1.Bolivia: Mafia le arranca los colmillos al jaguar, el gran felino de América

 

Entre el 2013 y el 2016, la Dirección de Biodiversidad, con el apoyo de la Policía Forestal y Ecobol, incautó un total de 380 colmillos y puso en evidencia la matanza de 95 jaguares y el tráfico de partes de este felino hacia China. Por cuatro colmillos de jaguar, una piel, 10 garras y los genitales se paga entre 2000 y 3000 dólares en Bolivia, sin embargo este monto se dispara en el mercado asiático alcanzando la suma de 20 000 dólares. Esta ganancia es comparable a la del tráfico de cocaína, puesto que en Bolivia por un kilo de este alcaloide se paga 2500 dólares y en el mercado internacional alrededor de 25 000.

En esta red de tráfico, los compradores pequeños o minoristas se dedican a recorrer los poblados y comunidades rurales preguntando si “alguien tiene colmillos de tigres”, tentando con dinero a quien levante la mano. Pobladores que viven en la localidad de Sena, en el departamento de Pando en Bolivia, señalan que ciudadanos chinos les pagan alrededor de 215 dólares por cada colmillo de jaguar. Una cantidad que dicen nunca haber visto antes y mucho menos por un par de colmillos que hasta entonces creían que no valían nada.

Este reportaje recibió el Premio Especial Iberoamericano de Periodismo Ambiental y Sostenible del Premio Rey de España.

Lea la historia completa aquí.

2.Perú: mafias arremeten contra la población de jaguares en Iquitos

 

Gabriela, una vendedora de pieles y colmillos de jaguar de una comunidad cercana al río Amazonas, en Iquitos, que pidió mantener en reserva su identidad, le explica a sus compradores cómo deben hacer para ocultar los colmillos  de las autoridades. “Nosotros agarramos las hojitas sequitas y les envolvemos, bien envueltitos, bien bonito. Y les enseñamos que ellos tienen que esconderlo en medio de la ropa. Varias veces ya hemos hecho pasar así, porque si los encuentran les quita la aduana’’.

Gabriela confirma que ha crecido la demanda por las partes del jaguar en esta ciudad de la Amazonía peruana. “El año pasado nos faltó colmillos. Y cada grupo que entró semanalmente me preguntó si tenía colmillos. Hace una semana entraron los ‘chinitos’ y me preguntaron si tenía más colmillos para vender’’.

Nuestra visita a tres mercados de Iquitos muestra que el problema sigue vigente y la demanda en ascenso. En solo siete días constatamos la venta de 44 colmillos de jaguar, cuatro cráneos, cinco pieles y unas 70 garras, productos que confirman la muerte de 24 jaguares. Sumado a ello, un gran número de vendedores no solo afirmó haber tenido productos derivados de jaguar a la venta, sino que pronto los cazadores llegarán con más partes del felino, en cuando el nivel del río baje.

 

Lea la historia completa aquí.

3.La cruel matanza de jaguares para el mercado negro de Surinam

 

El jaguar es el felino más grande de América y su caza indiscriminada lo tiene en peligro. Figuran como ‘Casi Amenazados’ en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), solo alrededor de 173 000 jaguares permanecen en libertad y se cree que la población ha disminuido entre un 20 y un 25 % durante 21 años, según un artículo publicado en marzo de este año en la revista científica Plos One.

En Surinam son asesinados de manera cruel, principalmente, para vender partes de su cuerpo que se utilizan en la medicina tradicional asiática. Una investigación de 10 meses de World Animal Protection descubrió este comercio ilegal, que ocurre frecuentemente en los sitios mineros y madereros del país, especialmente de propiedad china.

En esa extensa investigación, miembros de la organización entrevistaron a cazadores, guardabosques, comerciantes que venden dientes de jaguar y joyas y conservacionistas. Lo que encontraron fue una cadena de caza y comercialización secreta, con una alta evidencia de crueldad. Los jaguares pueden ser rastreados durante horas o días y son asesinados con múltiples disparos.

Muchas veces los jaguares son atados y transportados de pueblo en pueblo hasta llega a su destino final. Foto: World Animal Protection.
Muchas veces los jaguares son atados y transportados de pueblo en pueblo hasta llega a su destino final. Foto: World Animal Protection.

Lea la historia completa aquí.

4.Venezuela: científicos intentan salvar población de jaguares en Zulia

 

Hace doce años, María Fernanda Puerto decidió dedicar su vida al estudio de los jaguares. Entonces la bióloga venezolana trabajaba en su tesis de licenciatura y su curiosidad científica no la llevó por el camino más sencillo, por el contrario, la trasladó a uno de los lugares más peligrosos para esta especie en su país: la zona sur del lago de Maracaibo, en el estado de Zulia.

Hasta ese momento, la población de este felino que habita el occidente de Venezuela era una de las menos estudiadas y para la joven bióloga no había pregunta científica que no tuviera cabida. Empezó por tratar de estimar el tamaño del grupo con el que trabajaría, por saber más del éxito reproductivo de este felino conocido bajo el nombre científico de Panthera onca, por detectar las amenazas y las causas detrás de la evidente pérdida de hábitat. Para consolidar su objetivo creó el Proyecto Sebraba.

Los años de estudio los llevaron a establecer que fuera de las áreas protegidas los jaguares se encuentran amenazados por el avance agresivo de la ganadería y la agricultura. Esto sumado a la caza ilegal, a la crisis económica que lleva a la población local a consumir las presas predilectas de los jaguares y, como consecuencia, agudizar el conflicto hombre-jaguar.

 

 

Lea la historia completa aquí.

6.La frontera del jaguar: confirman presencia del felino en áreas protegidas de Perú, Ecuador y Colombia

 

129 Cámaras trampa se instalaron en tres áreas protegidas del denominado corredor Napo–Putumayo, en la triple frontera entre Perú, Ecuador y Colombia, para determinar la ocupación y abundancia del jaguar (Panthera onca).

Se trata del primer monitoreo transfronterizo para esta especie que realizó la Estrategia Regional para la Conservación del Jaguar, liderada por WWF, en la que participaron comunidades indígenas y guardaparques de las zonas protegidas en cada país.

Las primeras estimaciones indicaron la presencia de 1.5 jaguares por cada 100 kilómetros cuadrados, lo que ha permitido estimar que en la triple frontera podría haber unos 2000 felinos.

Lea la historia completa aquí.

7.Catorce países de América Latina se unen para salvar al jaguar

 

Catorce países se unen para crear el Plan Jaguar 2030, un plan regional para la conservación del felino más grande del continente y de sus ecosistemas que se ha convertido en la hoja de ruta para asegurar la supervivencia de esta especie.

Este plan atacará el problema priorizando cuatro acciones: la conectividad, las acciones que cada país debe tomar para proteger a esta especie y sus ecosistemas, la conservación de los corredores por los que se desplazan los felinos, y la identificación y establecimiento de 30 paisajes prioritarios de conservación con miras al año 2030.

Otras historias publicadas sobre las amenazas que enfrenta este felino y las estrategias científicas para conservarlo:

 


 

Foto principal: Las alertas recientes de deforestación en Colombia amenazan el hábitat de los jaguares. Foto: PROCAT Colombia.

Videos Mongabay Latam | La situación del jaguar en Latinoamérica



Conoce más sobre la situación de los jaguares en Latinoamérica: las amenazas del interés chino, cámaras trampa y las iniciativas de conservación nacionales y regionales.

 

Si quieres conocer más sobre animales de Latinoamérica y el mundo, puedes revisar esta colección de artículos de Mongabay Latam. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Artículo publicado por michelle
, , , , , , ,