Lee más | Madre de Dios: los defensores ambientales que resisten en la selva de Perú

Una cicatriz en Sierra del Divisor

 

El primer hito de esta historia comienza en el 2011, cuando Sierra del Divisor era aún una Zona Reservada y estaba en proceso de alcanzar una protección legal definitiva. Esta clasificación no era suficiente para defender un ecosistema tan especial de peligros como la tala ilegal y el narcotráfico, pues si bien estaba en camino de convertirse en un parque nacional —lo que ocurrió en el 2015—, aún el territorio no tenía la particularidad de ser considerado un espacio intangible.

En ese tiempo, los guardaparques tenían que dedicar buena parte de su tiempo a explicarles a los pobladores locales que Sierra del Divisor debía ser respetada. Y esta fue una de las razones por las que, en julio de 2011, Sernanp le envió una comunicación a Leovigildo Guzmán Chávez, representante legal de la empresa Consorcio Maderero SAC, informándole sobre los límites geográficos y las exigencias propias de un área protegida.

Hasta ahí no había problema. Pero un mes después de que la empresa recibió la comunicación, como consta en la carpeta fiscal a la que tuvo acceso Mongabay Latam, la jefatura de Sierra del Divisor recibió una solicitud del Gobierno Regional de Loreto, en la que pedían verificar la compatibilidad para la construcción de un camino de extracción forestal cerca de la Zona Reservada. La empresa interesada en la apertura de esta vía era, precisamente, la de Guzmán Chávez, Consorcio Maderero SAC.

 

 

Sernanp negó de inmediato toda posibilidad, porque la vía no solo estaba situada muy cerca de la Zona Reservada —a dos kilómetros—, sino que se superponía con una propuesta para la creación del Área de Conservación Regional (ACR) Aguas Calientes, considerada, paradójicamente, por el Gobierno Regional de Loreto (GORE Loreto) un espacio prioritario para la conservación. Sernanp recomendó, por lo tanto, priorizar el transporte fluvial para trasladar la madera extraída.

A pesar de esta recomendación, el camino se abrió y la jefatura de Sierra del Divisor interpuso una denuncia, en julio de 2012, ante la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Loreto. En ese momento, el camino se encontraba a 2 kilómetros del área protegida.

Para justificar la apertura de la vía y ante la negativa del Sernap, la empresa Consorcio Maderero SAC presentó un expediente ante la Gerencia Regional de Infraestructura en el que argumentaba que se trataba del mejoramiento de un camino que ya existía. El Gobierno Regional de Loreto aprobó esta figura de «mejoramiento» de un camino rural entre la comunidad ribereña Isla Baños, la comunidad shipiba Nuevo Canchahuaya hasta la concesión forestal Consorcio Madera SAC.

De acuerdo con las imágenes satelitales, la vía empieza a aparecer desde el 2012 y llega a la concesión en el 2015. Desde ese entonces hasta la fecha se han abierto caminos forestales dentro de las concesiones otorgadas. Imagen: Rainforest Foundation US.
De acuerdo con las imágenes satelitales, la vía empieza a aparecer desde el 2012 y llega a la concesión en el 2015. Desde ese entonces hasta la fecha se han abierto caminos forestales dentro de las concesiones otorgadas. Imagen: Rainforest Foundation US.

Las imágenes satelitales, sin embargo, se encargaron de traerse abajo este argumento. Como se observa en el mapa realizado por Rainforest Foundation, la deforestación avanzó paralela a la apertura de este nuevo camino que con el paso de los años llegó hasta la concesión. Este tipo de evidencia fue la que la Procuraduría del Ministerio del Ambiente, en octubre de 2014, le hizo llegar a la fiscalía para demostrarle la destrucción del bosque a ambos lados del trazo del camino.

Cuatro meses después, en febrero de 2015, se abrió finalmente una investigación preliminar contra Consorcio Maderero SAC por el presunto delito de alteración del paisaje.

Hasta ese momento la carretera no había pasado por el Parque Nacional Sierra del Divisor. ¿Cómo continúo la obra?

Lee más | Perú: nuevas vías atraviesan territorios indígenas y desatan deforestación

Un tractor en el área protegida

 

A la demanda del Sernanp, se sumaron otras voces. El consejero regional José Francisco Quispe y biólogos del Programa de Conservación, Gestión y Uso Sostenible de la Diversidad Biológica de Loreto (Procrel) expresaron su rechazo frente a la apertura de un camino forestal por la empresa Consorcio Maderero SAC.

