Noticias ambientales

Perú: podrían desaparecer 2750 kilómetros cuadrados de bosque por carretera en la Amazonía

  • El gobierno peruano ha dado luz verde a la construcción de una oleada de nuevas carreteras a lo largo de la frontera con Brasil en las regiones de Ucayali y Madre de Dios.
  • Un nuevo estudio estima que es probable que unos 2750 kilómetros cuadrados de bosque se pongan en peligro con esta construcción, que también cruzaría dos reservas indígenas y un parque nacional.

A finales del año pasado, el gobierno del Perú aprobó la construcción de nuevas carreteras en la Amazonía a lo largo de la frontera con Brasil en las regiones de Ucayali y Madre de Dios. La carretera principal abarcará casi 277 kilómetros y conectará las ciudades de Puerto Esperanza e Iñapari.

Pero este desarrollo conlleva un coste. Un nuevo estudio estima que es probable que unos 2750 kilómetros cuadrados de bosque primario se pongan en peligro con esta construcción —un área del tamaño del país de Samoa.

El estudio fue dirigido por el MAAP, Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina, un programa de investigación de Amazon Conservation Association y Conservación Amazónica. El equipo del MAAP examinó datos de satélite recogidos por la Universidad de Maryland para determinar la extensión de bosque primario en la región y utilizó la deforestación a lo largo de la Ruta Interoceánica como indicador para estimar cuánto bosque se podría perder al construir estas carreteras.

La carretera principal abarcaría 172 millas desde Puerto Esperanza hasta Iñapiri y cruzaría varias áreas protegidas. Imagen cortesía de MAAP: fuente de datos: GLCF/GSFC 2014, Hansen/UMD/Google/USGS/NASA, UMD/GLAD, PNCB/MINAM, UAC/ProPurús, SERNANP
El equipo del MAPP midió la deforestación a lo largo de la Ruta Interoceánica para estimar el posible impacto de deforestación de las nuevas carreteras propuestas. Imagen cortesía de MAAP: fuente de datos: GLCF/GSFC 2014, Hansen/UMD/Google/USGS/NASA, UMD/GLAD

Descubrieron que la Ruta Interoceánica tiene un área de «deforestación considerable» (80 por ciento de pérdida de bosque) en 10 kilómetros a lo largo de su recorrido. Si este patrón se mantiene con la nueva oleada de carreteras propuestas, los analistas afirman que se podrían perder al menos 680 000 acres —un área del tamaño del país de Samoa— debido a las actividades de deforestación relacionadas con la construcción.

Varios investigadores relacionan desde hace tiempo el desarrollo con la deforestación. En la región vecina de la Amazonía brasileña, por ejemplo, un estudio publicado en 2014 Biological Conservation analizó que casi un 95 por ciento de deforestación sucede a menos de 5 kilómetros (3 millas) desde una carretera o un río navegable.

Lee más | Perú: ¿conservación marina versus actividad petrolera?

La carretera abarca 2600 kilómetros en Brasil y Perú y ofrece una ruta terrestre desde el Atlántico hasta el Pacífico.

El mismo estudio concluyó que las áreas protegidas son normalmente menos propensas a la deforestación aunque existan carreteras. Pero las organizaciones ambientales y de derechos humanos están todavía preocupadas por los efectos que estas carreteras puedan tener en las reservas del este de Perú. La ruta propuesta de la carretera principal atravesaría la reserva del territorio Madre de Dios, la Reserva comunal Purús y el Parque Nacional Alto Purús.

El ministro de cultura peruano advirtió que esta carretera tendría grandes impactos en las comunidades indígenas que viven aisladas de forma voluntaria en las reservas.

Referencias:

Finer M, Novoa S (2018) Proposed Road would cross Primary Forest along Peru-Brazil Border. MAAP: 76.