Noticias ambientales

Expedición virtual: una visita a Punta Laguna, refugio de los monos araña en México

Mono araña (Ateles geoffroyi). Foto: Pedro Basilio

  • La Reserva Natural Punta Laguna, ubicada dentro del Área Natural Protegida Otoch Ma’ax Yetel Kooh, en Yucatán, es un santuario mexicano que protege a los monos araña, especie en peligro de extinción.
  • Este lugar es conservado por familias del pueblo indígena maya desde hace más de 50 años.

En maya, Otoch Ma’ax Yetel Kooh significa “la casa del mono y el puma”. Ese es el nombre del Área de Protección de Flora y Fauna ubicada en la península de Yucatán, al sur de México, que destaca por la belleza de su selva, lagunas y cenotes, pero también por ser un importante sitio para la conservación de los primates en esa región, especialmente, del mono araña de manos negras (Ateles geoffroyi).

Punta Laguna es la comunidad indígena que alberga esta iniciativa. Se trata de un pueblo maya, ubicado dentro de las 5367 hectáreas que tiene el Área Natural Protegida, y que cuida a los monos y su hábitat desde 1950, año en que las primeras familias llegaron a asentarse a la zona y que fueron las solicitantes del decreto de protección a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), que se logró el 5 de junio de 2002.

Poco después, en 2003, estas familias conformaron una sociedad cooperativa —llamada Najil Tucha e integrada por 24 socios— para el aprovechamiento sustentable de la reserva. La comunidad presta servicios ecoturísticos como caminatas para observar a los monos en su entorno natural con el apoyo de guías locales, además de rapel, tirolesa, canotaje, ceremonias mayas y visitas a los cuerpos de agua y la zona arqueológica de Cobá.

Además del mono araña —una especie categorizada En Peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)— en la región de Otoch Ma’ax Yetel Kooh, existe una diversidad de especies de fauna silvestre como el mono aullador o saraguato (Alouatta pigra), venado cabrito (Mazama americana), venado cola blanca (Odocoileus virginianus), puma (Puma concolor), jaguar (Panthera onca), armadillo (Dasypus novemcinctus), mapache (Procyon lotor), y tigrillo (Leopardus wiedii), así como 158 especies de aves, entre las que destacan el pavo ocelado (Meleagris ocellata), el hocofaisán (Crax rubra) y el águila pescadora (Pandion haliaetus).

Este es un recorrido fotográfico por la reserva, en compañía del fotógrafo mexicano Pedro Basilio y la comunidad de Punta Laguna, en especial Mariano Canul, presidente de la sociedad cooperativa y descendiente de las familias que fundaron esta comunidad maya.

Lee más | Volver al bosque: la lucha por rescatar a los primates del tráfico ilegal en Colombia

Primera parada: los monos

La reserva es hogar del mono araña, uno de los primates con mayor tamaño corporal, con un peso de hasta ocho kilos, estatura de entre 35 y 45 centímetros y una cola que puede alcanzar los 85 centímetros y que utilizan para desplazarse con agilidad entre los árboles.

En México se encuentran dos de las subespecies de mono araña: Ateles geoffroyi vellerosus y el Ateles geoffroyi yucatanensis.

“Todas las familias que trabajamos con los monos en la reserva son locales, hablan idioma maya y todos, hombres y mujeres, se benefician”, explica Mariano Canul. “La mayoría de la gente no hacemos milpa por acá, porque la gente decidió seguir trabajando en la conservación de la reserva y, con ese trabajo, ganamos un poco de ingreso para el autoconsumo, mantener a la familia y pagar estudios a los hijos, pero sin afectar a los monos, los árboles, ni desmontar”.

A los 36 meses de edad, en promedio, las hembras dan a luz a una cría. El periodo de gestación es de alrededor de 260 días y el de lactancia de 23 hasta 36 meses. Existe una relación muy estrecha entre madres e hijos, por lo que se separan hasta el año de edad. Foto: Pedro Basilio

 

Se alimentan, sobre todo, de fruta y son importantes dispersores de semillas, por lo que es una especie clave para la regeneración de ecosistemas. Foto: Pedro Basilio

 

La distribución actual de A. geoffroyi yucatanensis abarca los estados de Yucatán, Quintana Roo y Campeche, donde prefiere bosques tropicales no perturbados. Foto: Pedro Basilio

 

De acuerdo con la Conanp, la presencia de los monos araña es muy importante para la conservación de la biodiversidad, ya que al alimentarse de la fruta de más de 100 especies, se considera una especie “sombrilla” en proyectos de conservación: al proteger a una población viable de monos se puede asegurar la protección de muchas otras especies con menores requerimientos de hábitat.

