Noticias ambientales

Perú: un innovador crédito fiscal para evitar la deforestación

  • La línea de crédito tiene por objeto la lucha contra la deforestación mientras que apoya la estabilidad económica.
  • El Departamento de San Martín en Perú es el hogar de los mayores productores de arroz y de café del país.
  • La producción de los recursos agrícolas esenciales y la amplia expansión de la agricultura están estrechamente vinculadas a la deforestación peruana.

Una nueva línea de crédito de 88 millones de dólares promete ayudar a los pequeños accionistas del Departamento de San Martín, Perú, para aumentar la producción de los siete recursos más importantes de la región. La semana pasada, el Programa Global Canopy (GCP) con CEDISA y Agrobanco firmaron un Memorando de Entendimiento que ayudará a los productores de café, cacao, aceite de palma, palmito, arroz, sacha inchi y acuicultura para que cuenten con precios competitivos y asistencia técnica.

El mayor productor de arroz y de café en Perú, el Departamento de San Martín, también es el hogar de una serie de productos agrícolas esenciales como son: el aceite de palma, palmito, cacao y sacha inchi.

La producción de estos recursos y la amplia expansión de la agricultura están estrechamente vinculadas a la deforestación peruana. Un abrumador 90 por ciento de deforestación se debe a cambios en el uso de la tierra producidos por la expansión agrícola, según el GCP. La agricultura a pequeña escala es responsable del 75 por ciento de la deforestación anual. Esta es la razón precisa de que las tres instituciones se hayan unido para encontrar una solución que proteja el medio ambiente y sus especies autóctonas, así como para asegurar el crecimiento económico.

Simone Bauch, director del GCP en América Latina, señala que la nueva línea de crédito será fundamental para ayudar a Perú a cumplir con su compromiso de reducir en un 20 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030. Perú también se ha comprometido a reducir la deforestación en 54 millones de hectáreas para el año 2021.

«El enfoque de Desbloqueo de Finanzas Forestales desarrollado por el GCP y sus socios en San Martín ofrece un modelo replicable y expansible para hacer esto», declaró Bauch en un comunicado del GCP sobre el acuerdo.

Desde 1970, alrededor de 300 000 millas cuadradas (77,7 millones de hectáreas), o el 19 por ciento de la selva tropical del Amazonas, han desaparecido. Con Perú a punto de perder otra décima parte de esa cifra para el año 2050, se plantea la cuestión de cómo los ecologistas pueden y deben transmitir la urgencia de la protección de los bosques, así como de la rentabilidad.

«Cuando pensamos en [soluciones en] términos económicos podemos observar el comercio de carbono como una salida económica para Perú y luego la captura de carbono», dice Nicole Kellett, profesor asistente de antropología en la University of Maine en Farmington. «Mientras la gente en el llamado norte global siga sin sentir los mismos efectos del cambio climático que la gente del sur global, me temo que será una batalla ascendente para una llamada a la acción de mayores dimensiones».

Vista aérea de la deforestación en el Amazonas peruano. Foto de Rhett A. Butler

Kellett, experta en desarrollo económico y ecología política, ha pasado mucho tiempo investigando las tierras del Altiplano andino. Ella dice que todo ayuda.

«Desde que Perú se ha vuelto cada vez más dependiente de los ingresos de la minería, cualquier esfuerzo hacia una producción sostenible supone un paso positivo», dijo Kellett. «Con los impactos del cambio climático que comienzan a hacerse sentir en todas partes, hay que educar a las personas sobre el papel que desempeñan los bosques en la mitigación, así como contribuir al cambio climático».

Agrega que Perú «tiene mucho que ganar con esta inversión».

El acuerdo supondrá claramente un beneficio para la economía local.

Una cuestión importante que rodea la estabilidad económica de la zona es el acceso a unos tipos de interés justos que permitan una práctica más sostenible de la agricultura. Sin lugar a dudas, seguir adelante con el acuerdo de San Martín no resolverá todos los problemas ambientales o económicos en la región, pero debería comenzar el camino hacia un modelo sostenible y rentable para la agricultura.

«El acuerdo entre Agrobanco y CEDISA es un importante paso adelante en el diseño de un producto financiero innovador para los productores de las principales cadenas de suministro», declaró en un comunicado de prensa César Villanueva, congresista de San Martín. «Esto … permitirá el acceso al crédito y a la asistencia técnica de una manera permanente y oportuna».

Fuentes:

Global Canopy Announcement http://globalcanopy.org/new-innovative-credit-line-to-fund-sustainable-land-use-transitions-san-martin-showcases-how-peru

Foto destacada: Bags of Peruvian coffee beans. Photo by Terra Nera via Wikimedia Commons