Perú perdió dos millones de hectáreas de bosques primarios en dos décadas