descubrieron una nueva especie, sino que después de encontrar monos titís de un color rojizo en el extremo occidental del Río Urubamba, también resucitaron a otro que había sido identificado hace más de cien años.

“Después de estudiar toda la literatura disponible y los especímenes en los museos, llegamos a la conclusión de que estos eran los llamados monos tití de Toppin (Callicebus toppini)”, explicó Vermeer.

The expedition team with local guides, © Proyecto Mono Tocón

Pero no resultó nada fácil encontrar y documentar a los monos. Uno de los miembros del equipo fue hospitalizado con malaria, y el grupo se enfrentó a situaciones conflictivas mientras navegaba un territorio indígena.

“Aunque algunas de las comunidades indígenas fueron muy amables, otras fueron agresivas y hasta hostiles», dijo Vermeer. “Era difícil comprender la actitud que tenían hacia los extranjeros, hasta hacia nuestros guías locales. Algunas tribus [parecen] estar atrapadas entre su deseo de tener más autonomía y su demanda de recibir apoyo del gobierno para la educación o la salud (¡de parte de un gobierno que prefieren no reconocer!)»

En una ocasión, miembros de una tribu amenazaron la expedición armados con arcos y flechas, dijo Vermeer.

También añadió que «de acuerdo a nuestros guías también es posible que algunas comunidades estén participando en… el tráfico de drogas”.

El gobierno de Perú ha alienado a grupos indígenas por muchos años al no darles bajo la ley el derecho a sus tierras ancestrales. Es más, el gobierno peruano continúa desarrollando proyectos de infraestructura y de energía sin el consentimiento de las comunidades. Desde hace unos años, madereros y mineros ilegales también han estado invadiendo territorios indígenas. Y a menudo, el conflicto entre el gobierno peruano y las comunidades que habitan la Amazonía se ha vuelto violento.

A pesar de los desafíos, la expedición de Vermeer valió la pena.

“Fue muy emocionante por fin poder encontrar a la especie que sospeché existía por muchos años, pero para la cual necesitaba conseguir la mejor clase de prueba: la observación de campo», dijo.

Temas de conservación

En el presente, Vermeer dice que no cree que el mono tití marrón de Urubamba esté en amenaza de extinción.

“La región del Alto Urubamba está en gran parte intacta, uno de los pocos lugares en Perú donde todavía quedan poblaciones de las especies de primates más grandes como los monos choros o monos araña,» dijo, añadiendo que «la nueva especie probablemente tenga un área de distribución relativamente amplia con algunos asentamientos humanos alrededor».

El mono tití marrón de Urubamba también habita en el Parque Nacional Manu, una de las áreas protegidas más famosas de la Amazonía peruana.

Hypothetical distribution of Callicebus urubambensis. Northern sightings during this study, south-eastern sightings along the upper Río Madre de Dios mentioned in the text. Map courtesy of Vermeer et al.

Sin embargo, Vermeer comenta que “la tala y la caza a baja escala” puede crear problemas para la nueva especie. Actualmente el gobierno está ofreciendo concesiones petroleras en el área.

“El gobierno peruano debe proteger esta área, y monitorear… las actividades petroleras y de exploración de gas en la región», dijo Vermeer. “Las compañías deben ser obligadas a tomar precauciones para prevenir la contaminación ambiental, y deben contrarrestar sus impactos en la naturaleza con estrategias de conservación que sean eficaces».

Mientras que el hábitat del mono tití marrón de Urubamba no está en peligro en este instante, tanto la minería de oro ilegal como la tala excesiva son comunes al sureste del hogar de esta nueva especie.

The estimated range of the Urubamba brown titi monkey (Callicebus urubambensis) consists mostly of intact primary forest. However, Global Forest Watch shows some degradation has occurred in its range since 2000, and extensive mining activity has occurred nearby (bottom right).

Muchos monos tití

Los monos tití de América del Sur son pequeños, a menudo de colores llamativos, y amantes de la fruta. En la actualidad, los científicos han identificado 32 especies de monos tití. Éste nuevo estudio sube el número a 34, haciendo que los tití sean el género de especies de primate más rico del planeta. Y si las recientes décadas son alguna indicación, es probable que el descubrimiento de Vermeer no vaya a ser el último en su campo.

“Los monos titís son probablemente diversos gracias a su falta de habilidad para cruzar ciertas barreras geográficas como ríos, cordilleras, y pastizales naturales, posiblemente por ser tan pequeños», dijo Vermeer. “Su comportamiento social monógamo también debe jugar un rol en todo esto”.

Hasta el presente, la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) ha evaluado a 30 especies de monos tití. Dentro de estos, diez de ellos (33 por ciento) son considerados como amenazados por la extinción, incluyendo a tres que son Críticamente Amenazados: el mono tití rubio (Callicebus barbarabrownae), el mono tití Caquetá (Callicebus caquetensis) y el mono tití San Martin (Callicebus oenanthe). La organización de Vermeer, Proyecto Mono Tocón, está trabajando en el presente para salvar al mono tití San Martin.

 

Citas: