Noticias ambientales

Las memorias aborígenes sobre el aumento del nivel del mar tienen más de 7.000 años

  • Existen pruebas de que al menos 7.000 años atrás aborígenes australianos ya documentaban los cambios climáticos a su alrededor.
  • Estudio revela que sólo en Australia se ha podido mantener una tradición de historias sobre el medio ambiente ininterrumpidamente.
  • Una de las razones se debe a que las sociedades aborígenes de Australia se mantuvieron aisladas en el continente de 50.000 a 60.000 años.
View of the ocean off Far Northeastern Queensland. Photo by Rhett Butler.
View of the ocean off Far Northeastern Queensland. Photo by Rhett Butler.

Tanto las historias reales como las leyendas sobre el aumento del nivel del mar tienen mucha antigüedad — ahora existen pruebas de que al menos 7.000 años atrás nuestros antepasados ya documentaban los cambios climáticos a su alrededor.

Los investigadores Patrick Nunn, geógrafo marino de Sunshine Coast University, y el lingüista Nicholas Reid de la Universidad de New England en Australia, han colaborado en un estudio publicado en «Australian Geographer» que revela que no sólo grupos aborígenes de Australia han notado el aumento del nivel del mar por miles de años, sino que también han podido mantener tal tradición de historias sobre el medio ambiente ininterrumpidamente. 

Las tradiciones orales estudiadas por Nunn y Reid vienen de 21 localidades de toda la costa de Australia. Se estima que se originan al menos 7.000 hasta 18.000 años atrás, porque ésa es aproximadamente la era en que el mar subió 120 metros a su nivel actual alrededor del país-isla.

“Inicialmente, nuestra idea era que el nivel del mar debe de haber estado subiendo muy lentamente, y no debe de haber sido muy obvio a lo largo de la vida de un individuo,» dijo Reid, en una entrevista con The Guardian. «Pero a través de esta investigación, nos hemos dado cuenta de que toda Australia debe de haber estado conversando muy excitadamente sobre el tema.»

El tema de la influencia que pueden tener las tradiciones orales en la memoria colectiva es algo que ha preocupado a científicos desde hace ya muchos años. Anteriormente, se creía que las memorias de eventos o personas específicas no sobrevivían más de 500 a 800 años; después de tantos siglos se perdería la información original por debajo del embellecimiento de las historias, y no sería posible sostener el interés de nuevas generaciones (Barber y Barber 2004).

Pero la investigación de Nunn y Reid descubrió que ése no sería el caso entre las sociedades aborígenes australianas.

El estudio da como una de las razones el hecho de que las sociedades aborígenes de Australia se mantuvieron aisladas en el continente de 50.000 a 60.000 años. La supervivencia en los ecosistemas pobres y cambiantes del territorio requirió el desarrollo de conocimientos tradicionales — historias y canciones, entre otras expresiones artísticas.

“Es algo extraordinario,» le dijo Reid a The Guardian. «No encontramos lo mismo en otras partes del planeta. El mar tenía un nivel de 120 metros más bajo, y luego subió por encima de la placa continental, eso es algo que sucedió en Africa, América, Asia, y en todas partes. Pero sólo en Australia estamos encontrando esta gran colección de historias que cuentan la misma historia fielmente.»

Map of Australia showing the 21 coastal locations from which Aboriginal stories about coastal inundation are described in the paper. (http://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/00049182.2015.1077539)