Noticias ambientales

Brasil: estudio encuentra preocupante efecto de las presas en el crecimiento de lianas

  • Nuevas investigaciones en las islas artificiales creadas por la presa Balbina en el Amazonas encontraron que algunas especies de árbol se han visto gravemente afectadas por la fragmentación de hábitat y han muerto, mientras que las lianas nativas prosperan y cubren rápidamente el nicho biológico que dejan los árboles debilitados.
  • Los árboles, con su gran biomasa, almacenan más carbono en los troncos y ramas que las lianas, así que el equilibrio del carbono cambia con la dominación de las lianas. Más que secuestrar carbono, estas islas creadas por las represas acaban emitiendo carbono cuando los árboles mueren.

Los impactos ambientales de los proyectos hidroeléctricos en el Amazonas son muchos y muy variados, desde inundación de bosques tropicales primarios, deforestación y emisión de un potente gas de efecto invernadero como es el metano, hasta interrupción de migraciones acuáticas de larga distancia, alteración de flujos de sedimentos y atenuación de los ciclos de inundación. Una nueva investigación sugiere que otro efecto se podría añadir a la lista: las emisiones de carbono de las islas creadas por los embalses hidroeléctricos.

Un nuevo estudio de la megapresa Balbina en Brasil, una de las más antiguas del Amazonas, descubrió que las comunidades de plantes en las islas del reservorio sufrieron una transformación como resultado del aislamiento. Las lianas —vides leñosas que trepan árboles para llegar al dosel— seguían prosperando, pero los árboles sufrían. Como los árboles almacenan más carbono en los troncos y ramas que las lianas, el equilibrio de carbono cambia cuando las lianas dominan. Más que secuestrar carbono, estas islas creadas por la presa acaban emitiendo carbono cuando mueren los árboles.

“Un cálculo aproximado [sugiere] que las emisiones de carbono asociadas con las islas boscosas en Balbina podrían estar cerca de las 10 000 toneladas (la emisión equivalente de unos 230 000 barriles de petróleo)”, dijo la investigadora principal del estudio Isabel Jones, de la Universidad de Stirling, Reino Unido.

Una de las más de 3500 islas creadas por la megarrepresa Balbina en la Amazonía brasileña. Un nuevo estudio ha descubierto que mientras que las comunidades arbóreas se degradan a causa de su aislamiento, las comunidades de lianas son “marcadamente resistentes a los efectos negativos de la fragmentación de hábitat a escala del paisaje causados por la creación de reservorios”. Foto © Isabel Jones

 

Con cientos de presas planeadas y en construcción en toda la cuenca del Amazonas, no haber tenido en cuenta estas emisiones de carbono aumentadas en las evaluaciones de impacto ambiental y los análisis de rentabilidad del desarrollo hidroeléctrico es una omisión grave, avisa la científica.

Lee más | Brasil pone en riesgo la Amazonía y las metas del Acuerdo de París

Investigación en una de las megarrepresas más grandes del Amazonas

Balbina se construyó en los 80 e inundó 3129 kilómetros cuadrados, creando 3546 islas con un área combinada de 1180 kilómetros cuadrados. Jones y su equipo estudiaron las comunidades de árboles y lianas en 77 parcelas de estudio repartidas en 36 de esas islas. Observaron 12 parcelas más en tierra firme para establecer comparaciones.

Las islas forman una parte de la Reserva Biológica Uatumã y no han experimentado tala ni otras alteraciones humanas excepto un incendio en 1997 que se inició en el exterior de la reserva y se extendió hasta algunas islas.

A pesar de su inaccesibilidad, estas islas artificiales son un ejemplo extremo de fragmentación de hábitat, un proceso que causa degradación ecológica. Como estos retales de hábitat forestal están aislados, sus bordes están expuestos a condiciones más duras, brillantes y secas, y se dificulta la dispersión de animales y plantas entre los fragmentos de hábitat; además los fragmentos de hábitat podrían ser demasiado pequeños para sostener las poblaciones de algunas especies.

