Noticias ambientales

Delfines de la Amazonía entre las especies más amenazadas del planeta

  • El delfín rosado acaba de ser incluido en la lista de especies En Peligro, la segunda categoría más preocupante de la lista roja. Según expertos, el delfín gris, también de los ríos amazónicos, correría la misma suerte.
  • La captura incidental en la pesca, la matanza de los especímenes para ser usados como cebo y la contaminación de sus hábitats son algunos de los riesgos.

La noticia llegó hace unos días. El delfín del río Amazonas (Inia geoffrensis), conocido como delfín rosado, acaba de entrar a la categoría de especies En Peligro, solo un peldaño por debajo del riesgo de extinción, según la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Su reingreso a la lista roja, después de una década de aparecer como una especie con información insuficiente, ha sido un proceso de varios años durante los cuales los especialistas en la materia discutieron sobre la necesidad de que sea incluido nuevamente en la relación de animales amenazados por los riesgos que enfrenta.



El delfín rosado acaba de ser incluido en la lista de especies En Peligro, la segunda categoría más preocupante de la lista roja. Según expertos, el delfín gris, también de los ríos amazónicos, correría la misma suerte. Video: Mongabay Latam.

 

El director de la Fundación Omacha, Fernando Trujillo, advierte que otra especie que habita en los ríos de la Amazonía, llamada tucuxi o delfín gris (Sotalia fluviatilis), tiene altas posibilidades de correr la misma suerte. “Es muy probable que el delfín gris entre en la lista directamente como En Peligro”, dijo el científico que forma parte del grupo de especialistas en cetáceos del organismo internacional. La actualización de la lista roja de la UICN se publicará en marzo.

Leer más: Minería ilegal: estudio revela la peor devastación en la historia de la Amazonía

El delfín rosado ha sido categorizado como una especie En Peligro. Foto: Fernando Trujillo.

La evaluación de los cetáceos

 

Trujillo —una de las voces más autorizadas a nivel mundial sobre cetáceos— cuenta que los científicos de América Latina se sorprendieron cuando en el año 2008 esta especie salió de la categoría Vulnerable. “El delfín rosado aparecía con una serie de amenazas importantes en los libros rojos de los países de la región. Felizmente, la UICN nos escuchó y se hizo una nueva evaluación con información de estudios rigurosos”.

De acuerdo con la IUCN, las amenazas que enfrenta el delfín rosado incluyen la captura incidental en la pesca, la matanza de los especímenes para ser usados como cebo para algunos peces, la construcción de represas en los ríos y la contaminación ambiental por químicos y metales pesados.

Estudios han determinado que las poblaciones de delfines se están reduciendo de manera drástica. Foto: Fernando Trujillo.

Han sido varias las investigaciones consideradas por la IUCN para evaluar la situación de esta especie, así como del delfín gris, explica Trujillo.  Dos de ellas —dice el experto— fueron estudios que duraron más de una década.

Uno se realizó a lo largo de 22 años en la Reserva de Desarrollo Sostenible Mamirauá, en Brasil. El segundo duró 15 años y se hizo en el Trapecio Amazónico de Colombia. “En las zonas investigadas de ambos países, la cantidad de delfines se está reduciendo a una tasa preocupante. Sumado a ello, están las amenazas que se han incrementado, tanto en la cuenca del Amazonas como del Orinoco. Y no parece que fueran a desaparecer”.  

El investigador José Luis Mena, director de Ciencias para la Conservación del Fondo Mundial para la Naturaleza en Perú (WWF por sus siglas en inglés) también lamenta que el delfín rosado figure ahora como una especie En Peligro. “Es una consecuencia del mal uso que hacemos de los recursos acuáticos y de las malas prácticas en los ríos de la Amazonía”.

Leer más | Humedal de Arica: Un pulmón en el desierto de Atacama bajo seria amenaza

El mercurio en los ríos amazónicos

 

La presencia de mercurio en delfines y otras especies de los ríos amazónicos es una preocupación para los científicos. Una investigación para demostrar cómo esta sustancia se propaga de manera sucesiva en los diferentes eslabones de la cadena trófica se realizó en las cuencas del Amazonas y del Orinoco, en cuatro países: Colombia, Perú, Bolivia y Brasil.

El resultado demostró que, de los 60 animales analizados, el 39 % presentaba niveles de mercurio por encima de los valores establecidos por la Organización Mundial de la Salud. En este caso se consideraron los estándares máximos para las personas, pues no existen referencias para los animales.

La presencia de mercurio en los delfines es una preocupación para los científicos. Foto: Fernando Trujillo.

Sobre la investigación, Joaquín Carrizosa, coordinador del Programa del Norte del Amazonas en WWF Colombia, precisa que el interés fue conocer cómo se produce la transferencia del mercurio de los delfines a los peces. Esta situación ocurre porque estos cetáceos son usados como carnada para capturar algunos peces, que luego terminan en la mesa de quienes viven en los pueblos cercanos a los ríos, en las comunidades nativas, y también en las grandes urbes. “No se trata solo de un problema ambiental, sino de un tema de salud pública. A las grandes ciudades también están llegando peces con altos niveles de mercurio”.

No se trata del único estudio que demuestra la presencia de esta sustancia en la fauna silvestre. Carrizosa menciona que también se han hecho investigaciones en bagres y otros peces. “Es un problema silencioso, que no es evidente como la deforestación, pero con los mismos niveles de importancia”.

Los médicos ya han alertado sobre los efectos negativos del mercurio. Sin embargo —dice Trujillo, coautor de la investigación— aún no se sabe todas las consecuencias de esta sustancia que se está acumulando tanto en la fauna silvestre como en las personas. “Creo que en los próximos diez años habrá, a nivel global, muchos casos de enfermedades causadas por el mercurio Estamos ante un enemigo invisible”.

El científico sostiene que se han encontrado altas cantidades del elemento químico en varias especies investigadas, sobre todo carnívoros y ahora se busca saber si el mismo patrón ocurre en los delfines.

El mapa muestra las cuencas del Amazonas y el Orinoco, donde se realizó la investigación sobre mercurio en delfines.

Una investigación más ambiciosa sobre esta sustancia se está haciendo en la región amazónica. Es un proyecto transfronterizo para buscar alternativas de solución desde una perspectiva regional. La propuesta —según Carrizosa— es centrarse en esta sustancia y entender cuáles son sus impactos y cómo se transporta y se comercializa a través de las fronteras.

Leer más | Perú: conozca la increíble fauna silvestre del bosque nublado de Pampa Hermosa | VIDEOS

Una red para los mamíferos acuáticos

 

Desde hace una década, científicos de Ecuador, Bolivia, Colombia, Perú y Venezuela trabajan con la intención de hacerle frente a los problemas que enfrentan los delfines y otros mamíferos acuáticos en las cuencas del Amazonas y del Orinoco. “Los delfines están dando la voz de alerta. Son como embajadores que llaman la atención sobre lo que está viviendo la mayoría de especies acuáticas en la cuenca amazónica”, sostiene el director de Omacha.

Con preocupación, Trujillo explica que en la última reunión de la UICN se han planteado estrategias de conservación ex situ (fuera de su hábitat) de siete especies de delfines amenazadas en todo el planeta, entre ellas las amazónicas (Inia geoffrensis y Sotalia fluviatilis).

Un grupo de científicos se ha unido para buscar soluciones a los problemas que enfrentan estas especies. Foto: Fundación Omacha.

La decisión responde a la urgencia de evitar que suceda con estos animales lo que actualmente está pasando con la vaquita marina (Phocoena sinus) en México, cuya población se ha reducido drásticamente —menos de 30— en pocos años, debido a que muere atrapada en las redes de pesca de la totoaba, una especie muy valorada en el mercado asiático. “Lo que sucede con la vaquita le puede pasar a cualquier especie en la Amazonía o en cualquier otra parte del mundo”, comenta el científico.

Por eso, para Trujillo la protección de los delfines depende de la coordinación entre los gobiernos de los países amazónicos, que deben implementar políticas destinadas a salvar a estas especies. Mena, de WWF Perú, coincide con esta visión. Recuerda, además, que Perú acaba de aprobar su Plan de Acción Nacional para la Conservación de Delfines de Río (Inia geoffrensis y Sotalia fluviatilis) y el Manatí Amazónico (Trichechus inunguis), una herramienta para evaluar el estado de los cetáceos y establecer metas para su conservación de manera eficiente. Perú ha sido el último país de la región en adoptar su plan de manejo para estas especies.

La tarea es ahora investigar sobre el estado actual de conservación de estas especies y las estrategias para lograrlo, no solo en Perú, sino en todos los países amazónicos, dice el representante de WWF.

El monitoreo satelital es una de las acciones adoptadas para conocer más sobre los delfines. Foto: Fundación Omacha.

Desde hace un año, WWF y Fundación Omacha, en colaboración con otras 50 organizaciones, crearon la iniciativa global South American River Dolphins, que incluye a organizaciones ambientales, universidades y organismos gubernamentales. Mediante esta iniciativa se está promoviendo proyectos de monitoreo satelital de delfines para conocer con mayor profundidad las amenazas de la especie y los sitios estratégicos para conservarla.

Videos Mongabay Latam | Los animales de Latinoamérica



Conoce más sobre la situación de animales emblemáticos de Latinoamérica como el jaguar, el oso de anteojos y más.

Si quieres conocer más sobre animales de Latinoamérica y el mundo, puedes revisar esta colección de artículos de Mongabay Latam. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.