Noticias ambientales

Nueva fuga de petróleo en la Amazonía y Petroperú se declara en emergencia

  • En El Naranjal habitan alrededor de 2. 000 personas, según el líder del pueblo kukama, Alfonzo López.
  • El pasado 14 de octubre ya se había producido una fuga del crudo a la altura de los kilómetros 82 y 83 del Tramo I del Oleoducto Nor Peruano, también en el distrito de Lagunas.
  • De acuerdo a Petroperú, esta es la octava fuga en el oleoducto ocasionado por “terceros”.

Una nueva fuga de petróleo ocurrió el 2 de noviembre a la altura del kilómetro 103 del Oleoducto Nor Peruano, en la Amazonía peruana. “Se produjo en el distrito de Lagunas, provincia de Alto Amazonas, región Loreto. La comunidad vecina al derrame es de población kukama llamada El Naranjal, y alcanza las 2000 personas. No podemos creer que esta sea la segunda vez que se dé una fuga en el mismo distrito”, dice a Mongabay Latam el apu de la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (Acodecospat).

El pasado 14 de octubre se produjo una fuga en el mismo distrito de Lagunas a la altura de la comunidad nativa de 4 de julio, según del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

El vocero del OEFA Martín Garzón, señaló a Mongabay Latam que una comisión especial de dicha dependencia salió ayer en la noche de Lima y hoy en la mañana llegó al lugar afectado. “En El Naranjal la comisión realizará las acciones pertinentes para determinar la responsabilidad de la empresa Petroperú”, indicó. Asimismo, señaló que Petroperú ya inició su plan de contingencia para detener la expansión del crudo.

Fotografía de archivo del pasado derrame en Laguna el 14 de octubre. Foto de Barbara Fraser.

Por su parte, Juan José Beteta, Jefe de Comunicaciones de Petroperú, señaló a Mongabay Latam que una de las medidas ejecutadas por  la octava fuga de crudo en el oleoducto es la declaratoria en emergencia del mismo. “Hay un equipo que está realizando la reparación en este momento. Lo que estamos haciendo es solicitar al Gobierno el apoyo de las fuerzas del orden para proteger el oleoducto, además de usar tecnología como imágenes satelitales para observa mejor el panorama. Además estamos lanzando el programa Guardianes del Oleoducto que consiste en hace convenios con comunidades nativas para que puedan hacer labores de monitoreo y vigilancia del oleoducto”, manifestó Beteta.

Según el funcionario de Petroperú ya se ha firmado este convenio con la nación Awajún-Wampis y la comunidad nativa de Nazareth de la región de Amazonas.

Juan Duber, asesor técnico de comunidades nativas de Morona, distrito vecino a Lagunas, indicó que el petróleo se ha derramado en la quebrada cercana a El Naranjal y peligra la salud de la población. “Lo que te aseguro es que ellos no han roto nada, no han afectado el oleoducto, lo único que desean es que Petroperú y OEFA reparen el oleoducto. Ahora mis compañeros me dicen que están en reunión los apus, no hay señal telefónica en la zona, por eso no nos podemos comunicar frecuentemente con ellos”, enfatiza.

Foto de archivo de la zona afectada del pasado derrame en el distrito Lagunas del 14 de octubre. Foto de Barbara Fraser.

¿Provocado?

A través de un comunicado, Petroperú acusa a “terceros” de haber ocasionado el nuevo derrame. “Se produjo una fuga de petróleo como consecuencia del octavo atentado realizado por terceros en lo que va del año contra nuestras instalaciones. Sobre el particular nuestros equipos de emergencia ya controlaron la fuga instalando una grapa en el ducto y colocando las barreras de contención en el canal de flotación” apunta el oficio.

El Directorio de Petroperú ha declarado en emergencia a la compañía “hasta que se logre garantizar la seguridad e integridad” de la infraestructura.

El apu Alfonzo López dijo a Mongabay Latam lo siguiente: “Lo que Petroperú debe, más allá de que declare en emergencia el oleoducto, es demostrar técnicamente por qué se dio el derrame. ¿Es por deterioro o por atentados como dicen? ¿El atentado es por causa de terceros nativos o por terceros contratados? Ellos deben decir de una vez quién ocasiona estos desastres, si no nos vamos a culpar los unos a los otros. Nosotros los pueblos no tenemos las herramientas ni la voluntad para hacerlo, pero si ellos nos culpan de los cortes, que se demuestre”, expresó.

De acuerdo a Juan Duber, algunas familias de El Naranjal apoyan al paro indígena en Saramurillo. “Este tipo de derrames le dan más razones a la población para que se una a la protesta. Saramurillo solo está a una hora de El Naranjal en deslizador”, señaló.