Un miembro del equipo lleva a cabo evaluaciones en una de las 89 parcelas de estudio esparcidas en 36 ubicaciones en islas y tierra firme. El estudio investigó la influencia del tamaño de la isla, la cubierta forestal alrededor, la distancia a la que está el continente y el daño de los incendios en las comunidades de lianas y árboles. Foto © Isabel Jones

 

Esto ya se ha observado en las comunidades arbóreas de las islas de Balbina, que se han degradado rápidamente desde su aislamiento, dijo Jones, “pero lo que no sabíamos es si las comunidades de árboles que quedan se podían enfrentar a más presión por el aumento de la competencia con las lianas —teníamos que saber cómo respondían las lianas a esta fragmentación de hábitat a escala del paisaje en comparación con los árboles para entender mejor las trayectorias posibles a largo plazo de estas islas boscosas para la biodiversidad y el almacenamiento de carbono”.

Lee más | Las emisiones de carbono de Brasil siguen en aumento

Observar las lianas

Jones diseñó su estudio para explorar el efecto del tamaño de las islas, la distancia desde tierra firme, la cantidad de cubierta forestal que las rodea y el diferente grado de daño causado por los incendios en las comunidades de plantas de las islas.

En las parcelas de estudio, el equipo analizó tanto plántulas como árboles y lianas maduros, y apuntó los detalles particulares de la composición y la abundancia de las comunidades de liana y si los animales o el viento las dispersan.

En contraste con lo que ya se conoce de las comunidades arbóreas, Jones no descubrió evidencias de degradación de las comunidades de lianas en las islas cuando analizó los datos.

“Nos sorprendió que parecieran particularmente resistentes a los impactos negativos de la fragmentación del hábitat a escala del paisaje causados por la creación de reservorios”, señaló, “y no vimos diferencias en las comunidades en las islas comparadas con las de tierra firme”.

Liana gigante. Como las lianas no almacenan tanto carbono como los árboles, los cambios en la composición de las plantas en las islas tienen implicaciones para el almacenamiento y las emisiones de carbono. En consecuencia, las islas podrían estar emitiendo miles de toneladas de carbono cada año, algo que no se tiene en cuenta en las evaluaciones de impacto ambiental de las presas. Foto © Isabel Jones

 

Incluso en las islas pequeñas y gravemente dañadas por los incendios, la abundancia de plántulas de liana era comparable con la cantidad en tierra firme a pesar de las difíciles condiciones. Por el contrario, los pequeños árboles tenían tantas dificultades que las lianas dominaban la capa de vegetación a nivel de plántulas.

Jones había anticipado que las lianas no se verían tan afectadas como las comunidades de árboles. Su habilidad para crecer rápidamente y “explotar las condiciones de alta iluminación y baja humedad asociadas con los bordes de los fragmentos de bosque y los vacíos en el dosel de forma mucho más rápida que incluso las especies de árboles adaptadas a las alteraciones les da una ventaja competitiva sobre los árboles”, explicó.

Pero incluso así, “esperábamos ver algunos efectos relacionados con el aislamiento dentro de una matriz de agua, porque por ejemplo, la dispersión de semillas de liana en agua se podría haber visto afectada por la destacada reducción de los dispersores vertebrados en el archipiélago”, dijo Jones. Sin embargo, las lianas tienen otro truco de adaptación para superar esa limitación. “Las lianas también pueden reproducir de forma clonal y vegetativa”, así que “pueden colonizar rápidamente hábitats recientemente alterados”, reveló Jones.

Lee más | “El momento de la verdad”: estudio revela que alto porcentaje de la madera que Perú exporta es ilegal

Menos biomasa, más carbono

¿Pero qué significa para Balbina a largo plazo que prosperen las comunidades de lianas? ¿Y para el Amazonas en general, a medida que el desarrollo hidroeléctrico se expande en la cuenca?

Para las islas creadas por un reservorio, “una comunidad de lianas duradera podría agravar la degradación de las comunidades arbóreas que quedan”, avisan los científicos. Esto causará un efecto dominó en las especies de animales que viven en las islas, además de tener graves implicaciones para el equilibrio de carbono de las presas hidroeléctricas en relación con otras fuentes de energía.

