El científico boliviano también cuenta que los recorridos de Palca han mostrado lugares que parecen importantes para conservación del cóndor. “Ha viajado hasta cerca de Oruro, un lugar que siempre se dijo que era importante para esta especie y Palca lo está confirmando”.

Pero Palca no es la única cóndor a la que monitorean. Hasta el momento han sido tres los cóndores a los que Méndez y su equipo han logrado instalar los equipos GPS para hacerles seguimiento.

“El año pasado [2019] instalamos un GPS a un cóndor macho adulto y lo seguimos poco más de un mes. Visitó zonas de puna y el bosque tucumano. Luego perdimos el contacto”, cuenta Méndez.

El 8 de marzo, Palca alzó vuelo en los Andes de Bolivia. Foto: Isabel Gómez.

A esta investigación se ha sumado ahora Nina, una cóndor hembra que fue rescatada de los incendios de 2019 en Bolivia. “El 30 de julio [de 2020] instalamos el GPS a Nina, una hembra de 8 años. A fines de agosto, Nina y Palca coincidieron en el límite entre La Paz y Cochabamba”, comenta con entusiasmo el científico.

Lee más | Día Mundial de las Aves: los peligros que enfrenta el cóndor andino en Sudamérica

La historia del rescate

A Palca la rescataron el 12 de enero de 2019, casi dos meses antes de su liberación. La vieron caer en picada en un sector entre los nevados Illamani y Mururata y luego de recogerla prácticamente desmayada, la llevaron al centro de salud del pueblo.

Decenas de personas acompañaron a Palca en su primer vuelo. Foto: Isabel Gómez.

En ese momento, no sabían qué hacer con ella, así que la trasladaron a La Paz, y la presentaron en un canal de televisión. Su aparición llamó la atención de Méndez y también de Andrea Morales, administradora del Zoológico Municipal Vesty Pakos, de La Paz, donde finalmente se  recuperó Palca.

“Estaba en muy mal estado y sometida a un tremendo estrés”, dijo Morales, quien inició las gestiones para que la enviaran al zoológico con el fin de que le realicen análisis y se mantenga en cuarentena para su recuperación.

Así empezó la historia de esta cóndor hembra que ha vuelto a recorrer los Andes bolivianos y que está ofreciendo información valiosa a la ciencia sobre la situación de esta especie emblemática de Sudamérica.

El proyecto que lidera Méndez busca colocar los transmisores satelitales en por lo menos 30 cóndores a lo largo de la Cordillera Oriental de Bolivia. Su campo de acción empieza en la Cordillera de Apolobamba, en el departamento de la Paz, cerca del límite con Perú, y se extiende hasta la frontera con Argentina.

La partida de Palca fue motivo de celebración. Foto: Isabel Gómez.

 

Hasta ahora, son tres los cóndores a los que se les ha instalado el transmisor, pero solo dos, Palca y Nina, aún lo llevan consigo.

El GPS ha sido colocado con una especie de mochila preparada a la medida de cada animal, elaborada con material especial que no ocasiona molestias en su piel o plumaje y cuyo peso no llega ni al 3 % de su peso. Las baterías de este equipo se cargan con luz solar y tienen una duración promedio de tres años, tiempo suficiente para seguirles la pista.

En marzo de 2019, Palca fue despedida por decenas de personas. Hubo una gran expectativa en el pueblo del mismo nombre hasta donde llevaron de regreso a la cóndor para liberarla. Decenas de personas entre escolares, maestros, padres de familia, autoridades y científicos acompañaron al cóndor hasta el sector de Choquecota, lugar elegido para dejarla volar.

Cuando Palca alzó vuelo, otros dos cóndores aparecieron y la acompañaron. La cóndor se alejó con ellos cargando su mochila con el GPS y una banda con un visible número 1 en sus alas. Palca ha sido la primera cóndor en todo Bolivia a la que se le colocó un transmisor satelital.

Lee más | Perú: Queuña Raymi, una fiesta campesina para poblar de bosques las alturas del Cusco

Una especie amenazada

Durante los días que Palca estuvo en cuarentena en el Zoológico Municipal Vesty Pakos, la cóndor fue sometida a diversos análisis. Se le tomaron pruebas de sangre y parasitológicos para medir el nivel de intoxicación por plomo, un problema que se presenta en los animales carroñeros porque muchas veces consumen los restos de perdigones que quedan en los cuerpos de otras especies que fueron impactados por balas de cazadores.

El cóndor andino figura como una especie Casi Amenazada según la Lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y su población en todos los países de Sudamérica donde habita —Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú— se calcula en 6700 individuos.

En el año 2015 se realizó un encuentro en Lima, Perú, que reunió a expertos en cóndor andino de todos los países en los que habita. A partir de la información recogida durante esa cita se ha presentado un informe a la UICN para que revise su categorización y se eleve a Vulnerable el nivel de riesgo para esta especie.

Rob Wallace, de Wildlife Conservation Society (WCS) Bolivia, explica que desde Argentina hasta Venezuela, el cóndor está clasificado como Vulnerable, Amenazado o Críticamente Amenazado. “El documento nos ha permitido conversar con la UICN recientemente y muy pronto el cóndor andino va a ser reclasificado como Vulnerable, reconociendo la situación de riesgo que sus poblaciones están enfrentando”.

Imagen principal: La cóndor Palca. Foto: Rob Wallace. 

———-

Videos | ¿Qué es la acidificación de los océanos?

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en la región, puedes revisar nuestra colección de artículos.


Si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Facebook | Cámaras trampa registran en los bosques de Oaxaca pumas, venados, yaguarundíes y más


Artículo publicado por yvette
, , , , ,