Perú: Proyecto de Decreto Supremo relaja norma de emisión de dióxido de azufre

  • ¿A qué parámetro se ha elevado el ECA de aire en la prepublicación?
  • ¿Cómo afectaría a la población dicha modificación?

El Ministerio del Ambiente (MINAM) prepublicó mediante resolución N° 94-2017-MINAM el 7 de abril en el diario El Peruano el Proyecto de Decreto Supremo que aprueba los nuevos Estándares Nacionales de Calidad Ambiental (ECA) para aire. Esta prepublicación oficial, paso previo a una posterior discusión en el Consejo de Ministros, ha generado una serie de críticas, especialmente debido a la elevación del parámetro de emisión de dióxido de azufre (SO2) de 20 microgramos por metro cúbico (20µg/m3) a 250 microgramos por metro cúbico (250µg/m3) por día.

En la actual legislación peruana hay 10 parámetros que se toman en cuenta en el ECA de aire. “Todos los parámetros son emitidos al aire en el momento en que se procesan los minerales en la refinería de La Oroya para darles un valor agregado y así se puedan exportar con mayor precio que el metal bruto. Sin embargo, la sustancia que más preocupa es el parámetro de dióxido de azufre”, dice Mariano Castro, exviceministro de Gestión Ambiental.

Para Castro, la causa de esta modificación tiene nombre propio. “Es contraproducente que se haya elevado el Estándar de Calidad Ambiental de aire. Hasta el momento, según ley, el Perú a nivel nacional puede emitir hasta 20 microgramos por metro cúbico (µg/m3) de dióxido de azufre por día, esto de acuerdo a datos analizados por el propio Ministerio del Ambiente y los Grupos de Estudio Técnico Ambiental de la Calidad del Aire (GESTA) localizados en 31 ciudades del Perú. El mismo análisis ha calculado que no excedemos dicho límite en todo el país, entonces, ¿por qué se quiere modificar? No hay justificación para ello. Naturalmente, esto tiene nombre propio. Es por la refinería de La Oroya que está en proceso de liquidación y se desea volverla atractiva a nuevos postores”, dice a Mongabay Latam.

La ciudad de La Oroya, una de las 10 más contaminadas, según el Instituto Blacksmith de EE.UU. Foto: Milton López Tarabochia.

Para el actual viceministro de Gestión Ambiental, Marcos Alegre, los nuevos valores de emisión de dióxido de azufre son más realistas. Alegre también manifiesta que el valor de 20 era casi imposible de cumplir, que no lo adoptan ni países desarrollados como Canadá y que el nuevo estándar de azufre es coincidente con lo que rige en Chile y Colombia, informó a la agencia Andina.

Mariano Castro manifiesta que la decisión de elevar el parámetro de emisión del dióxido de azufre, “es un retroceso a todo lo avanzado desde hace ocho años en el Ministerio del Ambiente”.  Y en respuesta a Marcos Alegre, dice que “el nivel de Chile a nivel nacional en el parámetro de ECA de aire de dióxido de azufre es de 20 µg/m3 también”.

El informe del Banco Mundial del 2007 titulado “Análisis Ambiental del Perú: Retos para un desarrollo sostenible”, señala que el costo social de degradación ambiental por contaminación de aire ocupa el segundo lugar. El primero lo tiene el abastecimiento y contaminación de agua.

ECA de aire: una historia compleja

El 15 de agosto del 2016, la actual ministra del Ambiente, Elsa Galarza, señaló al diario El Comercio: “En La Oroya, el ECA [estándar de calidad ambiental] está en 365 microgramos [de dióxido de azufre] por metro cúbico de aire por día. No es de 20 o de 80, como se dice. Lo que se plantea es que en 14 años se pueda llegar a ese promedio diario de 80 microgramos”.

La ministra Galarza se refiere a una de las disposiciones del Instrumento de Gestión Ambiental Complementario (IGAC), que suplantó al antiguo Programa Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) aprobado en 1997 cuando ingresó Doe Run como nueva empresa encargada del Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO).

Mariano Castro opina lo contrario. “En el 2008 el MINAM a través del decreto supremo 003-2008-MINAM estableció que el límite diario a nivel nacional es de 20µg/m3, pero hubo tres lugares que tuvieron la excepción de 80µg/m3: Ilo, Arequipa y la ciudad de La Oroya. Esto se dio por sus condiciones especiales de dióxido de azufre acumulado por otras fuentes como el transporte, entre otros. La norma se empezaría a cumplir en el 2009 y así se hizo”, explica a Mongabay Latam.

Castro agrega otro detalle importante: “Incluso se señala en la prepublicación del nuevo ECA de aire que se puede exceder hasta siete veces por año el valor de 250 µg/m3 de dióxido de azufre. En el decreto actual solo se establece hasta tres veces por año”.

