Noticias ambientales

Perú: Conoce los detalles del nuevo plan para el Mar Pacífico Tropical

La propuesta para establecer la Zona Reservada Mar Pacífico Tropical contempla 4 áreas claves para la conservación marina. . Foto de Yuri Hooker

  • ¿Qué riqueza tiene el Mar Pacífico Tropical en su biodiversidad marina?
  • ¿Qué diferentes ecosistemas marinos comprenden el Mar Pacífico Tropical?

El Mar Pacífico Tropical, al norte del Perú, abarca 116 139,95 hectáreas, reúne entre el 70 % y el 75 % de la biodiversidad marina del Perú. Durante el Gobierno del ahora expresidente Ollanta Humala, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) elaboró una propuesta para que se le declare zona reservada, una categoría de transición hacia un Área Natural Protegida (ANP). Esta propuesta  no prosperó ni en el gobierno de  Ollanta Humala ni en los primeros meses de mandato del nuevo presidente peruano,  Pedro Pablo Kuczynski. El Sernanp trabaja ahora en una nueva propuesta para que el Mar Pacífico Tropical sea reserva nacional.

La primera propuesta, el Mar Pacífico Tropical como zona reservada, encontró resistencia de las 4 petroleras presentes en el área: Karoon, BPZ (Alfa Energy), Savia y Gold Oil, sin embargo, contaba con el apoyo del Sernanp, la sociedad civil, los pescadores artesanales y los ministerios del Ambiente y Producción.

“Ahora quieren sacar al Mar Pacífico Tropical como reserva nacional de frente y no como la declaración previa de zona reservada, con la que se podrían hacer estudios para luego recién darle una categoría definitiva. El lado positivo de ello es que, siendo sinceros, los procesos de categorización como zona reservada son extremadamente largos, por ejemplo, para la declaración de Sierra del Divisor nos demoramos 10 años”, explicó a Mongabay Latam el exviceministro del Desarrollo Estratégico de Recursos Naturales, Gabriel Quijandría.

Imagen tomada en los Arrecifes de Punta Sal. Foto de Yuri Hooker.

El especialista se pregunta si esta nueva categorización servirá para proteger la biodiversidad marina y no para promover otro tipo de actividad económica. “La duda principal es que si con este proceso estamos defendiendo el objetivo principal del área protegida, que es conservar biodiversidad biológica y su fragilidad, o estamos escogiendo la reserva porque permitirá la actividad petrolera y pesquera dentro.  ¿Cuál es el verdadero criterio?”, manifestó Quijandría.

“Si es declarada reserva nacional, es decir un área protegida de uso directo, permitirá la explotación petrolera. E incluso si es declarada como área protegida de uso indirecto como un parque nacional o un santuario, si existen contratos preexistentes con petroleras, estas tienen derecho para su actividad de exploración y explotación, si su contrato está firmado, claro. Si es que hay explotación deben respetar el plan maestro para la conservación del área y el EIA (Estudio de Impacto Ambiental) establecido”, advirtió Quijandría.

El Director Ejecutivo de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), Pedro Solano, manifestó a Mongabay Latam: “Tú esperas que si a Mar Pacífico Tropical lo declarasen zona reservada, luego de desarrollar otros estudios, podría categorizársele como Área Natural Protegida. Así que es lo mismo. En Mar Pacífico Tropical además se ha logrado un consenso entre todas las partes: pescadores, las petroleras con sus contratos prefirmados, gremio turístico y el Gobierno central con los gobiernos regionales de Piura y Tumbes”.

Quijandría va en la misma línea que Solano y añadió que la declaración del Mar Pacífico Tropical  como zona reservada no iba a ser una solución a toda la problemática que rodea  dicha área marina. “Hay que desmentir el mito de que las zonas reservadas sean la solución a todo. Existen zonas reservadas donde hay lotes petroleros y se iniciaron actividades por los contratos previos. La duda es cómo hacer que los estándares de operación respondan al objetivo de la reserva, que aseguren la biodiversidad”.