“Un bosque con más lianas tiene menos biomasa leñosa (almacenamiento de carbono a largo plazo), el crecimiento de los árboles se reduce y la mortalidad de los árboles aumenta”, dijo Hans Verbeeck de la Universidad de Gante. Verbeeck no participó en el estudio pero examinó el papel de las lianas en la dinámica de los bosques tropicales y el ciclo del carbono. “Sin embargo, solo un estudio experimental —un experimento de eliminación de grandes lianas en Panamá— ha demostrado que hay menos absorción de carbono en los bosques con lianas en comparación con los bosques donde se han eliminado”.

Este experimento en particular lo llevó a cabo Stefan Schnitzer de la Universidad Marquette, como parte de un importante proyecto de investigación sobre la ecología de las lianas. Schnitzer, que tampoco participó en la investigación de Jones, está de acuerdo en que “las lianas son extremadamente importantes” por su influencia en el almacenamiento de carbono en los bosques tropicales.

Maraña de vides en la Amazonía ecuatoriana. Las lianas son un componente importante de los ecosistemas de bosque tropical. Sin embargo, su ventaja competitiva sobre los árboles significa que pueden llegar a dominar los hábitats de bosque fragmentado. “Las lianas se adaptan para explotar las condiciones de alta iluminación y baja humedad asociadas con los bordes de de bosques fragmentados y vacíos en el dosel”, explicó la autora principal del estudio, Isabel Jones. Foto © Claire Salisbury

 

“Según el trabajo de Jones combinado con estudios previos publicados, si hay más presas, tendrán un efecto positivo en las lianas y un efecto perjudicial en el almacenamiento de carbono a largo plazo”, concluyó Schnitzer, aunque enfatizó que las lianas no son ‘malas’ de por sí, sino que “son un componente importante de los bosques tropicales con numerosos efectos positivos en el ecosistema”.

El impacto de las presas en la composición de los árboles y lianas “seguramente tenga un impacto en el secuestro de carbono”, concordó Verbeeck. “Aunque es difícil cuantificar ese impacto”.

La resistencia de las lianas a la escasez de agua y al daño de los incendios también podría ser una ventaja para estas en un Amazonas más cálido, con cada vez más sequías e incendios más frecuentes a medida que el cambio climático se intensifica. Según informó Jones, se están llevando a cabo investigaciones sobre posibles relaciones entre el crecimiento de las lianas, el secuestro de carbono y el cambio climático.

Lee más | América Latina: la región con más ambientalistas asesinados en el 2017

Bosques perdidos, impactos duraderos

La topografía de baja altitud, ondulante del Amazonas significa que es probable que se creen islas en al menos algunos de los reservorios que acompañan a las presas que se planean y se están construyendo, apuntó Jones. El hecho de que “las islas no se cuenten como parte de los cálculos de la tierra afectada por la construcción de presas” es muy preocupante.

El trabajo de Jones se añade a un conjunto más grande de pruebas de que las islas de reservorio no deberían seguir ignorándose. “Quiero ver el marco legal alrededor de la construcción de presas y que los promotores tengan en cuenta los impactos a largo plazo frente a la producción energética de las presas”.

La presa Belo Monte en construcción en 2015. Cientos de presas se han planeado o están en construcción en la selva amazónica. Las islas que se crean con las presas “no se cuentan como parte de los cálculos de la tierra afectada por la construcción de presas”, explicó Jones, lo cual significa que los impactos se están infravalorando significativamente. Foto de Pascalg622 con licencia CC BY 3.0

 

“Hay multitud de expertos que producen evidencia en sus campos año tras año sobre las consecuencias negativas extremas de la construcción de presas. Todavía tengo que ver pruebas sólidas de que los beneficios de las presas superan esas consecuencias”, concluyó.

“Proteger los bosques tropicales de las alteraciones es una de las mejores formas de reducir el CO2 atmosférico. Aun así, se prevé que unos 10 millones de hectáreas de bosque queden inundadas por los reservorios de la Amazonía para producir ‘energía verde’”.

Citation:

Jones, I. L., Peres, C. A., Benchimol, M., Bunnefeld, L. and Dent, D. H. (2017) Woody lianas increase in dominance and maintain compositional integrity across an Amazonian dam-induced fragmented landscape. PLoS ONE 12(10): e0185527. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0185527