Noticias ambientales

Función fundamental: así podrían ayudar los bosques a frenar el cambio climático

  • Los autores de un nuevo informe sostienen que la intervención en los bosques como estrategia de mitigación del cambio climático resulta tan importante como abordar las emisiones en el sector energético.
  • Aunque se reconocen las posibles contribuciones que los bosques pueden realizar para frenar el calentamiento, estas no suelen considerarse como una solución permanente al cambio climático.

La mayoría de los científicos y expertos coinciden en que los bosques resultan fundamentales para estabilizar el clima mundial, y en el Acuerdo de París sobre el clima de 2015 se reconoció la necesidad de «conservar y mejorar» su potencial de retención de carbono. Pero tres años más tarde, aún no se reconoce su papel y capacidad como reguladores de emisiones al mismo nivel que se reconoce el del sector energético.

Parte del motivo es que los bosques no son vistos como una opción permanente de la solución, afirma Donna Lee, consultora independiente sobre cambio climático y uso de la tierra.

Lee más | Empresas comunitarias forestales: inversión en la que ganan bosques y gente

«Parece que existe el temor de que, si invertimos en bosques, estos se desvanezcan en unos pocos años», dijo Lee a Mongabay en un correo electrónico. «Olvidamos que los bosques han sido un elemento permanente en nuestro planeta durante miles de años».

La selva tropical de Borneo malayo. Imagen de John C. Cannon/Mongabay..

En un informe del mes de noviembre de Climate and Land Use Alliance (Alianza del clima y uso del suelo), con sede en San Francisco, Lee y sus colegas sostienen que los líderes mundiales deberían considerar la importancia de los bosques para mitigar el cambio climático. De hecho, la evidencia creciente, que incluye un documento de 2018 de la Alianza CLARA (Climate, Land, Ambition and Rights Alliance), sugiere que no será posible mantener el aumento de la temperatura global por debajo del límite de 1,5 grados centígrados (2,7 F) establecido en el acuerdo sobre el clima de París a menos que se mantengan los bosques y se permita la recuperación de las áreas degradadas.

«Creo que las soluciones climáticas naturales» tienden a ser infravaloradas y a carecer de financiación suficiente», dijo. «Varios informes recientes sugieren que mientras que las opciones naturales, en particular los bosques, pueden representar alrededor del 30 % de la solución a corto plazo, solo se les destina un 2 % del gasto presupuestario para mitigar el cambio climático».

Lee más | Guardianes de la Biósfera Maya: ellos han logrado detener la deforestación en el bosque tropical de Guatemala

 

Lee y sus coautores escriben que los bosques retienen 1,3 veces más carbono del que se encuentra en los recursos energéticos sin explotar del mundo. También sostienen que las regresiones —es decir, los cambios en la situación permanente de un sumidero o fuente de carbono después de que se haya registrado— son posibles en el sector de la energía, al igual que en el caso de los bosques.

Una aldea situada al borde del bosque en Camerún. Imagen de John C. Cannon/Mongabay.

«Puede ocurrir en cualquier sector», dijo Lee. Por ejemplo, un país podría rehuir una estrategia energética que depende en gran medida de la energía nuclear debido al riesgo de accidentes. El cambio a nuevas fuentes de energía modificará la cantidad de carbono que el país es responsable de liberar a la atmósfera.

Una preocupación en relación con los bosques es que las emisiones de gases de efecto invernadero que se registran en las contribuciones de los paísesdeterminadas a nivel nacional podrían darse en un bosque que sigue en pie y que poco después puede ser eliminado. Pero Lee afirmó que hacer que los países asuman su responsabilidad, gracias a la disposición del reglamento del Acuerdo de París —aprobado en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima de 2018 en Polonia— que dice que una vez se entra acepta el acuerdo, no se puede abandonar, ayudará a asegurar que esos cambios no pasen desapercibidos.

«Ahora los países son responsables de todos los bosques y durante un largo período de tiempo», dijo Lee. «Esta es una pieza clave del nuevo manual».

A menudo, explicó Lee, los bosques solo se ven como un depósito estático de carbono o como una fuente de emisiones cuando se talan o se degradan. Pero centrarse en esa parte de la ecuación, descarta todo el potencial que tienen para frenar el calentamiento de la tierra, explicó.

Un afluente del Amazonas atraviesa la selva tropical del Perú. Imagen de John C. Cannon/Mongabay.

«Lo maravilloso de las tierras y de los bosques es que también eliminan [dióxido de carbono] de la atmósfera», afirmó Lee. Además, a largo plazo, la reforestación de las zonas taladas y la rehabilitación de los bosques degradados podrían ampliar el papel del sector agrícola.

«Sin embargo, no es fácil», comentó. «Y no creo que sea barato». Pero señaló que los bosques no resultan tan costosos como la mayoría de las «tecnologías de captura de carbono». De manera similar, ella y sus colegas señalan que los sumideros de carbono de la tierra, donde destacan los bosques, suponen la única solución actual capaz de absorber las enormes cantidades de carbono que los humanos liberamos a la atmósfera.

«Si dejamos a los bosques desempeñar su función, se convertirán en nuestro héroe anónimo», dijo Lee.

Imagen de cabecera del río Amazonas en Perú por Rhett A. Butler/Mongabay.

John Cannon es redactor de Mongabay residente en Oriente Medio. Encuéntralo en Twitter: @johnccannon

Videos Mongabay Latam | La situación ambiental en Latinoamérica



Conoce más de la situación ambiental en Latinoamérica con los videos más vistos de nuestro canal de YouTube.

Referencias

Federici, S., Lee, D. and Herold, M. (2017). Forest Mitigation: A Permanent Contribution to the Paris Agreement.

COMENTARIOS: Utilice este formulario para enviar un mensaje al autor de este post. Si desea publicar un comentario, puede hacerlo en la parte inferior de la página.

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental de las áreas naturales protegidas, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.