Investigadores encuentran muchas, muchas mariposas nocturnas en un Parque Nacional Boliviano (Fotos)

  • La expedición Identidad Madidi estudia el poco conocido Parque Nacional Madidi de Bolivia.
  • El equipo de investigación ya ha encontrado muchas especies que son nuevas para el parque – incluso una rana completamente nueva para la ciencia.
  • Los científicos estiman que hay 10.000 especies de mariposas nocturnas que podrían vivir en Madidi.

Una importante expedición que tuvo lugar en septiembre en el Parque Nacional Madidi de Bolivia apuntaba a resolver solamente cuántos vertebrados viven en esa región poco explorada. Pero a lo largo del camino, también se echa luz sobre la diversidad de los invertebrados del parque. Los científicos de la expedición estiman que 10.000 mariposas nocturnas podrían habitar en una amplia selección de ecosistemas en Madidi.

Identidad Madidi consta de decenas de biólogos y guías, más que nada de instituciones bolivianas, quienes se dedicarán el próximo año y medio a supervisar 14 sitios a través del Parque Nacional Madidi, de un tamaño similar al de Connecticut —uno de los lugares con mayor biodiversidad en el mundo. La misión es llevarlos de la tierra baja del bosque pluvial amazónico a 590 pies sobre el mar hasta las montañas andinas, cubiertas de nieve, a 19.800 pies. Ya con un par de sitios en su haber, ellos han logrado 60 nuevos registros de vertebrados para el parque, inclusive una nueva especie de rana con patas naranjas y tres probables nuevas especies de bagre. También se han encontrado con dos murciélagos descritos hace poco, uno de ellos con la lengua más larga del mundo en relación al tamaño de su cuerpo.

Aunque se centren en los vertebrados, los investigadores también están atentos a los invertebrados que se han encontrado. La Sociedad de Conservación de Vida Silvestre, una institución que participa en la expedición, publicó una galería de algunas de las mariposas nocturnas más bellas y extrañas que el equipo de Identidad Madidi había encontrado hasta el momento.

«Las mariposas nocturnas son, por lo general, muy bellas y presentan una diversidad de formas y dibujos», dijo Fernando Guerra Serrudo, el entomólogo de la expedición e Investigador Asociado de la Recopilación de Fauna Boliviana y del Instituto de Ecología. «En Bolivia, varias especies se conocen en la región como ‘taparaku’ y se les tiene temor debido a la creencia de que cuando se las encuentra en una casa significa que alguien de ese hogar morirá. En la mayoría de los casos, los adultos de estas especies no se alimentan y tienen muy mal desarrolladas las mandíbulas. Todo el propósito de sus vidas es reproducirse».

Actualmente, Identidad Madidi hace una estudio de los altos Andes, parte del Parque Nacional Madidi, donde han visto tales animales como los zorros andinos (Lycalopex culpaeus) y los patos torrentes (Merganetta armata). Sigue adelante con su aventura visitando su página de Facebook y sitio web.

Algunas de las mariposas nocturnas fotografiadas aquí debajo se encontraron en el primer lugar inspeccionado por la expedición Identidad Madidi, la cual se caracterizó por las praderas onduladas y la galería de bosques. Foto por: Morgan Erickson-Davis.
El entomólogo Fernando Guerra Serrudo monitoriza su trampa de luz, la cual usaba para atraer e identificar a las mariposas nocturnas. En las primeras dos semanas de la expedición, los investigadores identificaron 82 especies de avispas y mariposas, 39 de las cuales eran nuevas para el parque. Foto por: Morgan Erickson-Davis.
Xylophanses amadis. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Oospila albicoma. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Rhodochlora endognoma. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Adhemarius dentoni. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Especie indefinida. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Oxydia Angusta. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Xylophanes amadis. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Automeris amanda. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Pantherodes pardalaria. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Symphelbia fulminans. Foto por: Mileniusz Spanowicz/WCS.
Artículo publicado por