Mar Pacífico Tropical permitirá la pesca artesanal. Foto de Otto Alegre / SPDA

El Mar Pacífico Tropical –que se encuentra en las regiones Tumbes y Piura– está compuesto por  Isla Foca, El Ñuro, los Arrecifes de Punta Sal, y el banco de Máncora, este último localizado lejos de la costa. “La ventaja de tener que declararlo como reserva nacional es que ni bien se le declare ya no puede haber ningún lote petrolero en el lugar, antes de la declaración sí puede haber derechos preexistentes que le permitan trabajar. Otro mito que debe acabar es que, sea zona reservada o reserva nacional, no se permitirá la pesca artesanal en la zona. Sí se podrá hacer. Quien debe señalar qué actividad tiene derecho o no, no es el Ministerio del Ambiente, sino el de Energía y Minas en el caso de petróleo y Producción en pesquería”, apuntó Quijandría.

¿La explotación petrolera es un peligro?

De acuerdo con Gabriel Quijandría, “de las cuatro zonas en las que se divide el Mar Pacífico Tropical, tres están cerca de la costa, dentro de las famosas 5 millas, y la cuarta, el banco de Máncora, que sería supuestamente susceptible a la explotación petrolera porque se encuentra dentro de un lote, no será afectada necesariamente, porque no hay indicios de presencia de hidrocarburos. Incluso con la no presencia de hidrocarburos, la petrolera podría devolver al Mar Pacífico Tropical [parte del mar],  así pasó en otra área natural protegida, Bahuaja Sonene”.

Por su parte Solano señaló que un punto que debe solucionarse a la par de la futura declaración del Mar Pacífico Tropical como reserva nacional es la formalización de los pescadores. “Existe bastante pesquería informal, además que también están estas balsas de pesquería de arrastre que incluso se encuentran dentro de las 5 millas. Ahí el gobierno debe actuar para que se solucione el desorden”, apuntó.

Más que ver en las industrias petroleras una amenaza, Solano ve una oportunidad para que las diferentes partes vinculadas al Mar Pacífico Tropical trabajen juntas. “Es una oportunidad porque tienen presencia en el lugar, además sus pozos están focalizados y son lejanos al área que queremos proteger. El gran problema de las áreas naturales protegidas en el Perú no es que haya presencia petrolera, sino que no hay nadie. No hay suficiente personal que vigile la integridad de las áreas naturales. Las petroleras deben formar parte de la solución”, dice.

Riqueza marina

El experto en biodiversidad submarina Yuri Hooker explicó a Mongabay Latam que el Mar Pacífico Tropical tiene especial importancia para el Perú porque aparte de concentrar hasta casi el 75 % de las especies marinas del país, concentra en un lugar especial especies endémicas que conviven en un ecosistema de aguas frías (corriente de Humboldt) y aguas tropicales (corriente del Niño, cercanía al Ecuador).

Una tortuga marina que habita en el Mar Pacífico Tropical peruano. Foto cortesía de SERNANP.

“He estudiado a las especies marinas desde finales de las década de 1980 en el Perú, y se ha encontrado que entre Cabo Blanco y Punta Illescas existen varias especies endémicas. La zona es conocida como de transición porque reúne aguas frías y tropicales. Varias especies encontradas en la zona de transición son endémicas. Como una especie de coral de color rojo fuerte recién ha sido descubierta, todavía no tiene nombre científico. Son muchas especies nuevas para la ciencia como la babosa marina (Felimare sechurana), además de un ofiuro nuevo (Ophioderma peruana)”, explicó Hooker.

Un pingüino de Humboldt en el Mar Pacífico Tropical. Foto cortesía de SERNANP.

El biólogo marino señaló que existen cuatro puntos por los que Mar Pacífico Tropical debe ser declarado un área protegida. “Primero, porque existe alta diversidad; segundo, por las especies endémicas que mencioné; tercero, porque es zona de reproducción para ballenas y tortugas marinas; y cuarto porque existe una pesca artesana ancestral que es selectiva y no depreda, cuida el mar y sus especies. Ellos pescan con anzuelos y peces grandes, no depredan la población marina”, afirmó Hooker.

 

Foto de portada: Yuri Hooker