Noticias ambientales

El movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra ocupa las granjas de la élite brasileña

  • El pasado julio el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil, un movimiento reconocido internacionalmente, lanzó una manifestación coordinada contra la corrupción; miles de sus afiliados ocuparon seis granjas vinculadas con los funcionarios y la élite rica de Brasil.
  • En un acto de manifestación centenares de familias sin tierra ocuparon granjas en los estados de Mato Grosso, Piauí, Río de Janeiro, São Paulo, Paraná y Milas Gerais.
  • Una de las tierras ocupadas era una granja de soja del grupo Amaggi, vinculado con el ministro de la agricultura Blairo Maggi. Otra era la granja de João Baptista Lima Filho, íntimo amigo del Presidente Michel Temer. Tanto Lima Filho como Temer se encuentran bajo investigación por acusaciones de corrupción.
  • En el presente no se conoce ninguna acción por parte de las autoridades federales o estatales para poner fin a las ocupaciones.
La ocupación MST de la granja de Ricardo Teixeira en Piraí, Río de Janeiro el 25 de julio de 2017. Foto: Cortesía de Mídia NINJA

En una manifestación bien coordinada a gran escala (tuvo lugar en más de seis estados) más de 2000 familias rurales, todas miembros asociados del MST en Brasil, ocuparon a las primeras horas de la mañana del 26 de julio pasado seis granjas de algunos de los principales políticos y de la élite rica del país.

Con un lema directo (¡Corruptos, devuelvan nuestras tierras!) el movimiento reclama un resurgimiento de la reforma agrícola y la remoción de Michel Temer de la presidencia. Según dicen sus detractores las políticas de Temer están a favor de los intereses de la Bancada ruralista,  el grupo de presión de la agroindustria que le ayudó a llegar al poder en 2016.

Uno de los fundadores del movimiento João Pedro Stédile declaró en un vídeo que el «MST ha tomado la decisión de iniciar ocupaciones de las tierras de los corruptos. Esta burguesía tiene tan poca vergüenza que roban el dinero público y lo invierten en las tierras como si fueran granjeros».

En su página web, el MST dice que «los terratenientes que poseen estas zonas están acusados de actos de corrupción como la malversación de caudales públicos, favoritismo ilícito, fraude e incluso están implicados en el narcotráfico. El último ejemplo fue una avioneta llena de cocaína que se detectó despegando de un terreno del Ministro de la Agricultura y denominado Rey de Soja, Blairo Maggi, lo que expone las relaciones promiscuas que emprende la agroindustria».

Una pancarta del MST en la granja de Ricardo Teixeira en Piraí, Río de Janeiro que revindica reformas agrarias y protesta contra la corrupción. Foto: Cortesía de Mídia NINJA
Ricardo Teixeira, antiguo presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol y miembro del comité ejecutivo de la FIFA. En 2015 EE. UU. acusó a Teixeira del crimen organizado, la conspiración y la corrupción. Teixeira está acusado igualmente de la malversación de millones de euros de los partidos de fútbol brasileños. Foto: Marcello Cascal Jr, cortesía de Agência Brasil

La organización hizo referencia a la avioneta interceptada el junio pasado en el estado de Goiás por la Fuerza Aérea Brasileña con 1439 libras de cocaína. Basándose en el testimonio del piloto, el FAB anunció que el avión bimotor despegó de una granja que pertenece al grupo Amaggi, el gran consocio agroindustrial de la familia Maggi. Sin embargo, después de haber analizado el GPS del avión traficante, la Policía Federal rechazó esta aseveración y la FAB se retractó.

Una de las seis granjas ocupadas por el MST es el del Grupo Amaggi y la familia Maggi que cuenta con 1183 acres (479 hectáreas) a lo largo de la autopista BR-163 en el estado de Mato Grosso. Según el MST alrededor de 1000 familias estaban en la plantación de soja SM02-B. En abril se anunció que el Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) estaba investigando el Ministro de la agricultura brasileña Blairo Maggi por corrupción.

Con respecto a la ocupación el Grupo Amaggi declaró: «Por el momento lo que le importa a la empresa es la integridad física de los 17 empleados y los familiares que viven en la granja y estamos tomando las medidas necesarias para asegurar su seguridad. A la vez la empresa está buscando vías legales para reestablecer el orden en sus unidades productivas.» Blairo Maggi no respondió de manera inmediata a nuestra petición de comentario.

