Noticias ambientales

Importador de madera certificado por el FSC es incapaz de demostrar legalidad de cargamento de Camerún

  • Hardwood Dimensions, importador de madera del Reino Unido, violó el Reglamento de la madera de la Unión Europea al no verificar adecuadamente la legalidad de un cargamento de ayous camerunés en enero del 2017.
  • El caso pone en duda la efectividad de la certificación del Consejo de Administración Forestal, certificación que ha tenido Hardwood Dimensions desde el 2000.

Una oficina del gobierno británico ha enjuiciado a un importador de madera certificado por el Consejo de Administración Forestal después de que se halló que no había logrado garantizar la legalidad de un envío de madera que provenía de Camerún.

El Consejo de Administración Forestal (FSC, por sus siglas en inglés) es una organización internacional dedicada a garantizar que las compañías produzcan y obtengan madera de acuerdo con una serie de estándares ambientales y sociales. El 2 de marzo un juez dictaminó que Hardwood Dimensions había violado un conjunto de leyes conocidas como el Reglamento de la madera de la Unión Europea, el cual entró en vigor en el 2013. De acuerdo con una declaración, la compañía no verificó adecuadamente si un cargamento de ayous (Triplochiton scleroxylon), una especie de árbol tropical que es usado para hacer muebles y guitarras, había sido producido legalmente en Camerún.

Señales de alerta

Simon Counsell, director ejecutivo de la Rainforest Foundation UK, dijo que tales violaciones perpetradas por las compañías certificadas eran señales de alerta. “Para mí, lo que eso señala es que el sistema del FSC no está funcionando apropiadamente”, dijo en una entrevista.

Simon Marsden, un director de Hardwood Dimensions, declaró a través de la Timber Trade Federation, una organización de la industria, que la violación demostró lo estricto de las leyes de la Unión Europea en relación a las importaciones de madera.

Camerún es considerado un país “de alto riesgo” en cuanto a la tala ilegal, de acuerdo con algunas ONG conservacionistas. Foto por John C. Cannon/Mongabay.

“Como compañía, sentíamos que teníamos los procedimientos adecuados en su lugar, particularmente en este caso, siendo que estábamos comprando material certificado por el FSC”, dijo Marsden. “Sin embargo, claramente este no es el caso y admitimos que, para esta línea de abastecimiento en particular, nuestros sistemas de auditoría fueron deficientes”.

Hardwood Dimensions ha tenido un certificado FSC de cadena de custodia desde el 2000, lo cual significa que se le requiere que lleve a cabo verificaciones en “cada etapa del procedimiento”.

Lee más |  El guacamayo verde de Guayaquil levanta vuelo en los bosques de Ecuador 

 

Una compañía es la “única responsable” de verificar que su cadena de suministro sea legal, dijo David Hopkins, director general de la Timber Trade Federation en una declaración del grupo.

“El [certificado] FSC por sí solo no es garantía de que se haya cumplido con el proceso legal”, agregó Hopkins.

En un correo que obtuvo Mongabay, un representante del FSC dijo que la organización estaba “estudiando de cerca” este caso y ha reportado el incidente a un proveedor de acreditamiento de procedimientos llamado Accreditation Services International.

¿Quién certifica al certificador?

El FSC trabaja con compañías de certificación para asegurar que los compradores de maderas cumplan con los estándares del mismo. Pero el hecho de que el certificador no superó esta brecha en las auditorías en Hardwood Dimensiones hace surgir la pregunta de si los certificadores pudieron haber haber dejado pasar otras cuestiones en el pasado, dijo Counsell.

“Las compañías de certificación no están identificando problemas de ilegalidad dentro de las compañías que están certificando”, dijo, “y el FSC no está verificando que los certificadores estén haciendo su trabajo adecuadamente”.

Una corriente fluye a través de la selva en el oeste de Camerún. Foto por John C. Cannon/Mongabay.

El juez ordenó a Hardwood Dimensions pagar 4000 libras (5570 dólares estadounidenses) más costos judiciales en un caso que llevó la Office for Product Safety and Standards del Reino Unido, una agencia británica a cargo de la aplicación del Reglamento de la madera de la Unión Europea.

La declaración de la Timber Trade Federation decía “ninguno de los materiales importados venía de una fuente ilegal”, de acuerdo al Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial del Reino Unido, el cual aloja la Oficina de Seguridad del Producto y Estándares.

Pero Counsell dijo que “tenían que haber contado con buena información para saber que la madera era cuando menos cuestionable”, particularmente cuando venía de un “país de alto riesgo” para la madera, como Camerún.

El año pasado una corte multó a un importador de muebles del Reino Unido, por 5000 libras (6970 dólares estadounidenses) más costos judiciales por una violación similar, en la cual se fracasó en la realización de la auditoría de muebles de madera traídos de la India.

La imagen de la cabecera, de un mandril en Camerún, es de John C. Cannon/Mongabay

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental de las áreas naturales protegidas, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí.