Noticias ambientales

Perú: las claves del informe del Congreso sobre los derrames de petróleo en la Amazonía

Una comisión del Congreso peruano, encabezada por el parlamentario César Villanueva (Alianza para el Progreso), se encargó de investigar y determinar las responsabilidades de los últimos derrames en la Amazonía por los problemas presentados en el oleoducto de Petroperú.

El grupo de trabajo concluyó, entre otras cosas, que existieron irregularidades en la contratación de las empresas que limpiaron los derrames. La comisión recomendó que tanto el Ministerio Público como la Contraloría General de la República “investigue, sancione e identifique a quienes resulten penalmente responsables por el presunto delito de colusión y otros que la investigación fiscal determine”. El congresista Villanueva indicó que lo encontrado “evidencia posibles delitos y hechos de corrupción o cuando menos intolerable incapacidad de funcionarios de Petroperú”.

Si bien en un inicio la comisión apuntaba a investigar los trece derrames registrados en el 2016, a partir de los hallazgos se vio obligada a extender su trabajo hasta incidentes ocurridos en el 2013.

A continuación las claves del informe:

Sesión de la comisión del Congreso de la República encargada de determinar las responsabilidades detrás de los últimos derrames de petróleo. Foto: Cortesía Congreso de la República.

 

1.- ¿Qué cuestionamiento se hace a la contratación de empresas  para la remediación ambiental?

Según la comisión parlamentaria que se encargó de la investigación, una serie de vacíos legales y poca previsión propiciaron que se contratara a empresas sin experiencia para realizar un trabajo delicado como lo es la remediación ambiental tras los derrames de petróleo.

La comisión encontró que desde el 2008 Petroperú no contaba con una base de proveedores calificados porque eliminó este requisito de su reglamento interno. También encontró que seis empresas que atendieron emergencias solo tenían meses de haber sido creadas y contaban con un capital mínimo.

“Se presume que esta improvisación no fue casualidad, ya que el oleoducto siempre estuvo expuesto a riesgos de derrames. Petroperú debió contar a esa fecha con una lista de empresas con experiencia, solvencia económica y técnica para intervenir oportunamente en estos siniestros”, dice el informe.

Un poblador kukama de Cuninico muestra los estragos del derrame en el ecosistema que lo rodea. Foto: Copyright © Daniel Martínez-Quintanilla.

2.- ¿Hay indicios de sabotaje por parte de terceros?

Si bien Petroperú ha responsabilizado a terceros por varios de los derrames petroleros, el informe final de la comisión investigadora del Congreso indica que “no se han encontrado indicios razonables para establecer responsabilidades en las comunidades nativas frente a los derrames de petróleo. (…) Incluso Petroperú señaló que no existe evidencia de que las primeras contrataciones de las empresas locales fueran por presión de las comunidades”.

3.- ¿Los planes de seguridad estaban actualizados?

Según la comisión investigadora del Congreso, el plan de contingencia que Petroperú presentó al Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) luego del primer derrame del 2013, era del 2008. De acuerdo al informe de la comisión, Petroperú tampoco cumplió con ejecutar de manera oportuna su Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA).

Se añade, además, que no se adoptaron medidas de seguridad permanentes ante las denuncias de la empresa estatal de que los derrames fueron causados por terceros, acusación de la que finalmente no se encontraron indicios razonables, como se menciona en el punto 2 de esta nota.

Un poblador kukama de Cuninico muestra los estragos del derrame en el ecosistema que lo rodea.
Crédito: Copyright © Daniel Martínez-Quintanilla

4.- ¿A cuánto ascienden las pérdidas económicas tras los derrames?

Las pérdidas económicas ocasionadas por los derrames de petróleo son de al menos S/979,5 millones, más de 300 millones de dólares, según los cálculos de la comisión investigadora: más de 271 millones son por las pérdidas por daños causados al medio ambiente y la biodiversidad entre el 2008 y el 2016, 434 millones son por lo que Petroperú destinó a limpiar los derrames del 2014 al 2016 y 274,5 millones perdidos son por las paralizaciones de las actividades del Oleoducto Norperuano.  La cifra podría ser mayor porque no se han hecho los cálculos del Tramo II, solo del Tramo I y en el Ramal Norte del oleoducto.

Trabajos de remediación ambiental en la Amazonía peruana (foto referencial).

5.- ¿Cuántos barriles de petróleo se derramaron en los últimos 9 años?

La comisión investigadora estableció que se derramaron al menos 25 000 barriles de petróleo en los últimos 9 años, es decir, fueron unos 4 millones de litros de crudo vertidos en la Amazonía.

NOTA:
Este es un resumen del artículo original realizado por Vanessa Romo. Para mayores detalles sobre el informe ingrese aquí.