Noticias ambientales

Urarinas sufre por nuevo derrame de petróleo en Oleoducto Norperuano

Derrame en el Km. 24 del Oleoducto Norperuano. Foto: Segundo Macuyama Valles, habitante de la comunidad de San Antonio, cercana al lugar del derrame.

  • INMAC y LAMOR son las empresas contratadas por Petroperú para la limpieza del derrame.
  • Petroperú señala que es el décimo “atentado” contra el Oleoducto Norperuano.
  • Según Edilberto Ahuanari, Gerente Ambiental y de Asuntos Indígenas de la Municipalidad de Urarinas, el petróleo ha afectado la quebrada Huito, pero no ha logrado alcanzar a comunidades nativas.
  • El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) había informado sobre este derrame el pasado 13 de noviembre.

Los derrames petroleros siguen golpeando al distrito de Urarinas, en la región amazónica de Loreto. Petroperú confirmó una nueva fuga a la altura del kilómetro 24 del tramo I del Oleoducto Norperuano. El pasado 13 de noviembre el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) ya había emitido un comunicado informando sobre el hecho.

“El derrame ya se ha podido controlar con el plan de contingencia de Petroperú para que no se expanda, pero sí ha logrado afectar a la quebrada Huito, que es la que está al lado de oleoducto”, dice a Mongabay Latam el Gerente Ambiental y de Asuntos Indígenas de la Municipalidad de Urarinas, Edilberto Ahuanari, quien descarta que el derrame haya alcanzado el río Marañón.

Derrame en el Km. 24 del ONP. Foto: Segundo Macuyama Valles, habitante de la comunidad de San Antonio, cercana al lugar del derrame.
Agua donde cayó el petróleo del oleoducto. Foto: Segundo Macuyama Valles.
Petróleo en los alrededores del Km.24 del oleoducto. Foto: Segundo Macuyama Valles.

Petroperú señaló en un comunicado que se ha logrado controlar la fuga. “Tan pronto se ubicó la avería se aplicó el Plan de Contingencia por personal de PETROPERÚ y de las compañías especializadas INMAC y LAMOR, quienes repararon de inmediato el ducto colocando una grapa para impedir el flujo de petróleo en el canal de flotación del ONP. Asimismo, se instalaron las barreras de contención para evitar que el crudo se expanda”, indica la empresa.

Mangas especiales para detener la expansión de petróleo en Urarinas. Foto: Segundo Macuyama Valles.

Asimismo señala que es la décima vez en que el oleoducto sufre “cortes” por “terceros”. “Como se ha informado anteriormente, la operación del ONP se encuentra paralizada desde el mes de febrero del presente año. Desde entonces, se han perpetrado –con el presente– diez cortes del ducto producidos por acción de terceros. Exigimos a las autoridades pertinentes que se realicen las labores de vigilancia e inteligencia para capturar a los responsables y sancionarlos aplicando todo el peso de la ley”, se escribe en su comunicado.

Alfonzo López, presidente de la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (Acodecospat), organización indígena representativa de la zona donde se produjo el derrame, dijo que es necesario investigar el caso porque no es coincidencia que la mayoría de derrames se den como “atentados” y sean en Urarinas.

“A mí me parece extraño que todos los derrames que Petroperú califica como atentados se den en Urarinas. Por ejemplo, ninguno de estos supuesto ataques al oleoducto se dan en las cuatro cuencas de los ríos Tigre, Pastaza, Corrientes y Marañón, donde las comunidades nativas están afectadas por la contaminación del Lote 192. Debe investigarse y encontrar a los responsables”, dijo López a Mongabay Latam hace unos días cuando también informó sobre otro derrame que ocurrió de manera simultánea a la altura del km 15.3 del oleoducto.

Agua contaminada en Urarinas. Foto: Segundo Macuyama Valles.

A continuación presentamos una línea de tiempo en donde se señalan los derrames y hechos relacionados con estos en lo que va del 2016. Dichos derrames son las causas por las que ahora decenas de indígenas se encuentran Lima reuniéndose con representantes del Gobierno peruano para que se acabe la contaminación constante en las comunidades nativas de la Amazonía. Edilberto Ahuanari, quien también pertenece al comité indígena que se encuentra en Lima, señala que «hasta ahora no hay ningún acuerdo, pero haremos que el Ejecutivo nos escuche y se acabe esto de una vez por todas», dice a Mongabay Latam.