Noticias ambientales

Chile: conoce su nueva área marina protegida en el archipiélago de Juan Fernández [Fotos]

  • ¿Qué especies emblemáticas habitan en la zona?
  • ¿Qué implica la creación de un área marina costera protegida de múltiples usos?

Mar de Juan Fernández, a 670 kilómetros de la costa de Valparaíso,  es la nueva Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) de Chile.

Tiene una extensión de 11 000 km2 e incluye los parques marinos Montes Submarinos Crusoe y Selkirk, así como la red de parques formada por  Lobería Selkirk,  El Arenal, El Palillo y Tierra Blanca, según información  del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) chileno.

Foto de Oceana I Manu San Félix

Mar de Juan Fernández  está ubicada en el archipiélago del mismo nombre, considerado “uno de los diez sitios prioritarios para la conservación de la bioodiversidad en la región de Valparaíso, y uno de los once sitios prioritarios irreemplazables para la conservación marina a nivel mundial. Hablamos del área ubicada alrededor de las islas Robinson Crusoe y Alejandro Selkirk”, explicó a Mongabay Latam la Directora Ejecutiva de Oceana Chile,  Liesbeth van der Meer.

La especialista recordó que en los años 2014 y 2015 Oceana realizó expediciones en las islas Robinson Crusoe  y Santa Clara, y en los montes submarinos JF1 y JF2 del archipiélago Juan Fernández, lo que permitió concluir que las islas  “presentan los niveles más altos de endemismo observados para ecosistemas marinos a nivel global”.

Entre las especies emblemáticas de la zona están el lobo fino de Juan Fernández (Arctocephalus philippii) y la langosta de Juan Fernández (Jasus frontalis).

Lobo fino de Juan Fernández. Foto de Oceana I Manu San Félix

 

Langosta de Juan Fernández. Foto de Oceana I Manu San Félix

 

Pulpo de Juan Fernández. Foto de Oceana I Manu San Félix

La zona es, además, ruta migratoria para especies como las tortugas verde y negra, diversos tipos de ballenas protegidas internacionalmente como las jorobadas y azules, y delfines como el nariz de botella.

Importancia de su creación

Las áreas marinas costeras protegidas de múltiples usos implican –en palabras de la Directora Ejecutiva de Oceana Chile– la creación de un sistema de gestión ambiental que permita la conservación de los ecosistemas y la biodiversidad a la par del desarrollo de actividades sustentables como la pesca artesanal y el turismo.

Foto de Oceana I Manu San Félix

“En Chile más del 70 % de las pesquerías están colapsadas o agotadas, es decir, si no se toman medidas urgentes, corren serio riesgo de desaparecer”, manifestó Van der Meer, y añadió que las figuras de protección marina son una forma de atacar el problema. “Considerando este punto, y la riqueza marina del Archipiélago de Juan Fernández, este ambiente se puede ver amenazado por flotas de pesca provenientes desde el continente”,  puntualizó.

Finalmente, Van der Meer destacó el avance para la conservación que representa la creación de áreas marinas protegidas, pero advirtió que se debe definir cómo se van a administrar estas zonas y cómo se va a llevar a cabo la protección, entre otros detalles.

Morena. Foto de Oceana I Manu San Félix

 

Nudibranquio. Foto de Oceana I Manu San Félix

El proyecto para que Mar de Juan Fernández sea AMCP-MU contó con el trabajo y apoyo de los pescadores artesanales de Juan Fernández, Oceana, las universidades Católica de Chile y de Concepción, así como de autoridades ambientales chilenas.

Foto de Oceana I Manu San Félix

Para recordar

En el 2016, Chile  creó el Parque Marino Nazca-Desventuradas, de más de 300 000 km2 de extensión, lo que le valió ser considerada el área marina protegida más grande del Pacífico Sudeste.

En los parques marinos no se permite ninguna actividad extractiva, sus fines son de conservación absoluta.