Noticias ambientales

Incendio forestal de gran magnitud amenaza a comunidades indígenas y reservas naturales de la selva central

  • El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) precisó que se calcula que existen 15 focos de incendio.
  • El fuego ha arrasado con cultivos de pan llevar y cacao, explica el alcalde del Municipio Distrital del Río Tambo.
  • Lo que está ocurriendo ya había sido advertido por diversos expertos. A comienzos de agosto, 24 especialistas firmaron una carta abierta alertando de esta problemática a las principales autoridades de Brasil, Bolivia y Perú.

Desde hace seis días un incendio de grandes proporciones afecta a alrededor de 20 000 hectáreas de bosques de la selva central de Perú, según confirmó el alcalde de Río Tambo, Iván Cisneros. “El incendio se ha originado en la margen derecha del río Ene, que es un valle que forma parte del distrito de Río Tambo, en la provincia de Satipo, departamento de Junín. En esta parte del país se encuentra el Parque Nacional Otishi, que está protegido alrededor por una reserva comunal, que es la Reserva Comunal Asháninka, y luego viene un anillo de comunidades. El incendio está afectando en este momento este anillo de comunidades, incluso nos dicen que habría llegado a parte del parque nacional”, narra Cisneros.

Lo que está ocurriendo ya había sido advertido por diversos expertos. A comienzos de agosto, 24 especialistas firmaron una carta abierta alertando de esta problemática a las principales autoridades de Brasil, Bolivia y Perú. El documento fue enviado, en el caso peruano, a la oficina de la Presidencia de la República, al Ministerio del Ambiente y al Ministerio de Agricultura. En comunicación con la Fundación Pronaturaleza, encargada de enviar el documento, pudimos confirmar que hasta el día de hoy no han recibido respuesta alguna de las autoridades mencionadas. “Hemos enviado una alerta hace un mes y el monitoreo (de focos de calor) que están haciendo los amigos brasileños en particular ya lo estaba mostrando hace por lo menos dos meses. Las autoridades locales tienen que enfrentar cara a cara ahora estos incendios, pero no tienen las herramientas para hacerlo”, señala Ernesto Ráez, ecólogo tropical y miembro de la Fundación Pronaturaleza.

Los datos de la NASA visualizados en Global Forest Watch muestran los incendios que se acercan a la Reserva Comunal Asháninka y el Parque Nacional Otishi. Los incendios mostrados ocurrieron durante la semana (del 8 al 15 de setiembre. Los más cercanos a la reserva se han producido en tan sólo las últimas 24 horas.

Ráez explica además que no existe hasta hoy un plan para enfrentar este tipo de emergencias: “Aunque la ley forestal menciona, la  anterior y la actual, el tema de incendios forestales, no se han desarrollado los planes y las capacidades para enfrentarlos. Ahora, el tema no está en atacar incendios, está en evitarlos”.

La alerta
Iván Cisneros es el alcalde del Municipio Distrital del Río Tambo y cuenta que hace dos días algunos comuneros y autoridades de la zona afectada llamaron para alertar que un incendio de grandes proporciones estaba afectando la margen derecha del río Ene. Cisneros confiesa que está preocupado por la situación, y mucho más luego de sobrevolar el área donde se registra el incendio. El alcalde narra para Mongabay Latam lo que pudo observar: “Primero no hay visibilidad, la zona está nublada por el humo, desde lejos se ve que el fuego avanza hacia el sur por el viento. Hay viento de norte a sur en esa zona, la extensión es de 40 a 50 kilómetros a lo largo del río Ene. El fuego ha cruzado el río,  lo que es inusual.  Hay fuego en ambas márgenes y pone en peligro a las comunidades, entre ellas las de Potsoteni y Caparucia. (El fuego) ha arrasado con cultivos de pan llevar y cacao, considero que serán unas 50 hectáreas de cacao”.