Alrededor de 1500 familias en Mato Grosso están esperando reformas agrícolas, según dijo el MST.

El MST ocupó seis granjas de la élite brasileña para manifestar contra la corrupción. Foto: Cortesía de MST_Flickr

 

El ministro de agricultura Blairo Maggi. Una de las granjas ocupadas por el MST el pasado julio es del Grupo Amaggi. En abril se anunció que el Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) iba a investigar al ministro de agricultura brasileño Blairo Maggi por corrupción. Foto: Senado Federl vía Visualhunt / CCBY

 

El pasado julio 800 granjeros sin tierra invadieron la granja Esmeralda ubicada oeste de São Paulo. Esta es la segunda vez que el MST ha ocupado la propiedad. La primera fue en 2016. Según dice la organización, gran parte de la granja se obtuvo por robo de tierras. El hombre que pretende ser dueño de la propiedad es João Baptista Lima Filho, un viejo amigo del presidente Michel Temer.

En mayo el caso de corrupción Lava Jato se centró en Lima Filho cuando estaba implicado en el escándalo relacionado con el procesado de carne de JBS, en el que se implicó a Temer también. Dos ejecutivos de JBS declararon que Lima Filho, un militar jubilado, recibió aproximadamente 300 000 de dólares estadounidenses de JBS durante la campaña presidencial de Temer en 2014.

Una representación poco halagüeña de João Baptista Lima Filho en la página web del MST. Lima Filho es un viejo amigo del presidente Temer y está bajo investigación por un posible caso de corrupción. 800 agricultores sin tierra invadieron la granja Esmeralda de Lima Filho el pasado julio. Foto: Cortesía de la página web del MST.

Ocuparon otra granja el pasado julio, la granja Santa Rosa en Piraí, a 55 millas de la ciudad de Río de Janeiro. La finca que tiene 500 vacas es propiedad de Ricardo Teixeira, el antiguo presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol y miembro del comité ejecutivo de la FIFA. Según el MST más de 300 familias rurales ocuparon esta granja.

En 2015 EE.UU. acusó a Teixeira de crimen organizado, conspiración y corrupción. El pasado julio el Fiscal general de la República (PGR) pidió a los cortes en España que enviaran los resultados de una investigación llevada a cabo por las autoridades españolas sobre las presuntas actividades ilegales de Teixeira que incluyen el crimen organizado y el blanqueo de capitales. Teixeira y el antiguo presidente del F.C. Barcelona, Sandro Rossell, están acusados de la malversación de millones de euros de los partidos de fútbol brasileños.

Aproximadamente 200 familias ocuparon la granja del senador Ciro Nogueira Junco en Teresina, Piauí, a lo largo de la autopista BR-316. Según las estimaciones del MST la granja cuenta con 4447 acres (1800 hectáreas). Noguiera contó a la prensa que la propiedad era de su madre. En abril el tribunal supremo de Brasil anunció que Noguiera se encontraba entre los 24 senadores que se están investigando por casos de corrupción.

El empresario y también una de las personas más ricas de Brasil Erik Batista (en la camiseta blanca) después de prestar declaración en la jefatura de la Policía Federal sobre cargos de corrupción el 31 de enero 2017 en Río de Janeiro. El pasado julio 200 familias ocuparon una granja de la empresa de Batista MMX en São Joaquim de Bicas, Minas, Gerais. Foto: Fernando Frazão/ Agência Brasil

Otra granja fue invadida por 300 familias en Alto Paraíso en el estado se Paraná. La graja es del Grupo Lupus, productores de comida para mascotas y alimentación del ganado. Según el MST «en 2007 El Instituto Nacional de la Colonización y la Reforma Agrario (INCRA) examinó la zona y concluyó junto con los informes técnicos que la granja no era productiva porque no cumplió con su meta social, a saber, el uso correcto de los recursos naturales y la preservación del medio ambiente, y por tanto debe ser expropiado con propósitos de reformas agrícolas».

El pasado julio 200 familias ocuparon la granja São Joaquim de la empresa MMX en Bicas, Minas, Gerais. Por orden judicial el dueño de MMX, el antiguo multimillonario Erik Batista, está bajo arresto domiciliario por delitos de corrupción y blanqueo de capital.

Hasta ahora no se conoce ninguna acción por parte de las autoridades federales o estatales para poner fin a las ocupaciones. En Piraí la policía envió patrulleros a la granja de Lima Filho durante el primer día de la ocupación. Por lo que se conoce, no se ha producido ninguna violencia.