Promedio por 24h de SO2 en Aire (ug/m3). Estación de Monitoreo Sindicato, comparado a la ECA actual de 80ug/m3 por día (línea verde horizontal). Se observa que aún así el Complejo no cumple el nivel permitido. Fuente: Analysis of Air Quality and Medical Record Data. Doe Run Metallurgical Complex. La Oroya, Peru, 2015. Elaborado por Madeleine Faucher, Hassaan Sipra, y Nicole Wooten. Trabajo de Yale School of Forestry & Environmental Studies en colaboración con Yale Law School.

El representante legal de los más de 3000 trabajadores del CMLO ante Indecopi por el proceso de liquidación de la refinería, Luis Castillo, opina que la reciente modificación del ECA de aire es un acierto del Gobierno actual para promover la inversión privada.

“En particular los trabajadores del Complejo de La Oroya hemos debatido esta prepublicación y estamos de acuerdo. Sabemos que el actual presidente (Pedro Pablo Kuczynski) tiene una experiencia en administración pública. Ha sido ministro de Economía, de Energía y Minas y Primer Ministro en el pasado, y sabe promover la inversión privada. Los que señalan que esto permitiría más contaminación son ONG que les financian países europeos con el fin de que el Perú siga solo exportando materia prima y no productos con valor agregado, que es lo que da la refinería de La Oroya”, indica  a Mongabay Latam.

Mongabay Latam se contactó con la oficina de Comunicaciones del Ministerio del Ambiente para recoger sus opiniones sobre el tema, pero hasta la publicación de este reportaje no hubo respuesta.

Partículas pequeñas

En el proyecto de Decreto Supremo del MINAM se detalla también que se incrementará de 25 a 50 µg/m el nivel de emisión de PM2.5 (material particulado con diámetro menor a 2.5 micras) para el periodo de 24 horas.

“El SO2 produce problemas respiratorios como el asma porque daña los vellos o cilios nasales, que son la primera defensa frente a partículas externas que ingresarían directamente a los pulmones. Si hablamos del material particulado (PM 2.5) hablamos de partículas más pequeñas que causan también problemas respiratorios, pero más agudos como la bronquitis y la neumonía. Como AIDA estamos emitiendo un comunicado para impedir esta prepublicación se cumpla. No se pueden relajar los niveles de emisión permitidos”, indica Anna Cederstav, codirectora de laAsociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA.)

El caso de la contaminación ambiental en La Oroya es una historia de larga data. AIDA ha llevado la defensa de 79 víctimas de polución generada por Doe Run en su demanda presentada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La contaminación ambiental del Complejo Metalúrgico de La Oroya ha ido dañando la salud de los 33 mil pobladores de la ciudad. Fotografía de Giuliano Koren/AIDA.

A Cederstav le llama la atención que el Ministerio del Ambiente haya prepublicado la modificación del ECA de aire el 7 de abril. “Para mí es bien extraño que lo hayan publicado días previos a los días en que los peruanos no trabajan, que es la Semana Santa. Esta noticia ha pasado desapercibida en el ámbito público y mediático”.

De acuerdo a la prepublicación, existen 10 días hábiles para recibir diferentes opiniones de la sociedad civil. “En estos días el MINAM debe recibir opiniones diversas y lo ideal es que en caso las acepte o no, fundamente por qué tomó esa u otra decisión. Luego de ello, la modificación del ECA de aire debe ser discutida en Consejo de Ministros para finalmente ser publicada como decreto supremo. Espero que el Ministerio de Salud se pronuncie como se debe”, afirma Mariano Castro.

Cederstav añade que en la modificación se ignora al arsénico como factor dañino a la salud humana. “Existen registros de presencia de arsénico en mayores de edad y menores. No es posible que no lo hayan considerado en la modificación del ECA de aire”, sostiene.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala los efectos dañinos que produce el arsénico en el cuerpo humano: “Los síntomas inmediatos de intoxicación aguda por arsénico incluyen vómitos, dolor abdominal y diarrea. Seguidamente, aparecen otros efectos, como entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies o calambres musculares y, en casos extremos, la muerte”.

Liliana Carhuaz, miembro del Movimiento por la Salud de La Oroya (MOSAO) y afectada por la contaminación ambiental del complejo metalúrgico, critica también la modificación del ECA de aire. “Es exagerado. Nuestros abogados en AIDA van a presentar un pronunciamiento y también se hablará sobre esto el jueves 20 de abril. Se reunirá el Grupo de Estudio Técnico del Aire (GESTA), fundado hace unos años justamente por la condición crítica de la contaminación en La Oroya. Nosotros como afectados estaremos como invitados para hacer escuchar nuestra voz”, declara a Mongabay Latam.

“El fin del Ministerio del Ambiente es resguardar la salud de la población nacional y los ecosistemas peruanos, no dar pie a la inversión privada flexibilizando el monitoreo y fiscalización ambiental. Además, esta nueva disposición del ECA no solo afectará a la población de La Oroya, sino a todo el Perú por ser de carácter nacional. Debemos tener en cuenta ello”, finaliza Mariano Castro.

 

Foto de portada: Milton López Tarabochia/Mongabay Latam.

Artículo publicado por
, ,