Impresionante vista del área en la que se registra el incendio. Foto de la Municipalidad distrital de Río Tambo

Esta mañana, según confirmó Cisneros, se envió por vía fluvial a una comisión para que coordine la evacuación y reubicación de los pobladores de las comunidades asháninkas de Potsoteni y Caparocia, debido a que se encuentran seriamente amenazadas por el avance del incendio.

El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) precisó que se calcula que existen 15 focos de incendios. Marco Pastor, funcionario del Sernanp, señaló que el fuego no está cerca del Parque Nacional Otishi ni de la Reserva Comunal Ashaninka. “Está más o menos a unos dos o tres kilómetros de la zona de amortiguamiento de la Reserva Comunal Asháninka, pero son varios focos (…), se han presentado por condiciones de sequedad que hay en este momento, por condiciones meteorológicas de falta de lluvias”, explica Pastor.

Foto de la Municipalidad distrital de Río Tambo

Además, mencionó que una brigada del Sernanp ingresó al área afectada hace unos días para evaluar la magnitud del incendio. “Nos falta un reconocimiento aéreo que estamos coordinando con la fuerza aérea para tener una visión más completa del problema. Ahora podríamos decir que son 15 (focos de incendio), quizá un poquito más, pero son focos de incendio distribuidos en varios sitios. ¿Por qué? porque se prenden en lugares donde la vegetación está más seca, la zona es de vegetación y pajonal, entonces donde el incendio encuentra condiciones para presentarse en esos lugares, se prende”.

Sin embargo, hasta el momento no existe una versión oficial que confirme qué pudo iniciar este incendio forestal que, según Cisneros, es el más grande que se ha registrado en los últimos diez años.

Comunidades asháninkas, las más afectadas
Steffy Rojas forma parte del equipo técnico de CARE, la Central Ashaninka del Río Ene,  que trabaja desde hace más de diez años en la zona. Mongabay Latam conversó con ella para saber cuáles son las comunidades más afectadas y obtener información sobre el avance del incendio: “Se han reportado 11 lugares afectados directamente. Son ocho comunidades nativas y tres centros poblados. La situación se ha vuelto más difícil por la sequía producida por el cambio climático. Existen 28 puntos de focos de incendios, tres alrededor de la Reserva Comunal Asháninka y cuatro puntos más a tan solo 950 metros de distancia de la reserva. Desde agosto en que se iniciaron los primeros reportes del incendio hasta ahora, existen 36 kilómetros de fuego continuo y 105 kilómetros de extensión».

Expertos entrevistados coinciden en que los cambios bruscos en el clima son los responsables d elos incendios. Aquí una pequeña muestra de cómo han quedado las tierras afectadas . Foto de la Municipalidad distrital de Río Tambo

Esta información coincide con la evaluación del incendio realizada por un equipo de avanzada conformado por especialistas del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), de la Compañía de Bomberos de Satipo, del Ejército Peruano y de la Municipalidad Distrital del Río Tambo.  En un informe preliminar, proporcionado por Rojas, sostienen que las comunidades nativas afectadas son once: las de Potsoteni, Saniveni, Boca Anapati, Samaniato, Caperucia, Pitziquia, Tziquireni, Centro Meteni, Fé y Alegría, Selva de Oro y Sol Naciente.

Rojas precisa que el 19 de agosto se dio el primer reporte de incendio forestal en la Comunidad Nativa de Potsoteni. La versión de Rojas coincide con lo que un equipo de Mongabay Latam observó hace dos semanas cuando ingresó a la comunidad de Potsoteni, a tres horas de Puerto Ocopa, a orillas del río Ene. A pocos metros de la comunidad ya era posible ver entonces los rastros de un incendio de grandes proporciones que se había producido días antes. El fuego se había acercado peligrosamente a la comunidad. De acuerdo a Walter Tishirovanti, jefe comunal de Potsoteni, el incendio alcanzó varias hectáreas de terreno y afectó los sembríos de yuca, la principal fuente de alimento de la población. “El incendio casi ha llegado al parque Otishi. Se han malogrado los cultivos. No sé con qué se va a abastecer a las personas de la comunidad”, sostuvo.