“Es una amenaza para lo que queremos hacer en esa área”, dijo Alicia Rengifo, bióloga del Procrel, organización que impulsa la creación de la ACR Aguas Calientes. “No debería prosperar esa vía”, agregó el consejero Quispe, como consta en un acta de una sesión del Consejo Regional de Loreto en junio de 2013.

Para proteger los intereses de Loreto, se aceleró el proceso para la futura declaratoria del área de conservación regional.

“El objetivo de conservación es la montaña Cerro de Contamana donde existen minerales y cuarzo, así como especies únicas”, agregó la bióloga Rengifo.

Para conservar la biodiversidad del parque y el espacio de la futura ACR necesitaban también que la investigación preliminar avance y para ello el fiscal a cargo del caso, Pablo Ormeño, debía inspeccionar la zona. Ormeño llegó el 26 de agosto de 2015, con apoyo logístico de la empresa Consorcio Maderero SAC, y allí lo esperaban los fiscales de la Procuraduría del Ministerio del Ambiente.

Durante la diligencia se halló nueva evidencia: el camino se había expandido. La longitud de la vía principal era de 60.7 kilómetros y los caminos secundarios habían sumado 40 kilómetros más. En algunos tramos, la vía alcanza los 20 a 30 metros de ancho, según la denuncia adjunta a la carpeta fiscal.

Según el expediente fiscal, este fue el escenario que encontraron los guardaparques dentro del área protegida. Se había abierto una vía que comprometía una fuente de agua dentro de Sierra del Divisor. Foto: Ministerio Público.
Según el expediente fiscal, este fue el escenario que encontraron los guardaparques dentro del área protegida. Se había abierto una vía que comprometía una fuente de agua dentro de Sierra del Divisor. Foto: Ministerio Público.

Pero la visita aún tenía reservada una sorpresa más. Unos kilómetros antes de llegar al fin de la vía, que es el territorio donde opera la concesión de Consorcio Maderero SAC, los guardaparques del Sernanp encontraron un área de 1500 metros cuadrados deforestados dentro del ámbito de la Zona Reservada Sierra del Divisor.

El daño era evidente. El suelo estaba removido, la vía obstruida por trozas de madera que llegaban hasta una quebrada y un tractor en medio de la selva. Aunque el representante legal de la empresa, Leovigildo Guzmán, indicó que era un error y que la maquinaria se encontraba averiada, los guardaparques hallaron huellas del tractor dentro del área protegida.

Guzmán dijo, entonces, que el desbosque lo ocasionaron terceros y que la señalización de los límites de Sierra del Divisor no estaba clara, a pesar de que en el 2011 el Sernanp le envió un documento a Guzmán informándole de los los límites de la Zona Reservada.

“Los guardaparques pueden encontrarse haciendo cualquier actividad, pero si encuentran indicios de delito, tienen el deber de reportarlo”, dijo el director de Gestión de las Áreas Naturales Protegidas, José Carlos Nieto.

Desde ese momento, no se registraron más ingresos al Parque Nacional.

Esta es otra de las fotografías tomadas ese día. Un tractor estaba dentro del área protegida. La empresa dijo que se puso por error en ese espacio, pero que la máquina no estaba operativa. Foto: Ministerio Público.
Esta es otra de las fotografías tomadas ese día. Un tractor estaba dentro del área protegida. La empresa dijo que se puso por error en ese espacio, pero que la máquina no estaba operativa. Foto: Ministerio Público.

Mongabay Latam buscó a Leovigildo Guzmán, representante legal de la empresa Consorcio Maderero SAC, y a su hijo, Nelson Guzmán. Este último respondió:  “Esos temas los ve mi padre. Nuestra carretera no pasa por el área protegida y nuestra concesión es antigua. Se nos cargan un montón de acusaciones y no nos dejan trabajar”. Se comprometió a ponernos en contacto con su padre, pero al cierre de esta nota no hubo comunicación alguna.

Con todas las evidencias reunidas, Sernanp sancionó a la empresa con una multa que bordea los 294 000 soles (US$ 89 mil). Consorcio Maderero SAC se negó a pagar e inició un proceso judicial.

En cuanto a la denuncia penal por alteración de paisaje, el fiscal en materia ambiental Pablo Ormeño se negó a formalizar y continuar con la investigación preparatoria hasta en dos oportunidades. Sin embargo, en mayo de 2017, la Primera Fiscalía Penal de Loreto le ordenó definitivamente a la FEMA formalizar esta investigación. Ha pasado ya un año y aún no hay resultados de este proceso, que de prosperar podría devenir en una pena privativa de libertad no mayor de cuatro años.