 

El Área de Protección de Flora y Fauna se creó por ser hábitat crítico para las poblaciones de monos araña. Foto: Pedro Basilio

 

En 2003, se tenía un conteo poblacional de unos 800 monos araña. Hoy día, de acuerdo con la administración de la reserva, podrían rondar los 1,000 ejemplares. Foto: Pedro Basilio

Lee más | Expedición virtual: El Soldado, un pequeño estero con un impresionante paisaje en el noroeste de México

Segunda parada: los cuerpos de agua

La reserva está considerada, también, un Sitio Ramsar. El lugar es un complejo de lagunas, amplias depresiones de inundación y cenotes —sitios con aguas subterráneas— que sirven como un vaso captador de agua, por lo que son cuerpos importantes para la regulación del clima a nivel regional por su proceso de evapotranspiración que da vida a una rica variedad de especies de flora y fauna.

La laguna principal de Punta Laguna mide dos kilómetros de largo por uno de ancho y está constituida en su porción superior por rocas del Mioceno-Plioceno, mientras que, a mayor profundidad, se compone de los materiales del Eoceno.

“Hay pumas al otro lado de la laguna”, explica Mauricio Canul. “Como es una reserva grande, hay varias especies de animales que no se encuentran de día: solo durante una temporada, en mayo, los animales se acercan a la orilla de la laguna para buscar agua”.

Una mirada a la laguna. Foto: Pedro Basilio

 

El sitio se encuentra entre una de las seis principales zonas geohidrológicas del estado de Yucatán y la porción norte de Quintana Roo con una profundidad de yacimientos de agua entre los 20 y 30 metros.

 

Punta Laguna cuenta con un cenote al que se debe ingresar y salir escalando. Foto: Punta Laguna

 

En la laguna se pueden realizar actividades de canotaje. Foto: Punta Laguna

Lee más | Expedición virtual en el desierto de Sonora: un viaje por la Reserva de la Biósfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar

Tercera parada: la biodiversidad

Otoch Ma’ax Yetel Kooh es reconocida por sus selvas medianas de gran importancia no solo por su extensión sino por la diversidad de especies que las habitan, algunas con categoría de riesgo, de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana. En la flora, hay especies como el árbol k’ulinche (Astronium graveolens) y la palma chiit (Thrinax radiat), en categoría de Amenazada. En fauna, es posible encontrar tigrillo (Leopardus wiedii), oso hormiguero (Tamandua mexicana), puma (Puma concolor) y jaguar (Panthera onca), todos en peligro de extinción.

En la reserva hay desde plantas epifitas —que crecen sobre otras plantas— y especies que tienen uso maderable y medicinal. Los árboles chicle zapote o ya’ (Manilkara sapota) y el ramón u o’x (Brosimum alicastrum) son especies dominantes de la selva y de gran importancia para las poblaciones de monos que encuentran en ellas alimento y sitios de descanso, entre sus 25 y 35 metros de altura.

El mono aullador o saraguato (Alouatta pigra) es otra de las especies que habitan en el santuario. Foto: Pedro Basilio

 

FOTO: En el ecosistema lagunar se observan especies de garzas (Casmerodius, Albus y Egretta), cormoranes (Phalacrocorax brasilianum) y el carao (Aramus guarauna). Foto: Punta Laguna

 

El Área Protegida cuenta con diferentes tipos de vegetación, como la selva mediana subperennifolia, selva baja inundable y pastizal inundable de tipo marisma, conocidas como sabanas. Foto: Punta Laguna

 

La zona es hábitat de 215 especies de aves; de éstas, 114 son residentes y 44 migratorias. Foto: Punta Laguna

*Imagen principal: Mono araña (Ateles geoffroyi). Foto: Pedro Basilio

———-

Videos  | La comunidad que conserva su bosque en un territorio donde avanza la tala ilegal en México

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en Colombia, puedes revisar nuestra colección de artículos.

Facebook  | Argentina: Jatobazinho, el jaguar que camina libre en el Parque Nacional Iberá

Si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.