Arizona busca convertirse en el «Golfo Pérsico» de la energía solar