Según las imágenes satelitales, en junio del 2015 no se observaba ninguna vía abierta. En setiembre del mismo año, sin embargo, ya se registraba en las imágenes el ingreso de la vía dentro de Sierra del Divisor. Imagen: ACCA.
Según las imágenes satelitales, en junio del 2015 no se observaba ninguna vía abierta. En setiembre del mismo año, sin embargo, ya se registraba en las imágenes el ingreso de la vía dentro de Sierra del Divisor. Imagen: ACCA.

Lee más | Golpe contra la mafia: 12 integrantes de la red criminal «Cumaleros del Oriente» detenidos por traficar madera en Perú

El último episodio

 

El último capítulo de esta tensa historia entre la empresa Consorcio Maderero SAC y Sierra del Divisor ocurrió hace menos de un mes. Fue cuando Kenjy Terán, gerente regional de Desarrollo Forestal y Fauna Silvestre de Loreto, le solicitó a la jefa del Parque Nacional Sierra del Divisor una nueva opinión técnica para la aprobación de un Plan General de Manejo Forestal y Plan Operativo de otra concesión colindante con la zona de amortiguamiento del área protegida. ¿Qué empresa sería la beneficiada? Consorcio Maderero SAC. El comunicado señalaba que ya se le había otorgado a la empresa un nuevo contrato de concesión, pero que para operar necesitaba que los planes contaran con una opinión favorable del Sernanp.

La gestión regional anterior le otorgó la concesión al consorcio sin preguntarle al Sernanp si esta actividad era compatible con el área. Y aunque la unidad de aprovechamiento de la concesión fue aprobada en el 2003, el Sernanp señala que ante una nueva actividad en el área colindante de un área protegida, es decir, una nueva actividad de extracción, les corresponde emitir opinión.

Mongabay Latam conversó con el ingeniero Terán, quien señaló que su despacho no ve necesario anular el proceso porque la zona ya estaba destinada para el aprovechamiento forestal. “Solo tenemos que regularizar con la opinión de Sernanp sobre los planes de trabajo de la maderera. No se necesita ningún pedido previo de compatibilidad”, dijo Terán.

“Se ha dado una autorización ilegal de derechos, ya que la ley establece que debe haber una opinión técnica de compatibilidad y luego otra sobre los planes operativos”, agregó Julio César Guzmán, procurador público del Ministerio del Ambiente.


En los últimos años, ha continuado la apertura de los caminos forestales en la zona norte del Parque y oeste de la Zona Reservada. En el 2017 fue de 45,4 kilómetros y en el 2018 de 8.9 km. Imagen: Rainforest Foundation US.

Lee más | Cuatro países de Latinoamérica en la lista mundial de los más devastados por la deforestación en el 2018

Más caminos cerca de áreas protegidas

 

Cuando en diciembre de 2015 se determinó que Sierra del Divisor se convertiría en Parque Nacional, se consideró proteger 1 354 000 hectáreas. En las 62 000 hectáreas restantes —que se conservan como Zona Reservada— el Gobierno Regional de Loreto tenía planeado crear la ACR Aguas Calientes, propuesta que abarca incluso un territorio más amplio.

Aunque el proyecto para declarar la ACR camina lento, la Zona Reservada sigue manteniendo la categoría de espacio protegido.

Para el procurador Guzmán, los problemas aparecen cuando no existe una fiscalización de las proyectos viales como es el caso del camino rural de esta historia. “La aprobación se hace en gabinete y no se verifica en el campo. No compruebo si existe una línea base para el mejoramiento de una vía y si es que se va a abrir una vía completamente nueva”, dice el abogado. Guzmán señala que esta práctica está originando la proliferación de vías de menor escala que amenazan los bosques de la Amazonía.

José Carlos Nieto del Sernanp comenta que ante esta situación, este mes han comenzado a trabajar con el Serfor en un protocolo conjunto que pueda permitirles un mejor control de este tipo de caminos en zonas de amortiguamiento. “Sabemos que aunque las trochas forestales son legales, pueden abrir espacio a actos ilegales como la tala. Por eso queremos tener una mejor planificación y poder tener opinión sobre dónde se abren”, comenta el funcionario.

Imagen central:La vía de 60 kilómetros se abre en medio de la selva al norte del Parque Nacional Sierra del Divisor. Según la denuncia del Sernanp, por tramos llega a medir 30 metros de ancho. Foto: Rainforest Foundation US.

Videos Mongabay Latam | La situación ambiental en Perú



Conoce más de la situación ambiental en Perú: cámaras trampa, minería ilegal, narcotráfico y más.

 

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en el Perú, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Artículo publicado por alexa
, , , ,