Rastros del incendio que afectó a la comunidad de Potsoteni. Foto de María Isabel Torres

Según la representante de CARE “hasta el momento el Estado no ha hecho nada concreto” y los únicos que están actuando son los propios comuneros que intentan apagar el fuego con baldes para que sus casas y sus plantaciones de café o cacao no sean arrasadas.

Habitantes de la zona se han visto perjudicados y han perdido sus cultivos de pan llevar, yuca y cacao. Foto de la Municipalidad distrital de Río Tambo

Un clima que cambia
Todos los entrevistados para este informe coinciden en que los cambios bruscos en el clima son los responsables de estos incendios. El alcalde Iván Cisneros señala que se está viviendo una sequía muy fuerte en el distrito del Río Tambo, que muchos ojos de agua se han secado y que “las comunidades y los pobladores están sufriendo el desabastecimiento de agua para el consumo humano”. Cisneros menciona que la temperatura ha llegado a niveles altos, a picos de 40 grados centígrados, lo cual es “totalmente inusual” y algo que no ocurría hace por lo menos 30 años. Además, menciona que por efectos del cambio climático han “tenido el verano más fuerte y más contundente de la historia del distrito, de tal manera que el bosque está muy susceptible a cualquier fuego y se incendia, hasta las plantas verdes se prenden fuego”.

El suelo muestra las huellas de un desastre evidente. Foto de la Municipalidad distrital de Río Tambo.

Marco Pastor del Sernanp advierte que no es el único lugar donde se han reportado incendios. “Esta temporada tenemos incendios en Ayacucho, hemos tenido uno cerca de Cusco, en estos momentos entiendo que hay uno en Cusco por lo que han reportado, fuera de áreas protegidas, pero se están generando varios focos por las condiciones meteorológicas, básicamente de extrema sequedad. Estamos ya a fines de setiembre y la época de lluvias debe empezar. En algunos casos [los incendios se producen] por acción de personas que de repente han hecho una quema y se les ha salido de control”.

Muchos animales no pudieron escapar del fuego. Foto de la Municipalidad distrital de Río Tambo

Mientras escribimos este reportaje, el incendio sigue propagándose. Ernesto Raéz, uno de los expertos que firmó la carta que alertaba de esta amenaza,  ve una salida bastante clara para prevenir estos desastres: Lo que hay que hacer es prohibir las quemas, es algo sencillo, tampoco es algo complicado. En la medida en que todo está demasiado seco y que hay temperaturas demasiado altas no debe quemarse porque las quemas se van a salir de control. Esto no tiene que ser una prohibición a rajatabla, sino de cada situación particular en cada región. En los espacios que sabemos que tienen riesgo de que las quemas se salgan de control, donde tienes bosque cercano a chacras, en esos lugares se realiza la prohibición, o cuando existe una previsión de corto tiempo climática que indica que habrá o vientos fuertes o una temperatura demasiado alta”.

Foto de la Municipalidad distrital de Río Tambo

Hoy el alcalde del distrito del Río Tambo irá a la sede del Congreso de la República de Perú para buscar ayuda entre algunos de los legisladores, mientras tanto confiesa que se siente impotente porque no encuentra una solución para el problema.

Actualización:

En una nota de prensa emitida por el  Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) se precisa que se ha conformado una brigada integrada por 50 expertos del Ministerio de Agricultura y Riego, del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios de Satipo, del Instituto Nacional de Defensa Civil de Satipo, del Ministerio de Defensa y las municipalidades de Río Tambo y Satipo, y comuneros de la Central Asháninka del rio Ene – CARE. La brigada ha sido capacitada en «quemas e incendios forestales» y entrará a la zona del siniestro para «realizar actividades de control del incendio (fajas corta fuegos y otro) que eviten su expansión o mitiguen sus efectos».

Además, señala el comunicado, que se realizará también «una campaña de recolección de víveres, carpas y agua para los comuneros afectados por el incendio forestal».

Más fotos en nuestro álbum en Facebook.

Citas: